Descubre este alto muy poco conocido en la Sierra de Gudar, recorriendo parajes de gran encanto.

Río Paulejas y Linares de Mora

El río Paulejas cerca de Linares de Mora

INTRODUCCIÓN

Ruta de senderismo-excursionismo en la sierra de Gúdar (Teruel). Nos centraremos en el término municipal de Linares de Mora y partiendo desde esta preciosa población, aprovecharemos el PR-TE29 para adentrarnos en el bucólico paraje del barranco Hondo. Ascenderemos hasta el Mas de la Ermita siguiendo en parte el curso fluvial, abriéndose ante nosotros un encantador valle. Descendemos y pasamos luego por el de Paulejas y a continuación subiremos al Alto del Cerezal de 1636mts de altitud.

Desde allí, descenderemos de nuevo hasta el PR-TE29, justo en el Mas del Arenal, por el que habíamos pasado anteriormente. Desde allí volveremos por el mismo camino hasta Linares de Mora.

Un recorrido sencillo, en el que la única dificultad por decir algo, es el transcurso por el barranco Hondo, donde caminamos a menudo sin sendero, algo incómodo y a veces con cierta técnica, junto al bonito curso fluvial que cruzamos en varias ocasiones saltando de piedra en piedra.

Encontramos tres fuentes en el camino. La primera nada más comenzar, junto a la ermita de Loreto, la segunda en el Mas de Paulejas y la tercera una vez descendidos del Alto del cerezal y antes de llegar al Mas del Arenal.

  • El itinerario:

Linares de Mora – Ermita de Loreto – Mas del Arenal – Barranco Hondo – Mas de la Ermita – Mas de Paulejas – Alto del Cerezal – Fuente – Mas del Cerezal – Ermita de Loreto – Linares de Mora

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Desde la entrada de Linares de Mora, donde podemos aparcar bien nuestro coche, nos adentramos a esta población para cruzarla y disfrutar de sus estrechas y señoriales calles, para descender luego hasta la ermita de Loreto, pasando primero por el bonito puente medieval de origen islámico.

Linares de Mora

Comienzo en Linares de Mora. Lo primero es disfrutar de su encantador casco urbano

Hemos conectado con el PR-TE29 y PR-TE30, dejando este último poco más adelante.

Con las marcas blanco-amarillo del  PR-TE29, comenzamos a tomar poco a poco altura por la pista, dejándola en ocasiones para hacerlo por sendero, mientras obtenemos muy buenas vistas hacia el valle del río Paulejas.

Por el valle del río Paulejas

Por el PR-TE29, ascendemos con buenas vistas hacia el valle del río Paulejas

Sin dejar el PR, pasamos por el Mas del Arenal, lugar al que volveremos descendiendo por la ladera de la derecha unas horas más tarde.

El PR, finalmente desciende para cruzarse con el barranco Hondo, momento en el que dejamos la señalización homologada y seguimos el curso del encantador arroyo aguas arriba .

  • Nota:

Si queremos, poco antes de llegar al arroyo y desde la pista de bajada, podemos tomar un sendero por la izquierda bajo el  bosque que nos envía igualmente hasta la misma orilla, pero un poco más a la izquierda, con lo que ya sin sendero, seguiremos junto al curso del arroyo aguas arriba (trazado en el track de GPS).

Por el Barranco Hondo

Nos adentramos en el precioso barranco Hondo

senderismo en Linares de Mora

Sin sendero, avanzamos aguas arriba muy cerca del curso fluvial

Salimos del cerrado entorno, pero seguimos el camino del curso fluvial que poco más arriba parece desaparecer.

senderismo en la sierra de Gudar

Dejamos el paraje cerrado y se abre un entorno digno de contemplar.

A nuestra derecha y a una cota más alta, vemos varias masías.

Cruzando el bonito valle y sin grandes problemas alguna que otra valla de alambre, nos dirigimos hasta una de ellas, concretamente hasta el Mas de la Ermita, que calculamos más o menos en medio con respecto a las demás construcciones.

Esta zona es área de pastos y es muy posible encontrarnos con vacas en el periodo entre primavera y verano.

Mas de la Ermita

Solo nos damos cuenta de por que se llama “ermita” cuando lo vemos desde su parte frontal

Descendemos nuevamente por la pista de acceso a la masía y nos dirigimos a otra de ellas, la de Paulejas, con fuente y abravadero.

Mas de Paulejas

Llegamos al Mas de Paulejas, donde encontramos una fuente.

Dejamos atrás esta masía y en algo más de 3oomts, tomamos un camino por la derecha que pierde su trazado poco después, pero sin pérdida y en la misma dirección (Este), nos topamos con el principal, que podemos coger desde su inicio si queremos, caminando un poco más adelante por la pista.

Sin dejar este camino, ascendemos paulatinamente hacia un collado, momento en el que sin sendero, nos desviamos por la izquierda para terminar en la cota más alta de la jornada, el Alto del Cerezal.

No hay nada que nos indique que estamos en la cima, pero podemos intuirla claramente.

Las vistas quedan mermadas considerablemente por los pinos que cubren su parte alta, aunque ya hemos disfrutado de parte de ellas mientras ascendíamos.

Masias de Teruel

Ascendiendo hacia el Alto del Cerezal, disponemos de muy buenas vistas, esta hacia el Mas de Paulejas

Alto del Cerezal

Llegamos a la zona alta del Alto y antes de entrar en su cumbre boscosa, podemos pararnos a ver el grandioso paisaje

Alto del Cerezal

Llegamos a la cima del Alto del Cerezal, con encantador entorno cubierto de pinos.

Volvemos a bajar hasta el collado y seguimos ahora por la vertiente opuesta a la que subimos.

En las inmediaciones (derecha) y junto a un gran claro del bosque, se encuentra un excelente ejemplar de pino albar.

Pino albar

Nada más descender de la cima, nos encontramos con un magnífico ejemplar de pino albar.

En nuestro suave descenso, nos encontramos con algunos cruces, que seguimos siempre apostando por el de la izquierda, predominando el sentido Sureste.

Una larga lazada, finalmente nos enfila al último tramo del descenso, momento en el que con vistas hacia el Mas del Arenal que vemos más abajo, el camino queda perdido, pero sin complicaciones, nos dirigimos hasta él.

Altos de la sierra de Gudar

Por amplio camino, descendemos del Alto del Cerezal, esta vez con vistas hacia el valle del río Paulejas

En esta bajada, si antes de terminar bajando por los últimos bancales hasta el Mas del Arenal, nos desviamos un poco hacia la izquierda, continuando el trazado de un sendero hecho por el ganado, encontraremos una fuente con abrevadero, un tanto escondida entre la vegetación y la ladera de esta loma.

fuentes de la sierra de Gudar

Antes de llegar al Mas del Arenal, nos encontramos con esta fuente

Volvemos sin complicaciones hasta el Mas del Arenal, lugar donde nuevamente nos topamos con el PR-TE29, volviendo a Linares por el mismo trazado por el que vinimos.

Valle del río Paulejas

Llegando al Mas del Arenal, por donde traza su itinerario el PR-TE29

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 24-1-2015
  • Tipo de ruta: Ruta circular con ascensión
  • Nivel de dificultad: Moderado-Bajo
  • Longitud: 13’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 550mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 550mts
  • Tiempo en movimiento: 4h
  • Tiempo Total: 4h30′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

 

senderismo en Pedralba

Clica en el gráfico

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO
Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ruta de senderismo en Linares de Mora, que encontramos en misma población.

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Aprovechando entre semana la fiesta de San Vicente, Lute y yo decidimos acercarnos de nuevo a nuestra querida sierra de Gudar.

Sin apenas tiempo para diseñar una ruta I+D en condiciones, me llama la atención este alto que siempre hemos rodeado de mil maneras pero nunca habíamos subido, un alto que no llama en absoluto la atención, además, desde su cima cubierta de pinos, apenas podemos ver algún que otro hueco hacia el horizonte, pero ¿os podéis creer que no lo necesita?, o mejor dicho, no nos importó no ver más allá. Su paraje cimero con la poca nieve caída, nos invitó a quedarnos más tiempo de lo pensado, pero la amenaza del temporal parecía cercarnos .

La intención en un principio fue subir a dos altos más de la zona, el Candelar de 1804mts y el Torrejón, con 1717mts, pero desistimos de camino, la ventisca y la nieve se ceñían en estos y todos los cerros de alrededor, solo esta ventana de luz nos dejó disfrutar de este bonito y solitario Alto.

Una vez más el disfrute en esta sierra estuvo a la altura, para nosotros es especial, un lugar en el que nos acercamos al máximo al placer de sentir.

La jornada resumida