El techo de Navarra está comprometido con la historia y la belleza….El esfuerzo habrá valido la pena.

vistas de Petrachema

El Petrachema es sin duda una de las visiones más sorprendentes de la jornada

Ascensión al techo de Navarra desde el refugio de Linza (Huesca-Aragón). Con 2446mts aprox. de altitud, la Mesa de los tres Reyes ostenta este preciado galardón.

Localizada en una encrucijada fronteriza en el Pirineo entre Francia y las fronteras de las comunidades Foral Navarra y  Huesca (Aragón), de ahí el nombre adquirido.

Es la ascensión más clásica pero no exenta de cierta dureza, con lo que hay que estar físicamente en buena forma.

No existen pasos técnicamente complicados pero hay que estar suficientemente acostumbrados a caminar por terrenos pedregosos con algún paso aéreo, además de pequeñas y fáciles trepadas.

En principio la vuelta la vamos a realizar por el mismo camino de la ida, pero en el track de GPS que os facilitamos, al descender a su base, podemos optar por un sector circular sin senda más aventurero que cruza una zona caótica de rocas para unirse después al sendero oficial.

Encontramos dos fuentes en el camino, la fuente del Cubilar de Petrachema (No la visitamos) y la fuente Hoya de la Solana, por las que pasaremos tanto a la ida como a la vuelta, elijamos el itinerario que elijamos.

  • El itinerario:

Refugio de Linza – Fuente del Cubilar de Petrachema – Collado de Linza – Fuente Hoya de la Solana – Hoya de la Solana (cruce de senderos señalizados) – Portillo de Larra – Cruce con alternativa circular en el descenso (hay fitas) – Mesa de los Tres Reyes

Tomamos como inicio el refugio guardado  de Linza, situado en la cabecera del valle de Ansó (ver acercamiento al punto de inicio).

Refugios del Pirineo

Comenzamos en el refugio de Linza

En sentido noreste y a la derecha del refugio, cruzamos un pequeño arroyo con la ayuda de un puente. Vemos marcas del GRT-13 que seguimos por camino bien definido para ascender por la  herbosa Loma de Sobrante.

Bosques de hayas

Ascendiendo, pronto dejamos de acompañar a los bosque de hayas, que en esta época otoñal colorean este imponente entorno

La subida se suaviza y más tarde gira hacia el norte para descender por una depresión por la que discurre un arroyo, (aunque no la visitamos, en sus inmediaciones se encuentra la fuente del Cubilar de Petrachema).

Valle de Ansó
En nuestro constante ascenso, en algunas ocasiones se suaviza el desnivel, vale la pena miramos atrás
GRT-13
El sendero bien definido transcurre ahora media ladera

De nuevo tomamos fuerza en la subida y pasamos por una zona rocosa para llegar finalmente al collado de Linza.

sendero GRT-13
Ahora el sendero GRT-13, transcurre por un tramo rocoso
Collado de Linza
Llegamos al collado de Linza y las nuevas vistas hacia las afiladas montañas fronterizas nos llaman poderosamente la atención

Desde el collado de Linza parten los senderos que se dirigen a la Mesa de los Tres Reyes por la izquierda y por la derecha hacia el Petrachema.  Desde allí, se ofrecen muy buenas vistas de estos picos y de todo el cordal que los une.

Descendemos por la izquierda hacia nuestro objetivo, encontrándonos con un cruce de senderos señalizados en la Hoya de la Solana.

Cruce de caminos en la Hoya de la Solana

Descendemos hacia la Hoya de la solana y nos encontramos con un cruce de senderos señalizados

Además de varios senderos de largo recorrido, el poste con paletas nos indica también la dirección y el tiempo para ir a la Mesa de los Tres Reyes, pero este itinerario, a partir de aquí no esta señalizado con marcas homologadas, solo seguiremos fitas que sin embargo serán suficiente para seguir el camino correcto.

Llegamos a un punto (foto siguiente) en el que seguimos con fitas por la izquierda hacia un resalte rocoso, ojo que aquí podemos despistarnos y continuar de frente, también con fitas y sendero hacia la gran roca que tenemos de frente.

  • Nota:

Este sería el punto de unión si elegimos bajar más tarde por la alternativa de sector circular que hemos propuesto en la introducción.

Rocas en la subida a la Mesa de los tres Reyes
En este momento estaremos atentos para girar a la izquierda y subir por el lapiáz
lapiáz
En este tramo también encontramos fitas que nos facilitan el seguimiento
Grietas subiendo a la Mesa de los tres Reyes
Sorteamos con cuidado la zona de grietas del lapiáz

Después de rebasar esta parte más delicada de rocas, descendemos hacia la Canal de Budogia hasta el Portillo de Larra. Continuamos progresando por la canal sin problemas.

Canal de Budogia
Descendemos al Canal de Budogia, por donde continuamos nuestra ascensión
canal de Budogia
Al resguardo de las agrestes paredes de la Mesa de los Tres Reyes, progresamos por dentro de la canal de Budogia

A nuestra izquierda el gran murallón con el Alto de Budogia acabando en la Mesa de los Tres Reyes y a la derecha con impactantes vistas hacia el Petrachema, la senda sube sin cesar para situarnos en la misma base de nuestro objetivo. En este sector, si nos fijamos bien veremos unas fitas sin sendero que siguen la línea en descenso hacia un mar de rocas. Este seria el punto donde dejaríamos el sendero oficial si optamos  más tarde en el descenso por la alternativa propuesta anteriormente.

Con nieve o hielo no sería recomendable hacer esta alternativa, la zona de grietas en las rocas por la que pasa podría ser un inconveniente peligroso.

Petrachema

El sendero nos ofrece indescriptibles vistas hacia el Petrachema

Después de deleitarnos con las vistas hacia el Petrachema, volvemos a retomar nuestra ascensión que en su base se torna más dura, vamos directamente a un collado justo en la base del cono cimero. Desde allí vemos la vertiginosa subida que al final no lo es tanto.

En la base de la Mesa de los Tres Reyes

Volvemos a adquirir fuerza en la pendiente para abordar la última parte de la ascensión

Con fitas, seguiremos el sendero que pasa por algún que otro punto aéreo pero sin dificultades. Es fácil tomar caminos diferentes puesto que veremos o intuiremos varios de ellos. Por senda descompuesta y pedregosa, con precaución ascendemos la parte más complicada por su cara Sur, en dirección hacia el Este para terminar en la cima después de girar hacia el Oeste y cruzar la fácil cresta cimera.

Ascensiones en el Pirineo
Abordamos la parte final con algún paso aéreo pero sin dificultades
Lac de Lhurs
Casi en la cumbre las vistas son sencillamente brutales hacia la parte francesa
Vistas de las montañas de Lhurs
Otra panorámica francesa más al norte son las montaña de Lhurs con los picos Pène Blanques y Pic de Lhurs formando una preciosa cresta, al fondo y al norte el Añelarra
Llegando a la cumbre de la Mesa de los Tres Reyes
Una sencilla cresta cimera nos separa de lo más alto de Navarra
Cima de la Mesa de los Tres Reyes
Maqueta del Castillo de Javier, curioso y llamativo motivo con buzón en la cima

Descendemos por el mismo trazado u optamos si queremos por la alternativa más aventurera sin senda en su primera parte que abordamos una vez descendemos a la base de esta montaña.

Alternativa de bajada de la Mesa de los Tres reyes

En la base de la Mesa de los Tres Reyes, si queremos, podemos hacer un pequeño sector circular más aventurero

Al principio seguimos unas fitas pero al poco las dejamos para ascender por la primera zona rocosa en dirección sur, buscando el mejor camino sin grandes dificultades pero con cuidado en las zonas donde la roca queda plagada de grietas y gran cantidad de escalones de diferentes alturas.

rutas por el pirineo
En la alternativa necesitaremos buena orientación y saber caminar por terreno muy irregular
alternativa circular
Hay tramos fáciles de caminar y otros no tanto, en los que sortearemos profundas grietas.

Después de caminar por un entorno radicalmente diferente, nos encontramos con el sendero que finalmente se une con el oficial en el punto al que se hizo referencia anteriormente.

Ya solo queda seguir el descenso por el mismo camino hasta el refugio de Linza.

Refugios de Huesca

Vemos a parecer al fondo el refugio de Linza

 

 

  • Fecha de la excursión: 11-10-2014
  • Tipo de ruta: Ruta lineal con ascensión
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 18km (ida y vuelta con alternativa tramo circular)
  • Desnivel acumulado de subida: 1263mts (ida y vuelta con alternativa tramo circular)
  • Desnivel acumulado de bajada: 1263mts (ida y vuelta con alternativa tramo circular)
  • Tiempo en movimiento: 6h15′ (ida y vuelta con alternativa tramo circular)
  • Tiempo Total: 7h50′ (ida y vuelta con alternativa tramo circular)
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

ascensión a la Mesa de los Tres Reyes

Clica en el gráfico

Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ascensión a la Mesa de los tres Reyes, que encontramos en el aparcamiento del refugio de Linza.


Ver mapa más grande

Con mucho acierto y por motivos del mal tiempo, cambiamos el día de esta ascensión que ibamos a realizar ayer. El día anterior por dentro del bosque de Irati era más viable para soportar el chaparrón, pero en esta ascensión era poco menos que de locos.

Como digo, ¡¡¡Acierrrtooo!!!, buen día, con algunas nubes que amenazaban con cohibirnos de las ansiadas vistas desde la cima de la Mesa de los tres Reyes pero estas iban y venían así que teníamos mucha confianza en el día y poder disfrutarlas allí arriba.

Una larga ascensión con endemoniadas vistas hacia la escarpada frontera con nuestros vecinos franceses, deleitaba al más exigente, los perfiles de estas montañas que caen en vertical hacia nuestros vecinos te hacen sentir muy pequeño y frágil. La silueta del Petrachema solo la pudimos tocar desde la distancia, brutal e imposible en sus formas quedaron para otra mejor ocasión. La primera propuesta de hacer los dos picos, la tiraron por tierra el excesivo viaje para llegar hasta el refugio de Linza, pero como se suele decir, esta estará allí para ser conquistada.

                 Fotos                            La jornada resumida