Tres altos y alguno más, para disfrutar de bosques y paisajes de Mora de Rubielos.  

Vía pecuaria en la sierra de Gudar

La amplia vía pecuaria, une los desapercibidos Altos de Sancho y Hontanar.

Alternativa excursionista para conocer los bonitos parajes que nos ofrece el término municipal de Mora de Rubielos, en la sierra de Gúdar (Teruel).

En nuestra excursión , vamos a subir a varios altos de la zona, como el de La Atalaya (1563mts), el Cerro de las Tres Cruces (1712mts), El Bandera (1808mts), El Alto de Sancho (1664mts) y el Alto del Hontanar (1656mts). Todas estas alturas, algunas con muy buenas vistas, las combinaremos con los cerrados bosques que cubren buena parte del término. Descenderemos también por un corto pero bonito sector del barranco del Azotejo.

Es un recorrido no señalizado; en buena parte por pistas y caminos, pero existen también algunos sectores campo a través, donde deberemos estar acostumbrados a caminar por terrenos irregulares, incluso, ayudarnos con las manos en alguna ocasión. Por todo esto, el nivel de dificultad, consideramos que es algo mayor.

Es recomendable el uso del GPS para estos sectores sin camino que nos guíe.

Encontramos dos fuentes en la última parte del recorrido.

  • El itinerario:

Pista del Reino – Alto la Atalaya – Collado del Pradillo – Cerro de las Tres Cruces – Alto Bandera – Alto de Sancho – Alto del Hontanar – Fuente del Hontanar – Bco. del Azotejo – Fuente – Pista del Reino

Comenzamos en la Pista del Reino, a unos 8km aproximadamente de Mora de Rubielos, en dirección a Alcalá de la Selva, (ver acercamiento al punto de inicio).

Hemos estacionado nuestro vehículo justo en la base del Alto de la Atalaya, una torre de vigilancia forestal en su cima, nos indica que estamos en el lugar adecuado.

Muy cerca de nuestro aparcamiento y retrocediendo por la misma pista unos 100mts, tomamos un camino amplio a la derecha que se dirige en un principio en buena dirección para subir a este Alto.

Pasamos muy cerca de unas ruinas y nada más rebasarlas, dejamos este camino para comenzar a subir sin sendero hacia la Atalaya. Sencillo pero por terreno con bastante pendiente, nos situamos en un paso entre resaltes rocosos, un sencillo paso que nos permite conseguir  sin complejidad, nuestro primer objetivo, el Alto de la Atalaya.

El Alto La Atalaya

Desde el inicio, ya nos dirigimos en fuerte subida al Alto de la Atalaya

Torre en el Alto La Atalaya

Una gran torre de vigilancia contra incendios en el Alto de la Atalaya

Buscamos la pista que da acceso a la cima, que encontramos a la derecha, para comenzar a descender por ella en los primeros momentos. Terminamos de descender y comienza la moderada, aunque constante subida. A los 450mts, seguimos por la izquierda en una bifurcación y nuevamente a la izquierda en otra a los 2’4km más.

Sin dejar esta amplia vía, descendemos al collado del Pradillo, sumando 2km a los anteriores.

Senderismo en Mora de Rubielos

Una larga pista, circunvala las cabeceras de varios barrancos

montañas de Mora de Rubielos

Una buena caminata por la pista, y contemplamos La Atalaya en la distancia

En este collado, confluyen varias pistas. Cruzamos el collado para comenzar a subir de frente sin aparente camino y entre pinos.

Pronto nos damos cuenta que seguimos un antiguo y casi desaparecido camino maderero, aunque poco más arriba lo dejaremos para proseguir con la ascensión (Sureste) que nuevamente sin senda, nos sitúa en el Cerro de las Tres Cruces, con amplias vistas.

Con tendencia a no perder altura, seguimos el cordal a dos aguas sin claro camino para situarnos frente a un resalte rocoso antes de divisar el Alto Bandera (hay alguna fita), nuestro siguiente objetivo.

subiendo al Alto Bandera

Encontramos algunos resaltes antes de situarnos a los pies del Alto Bandera

Senderismo en la sierra de Gudar

Superado el primer resalte rocoso, disponemos de buenas vistas hacia el Peñarroya

Desde aquí arriba, ya disponemos de una visual directa y cercana del Bandera.

Hacia el Alto Bandera

El Alto Bandera, allí nos dirigimos

Altos de la sierra de Gudar

Geodésico en el Alto Bandera

Descendemos desde el punto más alto de la ruta, por el lado contrario a la subida, continuando el cordal que divide a su vez los términos municipales de Alcalá de la Selva y Mora de Rubielos en primera parte y Nogueruelas con Mora de Rubielos en la segunda, coincidiendo con una amplia vía pecuaria.

Vía pecuaria

Por el amplio cordal, transcurre una vía pecuaria y la línea divisoria entre municipios, marcado por los pilones de hormigón

La amplia vereda nos conduce en descenso a los pies del Alto de Sancho, por el que pasamos muy cerca de su parte alta sin apenas percatarnos, ya que no tiene un porte prominente, al igual que el próximo Alto, el del Hontanar, con unas características similares.

Rebasado el Alto del Hontanar y continuando en sentido Sur, estaremos atentos en poco tiempo para descender por un camino a la derecha (Noroeste). Este camino poco transitado, nos conduce hasta el barranco del Azotejo, pero unos metros antes de llegar, encontramos una fuente con abrevadero, en realidad este abrevadero esta alimentado por un tubo que proviene de la parte alta del barranco, donde suponenos, capta el agua de la fuente del Hontanar.

bosque en Mora de Rubielos

Hacia el barranco del Azotejo

fuentes de la sierra de Gudar

Esta fuente, que proviene al parecer desde la fuente del Hontanar, más arriba, la encontramos junto al barranco del Azotejo

El camino gira a la izquierda y se interna en el barranco, donde comenzamos a descender sin claro sendero, cada uno por donde mejor consideremos; aunque al llegar a un salto, la opción de salvarlo por la derecha, no es mala y adivinamos algún sendero que aparece de vez en cuando hasta enlazar más abajo con un sendero claro que nos ayuda a salir con más facilidad de este bonito entorno.

Barranco del Azotejo

Descendemos por el barranco del Azotejo

Barranco del Azotejo

Vistas hacia el barranco del Azotejo

La senda se convierte en camino y nos conduce a otra fuente.

Fuente en Mora de Rubielos

La segunda fuente que nos encontramos

Poco después de la fuente, nos dejamos caer por un corto tramo sin sendero hacia la izquierda, siguiendo cerca del curso de un barranco, incluso cruzandolo más abajo y conectando con una estrecha pista que seguimos hasta encontrarnos con otra, justo en la puerta de entrada a la finca de la masía de Peñarroya, que hemos estado viendo cerca en este descenso.

Cruzamos la gran puerta y seguimos por la derecha. En unos 250mts, dejamos la pista para tomar un sendero que se perfila junto a una valla de alambre y desciende al cauce del barranco del Villarejo. Lo cruzamos y comenzamos a subir hasta encontrarnos con una pista.

Barranco del Villarejo

Cruzamos el barranco del Villarejo, el paraje es llamativo.

La cruzamos y nuevamente sin sendero pero sin dificultad, subimos hasta la parte alta donde después de toparnos con un camino y seguirlo por la izquierda, nos encontramos con nuestros vehículos aparcados junto a la Pista del Reino.

sierra de Gudar

Terminamos subiendo sin sendero definido hacia la pista del Camino del Reino, donde tenemos nuestro vehículo aparcado.

  • Fecha de la excursión: 16-1-2016
  • Tipo de ruta: Ruta circular con ascensión
  • Nivel de dificultad:  Moderado-Alto
  • Longitud: 15km
  • Desnivel acumulado de subida: 800mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 800mts
  • Tiempo en movimiento: 4h15′
  • Tiempo Total: 5h10′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

Senderismo en Mora de Rubielos

Clica en el gráfico

Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ruta de senderismo en Mora de Rubielos, que encontramos en la pista forestal “Camino del Reino”, a unos 8km  de la población.

Con las perspectivas puestas en una invernal al Alto del Hornillo y Alto de la Nave en Valdelinares para esta semana; la escasez de nieve y el vendaval previsto para la zona, fue motivo suficiente para apostar por menos altura y algo más de refugio por zona de bosque.

Sin dejar el objetivo de la sierra de Gudar, Mora de Rubielos sería la zona elegida; área de esta mágica sierra que tenemos un poco olvidada. Con un track de nuestro amigo Simón Corresendas y con la siempre entrañable compañía de los incansables Senderoxtrem, nuevamente saciamos al “ansiao gusanillo”.

 

                Fotos                     La jornada resumida