La magia del lugar hará olvidarte del tiempo

Mola Castellona

Situados bajo la Mola Castellona, sus verticales paredes, asombran y de que manera.

2ª etapa de un total de dos jornadas de senderismo-excursionismo en el Parque Natural dels Ports, en la comarca del Baix Ebre (Tarragona).

Comenzaremos desde el Nou Refugi Caro y por el GR7/Estels del Sud, ascenderemos hasta el Coll dels Pallers. Poco después dejamos las marcas homologadas y nos desviaremos hacia la Roca Contadora, por terreno agreste, por la que cruza un sendero a veces muy poco definido y más complicado de seguir.

El siguiente punto que visitaremos es Els Bassis de Caro, ubicado en el barranco de Desferra Cavalls, único lugar donde coger agua.

Pasaremos por la base de la Mola del Moro, con opción a subir hasta su cima plana por un paso expuesto con trepada solo apto para personas acostumbradas.

Hacia la base de la Mola Castellona, cruzaremos el profundo barranco de la Geganta y esta vez rodeando la Mola por el Sur con respecto a la primera etapa, descenderemos con fuerza para terminar en el parking del barranco de la Caramella, disfrutando de imponentes vistas hacia las cascadas de este espectacular barranco.

Este itinerario no es recomendable para senderistas poco habituados a terrenos con cierto aspecto técnico, con ello nos referimos a pendientes muy pronunciadas e irregulares, a veces pedregosas, donde se requiere estar mínimamente habituados y en buena forma física.

No es aconsejable realizar esta ruta en épocas de calor, ya que esta parte de la sierra queda orientada al Este y es la zona más expuesta.

También es muy aconsejable usar el GPS si no se conoce bien la zona.

Como hemos adelantado antes, dispondremos solo de un punto donde poder coger agua, en Els Bassis de Caro.

  • El itinerario:

Nou Refugi Caro – Coll del Pallers – Roca Contadora – Bassis de Caro – Mola del Moro – Barranco de la Geganta – Base Mola Castellona – Barranco de la Caramella – Mas de Carvallo – Parking de la Caramella

INTRODUCCIÓN Y DATOS TÉCNICOS DE LA TRAVESÍA COMPLETA

No vamos a describir con mucho detalle el recorrido, solo intentaremos mostraros por donde vamos a transcurrir, no obstante los datos que se facilitarán pueden ser interesantes y complementan muy bien con el uso del GPS.

Esta nueva etapa la comenzamos donde la terminamos el día anterior, en el Nou refugi Caro.

Nou Refugi Caro

Comenzamos desde el Nou Refugi Caro

Tomamos la pista en dirección Fredes (izquierda según bajamos del refugio) y seguimos fielmente las marcas conjuntas rojo-blanco del GR7 y las estrellas azules de la gran travesía de Puertos, Estels del Sud. Lo hacemos para subir hasta el Coll dels Pallers.

Hacia el Coll dels Pallers

El GR7 y Estels del Sud, asciende por un bonito sendero hasta el Coll dels Pallers

Roca en el Coll de Pallers

Una de las inconfundibles rocas que delatan la ubicación del Coll dels Pallers

vistas desde el Coll dels Pallers

Imponentes vistas desde el Coll dels Pallers

Descendemos del collado y en muy poco y justo después de “deslizarnos” por una roca, nos topamos con una encrucijada de senderos, el GR7/Estels del Sud, se dirigen por la derecha hacia el refugio Font Ferrera, con marcas rojas y de frente iríamos hacia Cova Ebre-Lloret etc y a la izquierda, también con marcas rojas nuestra dirección, hacia la Roca Contadora.

Hacia Roca Contadora

Este tramo desde el Coll de Pallers hasta Roca Contadora, hay sectores en el que la senda queda muy poco definida y se hace más complicado su seguimiento

Después de un buen trecho por este tramo más intuitivo y con muy buenas vistas, llegamos a la Roca Contadora.

Llegando a la Roca Contadora

Llegamos a la Roca Contadora. Se dice que antiguamente contaban el número de animales del rebaño pasándolos a través del estrecho paso entre estas alargadas rocas.

El próximo objetivo es llegar al único punto donde podemos llenar nuestras botellas de agua, en el barranco de Desferra Cavalls, se encuentra els Bassis de Caro, un lugar con mucho encanto donde podemos también contemplar un viejo ejemplar de tejo.

Bassis de Caro

Llegamos al Bassis de Caro, bonito paraje y único lugar donde poder coger agua

Tejo

Cerca de la fuente del Bassis de Caro, se encuentra este monumental tejo

Continuamos descendiendo por el barranco de Desferra Cavalls, siguiendo la indicación de la Mola del Moro que hemos visto justo al llegar al Bassis.

Pronto dejamos el barranco para subir en un cruce hacia la izquierda, aquí también vemos las típicas indicaciones de chapa en la roca.

Llegamos al punto donde nos ceñimos a una gran pared algo abovedada, en la que hay alguna marca roja, aquí hay que estar atentos para dejar la línea de la pared y descender con fuerza hacia la derecha sin apenas ver el sendero claro, pero con marcas rojas.

Fuerte descenso

Junto a la pared abovedada, estaremos atentos para descender con fuerza, hay unas marcas rojas

Paso rocoso en Els Ports

Volvemos a ascender y pasamos por este curioso paso entre grandes rocas

Después de sortear este gran escollo, nos enfrentamos a la Mola del Moro, a la que podemos terminar por subir si queremos, con una trepada de no apta para todo el público.

Lugar de trepara en la Mola del Moro

Iniciando el ascenso final donde se requiere unas mínimas aptitudes de escalada

Acceso a la cumbre del Alto del Moro

Un acceso relativamente razonable en la subida y más peliagudo en la bajada, da acceso a lo más alto de la Mola del Moro

Desde la Mola del Moro

Desde la Mola del Moro, las vistas hacia el delta del Ebro son magníficas si el tiempo nos lo permite.

Si hemos decidido subir a la Mola del Moro, después de hacerlo, volvemos al collado desde el que accedimos a ella y continuamos nuestro sendero, ahora en ligero descenso.

Vistas de la Mola del Moro

Descendemos del collado por el que hemos accedido a la última parte de la Mola del Moro y nuevamente se nos presenta imponentes vistas, hacia atrás dejamos la Mola del Moro.

Nos adentramos en un entorno que no dejará indiferente a nadie, el barranco de la Geganta es salvaje, pero solo lo cruzaremos para ascender hasta la base de la Mola Castellona.

Cara sur de la Mola castellona

Pasamos por la vertiente sur de la Mola Castellona

Mola Castellona

Otra perspectiva de la Mola Castellona

En el fuerte descenso hacia el barranco de la Caramella, nos unimos al punto donde coincidimos con la etapa anterior. Desde aquí queda seguir el mismo trazado hasta llegar al parking de la Caramella.

Barranco de la Caramella

Ya estamos en el último tramo, el que desciende en fuerte desnivel hasta el barranco de la Caramella

Cascada de la Caramella

Nuevamente nos asomamos hacia la espectacular cascada de la Cola de Caballo en el Barranco de la Caramella, ya lo hicimos el día anterior en la ida.

arroyo de la Caramella

También volvemos a cruzar el arroyo del barranco de la Caramella, ahora con menos caudal que el día anterior y es que no suele durar mucho tiempo estas crecidas después de las lluvias.

  • Fecha de la excursión: 2-12-2014
  •  Tipo de ruta: Ruta de etapa lineal ( el circuito completo es circular)
  • Nivel de dificultad: Alto-Muy Alto si se sube a la Mola del Moro
  • Longitud: 16’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 748mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1504mts
  • Tiempo en movimiento: 5h30′
  • Tiempo Total: 7h15′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

 

senderismo en Els Ports

Clica en el gráfico

Para hacer la travesía completa lo recomendable es comenzar desde el parking de la Caramella y dormir en el Nou Refugi Caro, pero si lo que deseáis es hacer solo esta etapa comenzando desde el refugio, con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ruta de senderismo en Els Ports.


Después de la jornada anterior, con un viento en condiciones extremas, esta nueva etapa pintaba algo más suave.

La primera parte hasta el coll del Pallers, cubierto, hacía en cierto modo preocuparnos por las vistas. No fue del todo así, ya que casi todo estaba concentrado en el interior del macizo, incluso el fuerte viento que todavía se ceñía sobre nosotros. Todo cambió al rebasar el collado, vistas, no muy profundas pero suficientes y viento amainado súbitamente…otro mundo.

Tocaba disfrutar y eso es lo que hicimos, pero tanto fue el disfrute que tuvimos que acelerar al final si no queríamos encontrarnos en un territorio sumamente salvaje más allá del ocaso.

                Fotos                     La jornada resumida