Asciende al Coloso Urbión por su cara más montañera….y baja por la mágica y misteriosa Laguna Negra.

   Lagunas y pico Urbión

Lagunas y pico Urbión desde la vertiente Riojana

INTRODUCCIÓN

Ruta montañera de excelente calidad visual. Con itinerario lineal, ascenderemos hasta los 2228mts de altitud que tiene el pico de Urbión, siendo esta la segunda altura de Soria y máximo techo de este macizo, el de los Picos de Urbión. Situado a caballo entre la Rioja y Soria, estas montañas quedan modeladas por épocas glaciares, formando imponentes circos y lagunas que perduran hasta nuestros días.

La ascensión clásica a este coloso se realiza en su gran mayoría por su vertiente sur que corresponde a Soria, donde se encuentra la idílica laguna Negra, empujada por un mar de pinos silvestres hacia imponentes cortados glaciares. La vertiente norte, la Riojana es la versión más montañera para su ascensión, por donde discurre el río Urbión hasta las faldas de nuestra cima, donde se encuentra también su laguna homónima. Hasta aquí vamos a encontrar marcas blanco-azules que nos recordarán el correcto camino.
En nuestro itinerario vamos a disfrutar de estas dos dispares vertientes, ya que comenzaremos en la parte de las Viniegras (Rioja) y después de ascender al pico Urbión, descenderemos por el lado Soriano hasta el aparcamiento de la laguna Negra.
El recorrido como he dicho es lineal y de una longitud y desnivel considerable, inconveniente principal y único para intentar el regreso hasta el punto de inicio en la misma jornada. Para ello deberemos prever vehículos en ambos puntos de la ruta, o la alternativa más cómoda que sería contratar algún servicio de transporte de la zona para que nos recogieran al finalizar.
No encontraremos ninguna dificultad técnica, tramo ó paso peligroso, aunque hay que tener en cuenta que estamos en zona de alta montaña y la época del año tiene mucho que ver en la dificultad, incluso los posibles cambios meteorológicos en una misma jornada.
En cuanto a las fuentes, como tales, vamos a encontrar solo una y esta se encuentra en los alrededores de la laguna Negra, a muy pocos metros de finalizar la ruta, no obstante, encontramos algunos escuetos arroyos que pueden darnos algo de confianza en cuanto a su estado para consumirla, aunque en estos casos en muy interesante llevarnos pastillas potabilizadoras, por si nos quedamos cortos de agua.

Nosotros nos alojamos en el Hostal Revinuesa, situado en la villa Soriana de Vinuesa.
Alojamiento en el que nos encontramos como en casa, su dueña y cocinera Encarna nos atendió con amabilidad y confianza, cosa que es de agradecer cuando sales de casa y te alojas por primera vez en un lugar que no conoces.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos en la vertiente Riojana, en el punto donde se unen las aguas de los ríos Urbión y Viniegra (ver acercamiento al punto de inicio).

La Rioja

Comenzamos desde la vertiente Riojana

Cruzamos el cauce del río Viniegra mediante un pequeño puente para seguir un sendero que remonta y se perfila enseguida junto al río Urbión para ir remontándolo y caminando junto a él, teniéndolo siempre a nuestra derecha.
Fresnos, arces, robles y otras muchas especies vegetales de umbrías nos acompañan en estos primeros momentos del recorrido y acompañados del murmullo del agua, es verdaderamente relajante.

Valle del Urbión

Junto al río Urbión, remontando el valle

Cascada en el valle de Urbión

A los 3’2km encontramos la primera cascada que se precipita dentro de una grieta en la pared.

Vacas en el valle de Urbión

En esta época (primavera-verano) es habitual ver pastar a las vacas, así que serán una constante en nuestro recorrido.

refugio en el valle del Urbión

Poco más de 1km encontramos en nuestro camino, un refugio que esta habitado por un joven ermitaño.

Puente en el río Urbión

Poco después cruzamos por un puente para caminar ahora por el otro margen del río.

Valle de Urbión

Vemos algún que otro refugio al otro lado del río.

Hemos adquirido altura sin gran esfuerzo y la vegetación de umbría da paso a pastos de altura y retamas.
Aparece nuestro objetivo entre dos montañas, el Urbión se asemeja a un castillo desde aquí.

Pico Urbión

Asoma el Urbión

Desde este momento lo tendremos presente en todo momento; el camino definido desaparece, aunque la dirección a seguir está clara, siempre cerca del cauce del río. Algunas fitas nos ayudarán a seguir el trazado más conveniente.

Hacia el Urbión

La senda desaparece

Llegamos a la zona donde se suceden algunas cascadas, lugar donde se encuentran los dos tejos milenarios que nos anuncia el comienzo del desnivel más pronunciado.

Valle de Urbión

En el ultimo sector, antes de llegar a las lagunas, nos encontramos con unas bonitas cascadas

Vacas subiendo al Urbión

Otro refugio, el último.

Tejos monumentales

Tejos milenarios

Cascadas en el valle de Urbión

Un poco más adelante llegamos a las últimas cascadas

A la derecha del Urbión aparece una cresta de paredes verticales, donde podemos intuir una zona de lagunas, se trata de las llamadas “Peñas Claras”. Esa es la dirección que tenemos que seguir para dejar el Urbión a nuestra izquierda y Peñas Claras de frente.

Peñas Claras

Frente a las Peñas Claras

A los pies de esta fantástica y quebrada pared, se encuentra la laguna de Urbión, aunque en sus inmediaciones podemos ver algunas más pequeñas.

Bellísimo rincón, con las Peñas Claras y a sus pies, la laguna de Urbión.

Una vez en la laguna tenemos dos opciones de ascenso, una corta y de más desnivel. Se trata de rebasar la laguna por la izquierda y enfilarse por la ladera de pedreras justo donde termina la pared de Peñas Claras. La otra que aconsejamos por su belleza y pausado desnivel, aunque de más longitud es, dejando la laguna a nuestra izquierda, ascender hasta el collado de Tablas de la Ley que vemos a nuestra derecha, un sendero con fitas nos guiarán hasta allí.

Subida al pico Urbión

Subimos por la derecha

Una vez arriba, estamos en el mismo límite entre las dos provincias. Debemos seguir ascendiendo hacia Peñas Claras.

Peñas Claras

Hacia Peñas Claras

Superamos estas primeras formaciones rocosas por medio de los pasillos que hay entre ellas y comenzamos a llanear por su parte alta.

Pico Urbión

Caminamos entre rocas

Nos sorprenden la variedad de formas que nos ofrece estas rocas, a la vez que disfrutamos en grande de las vistas hacia las dos vertientes, observando tierras de Soria, Rioja y Burgos, donde el sistema Ibérico recoge las sierras de La Demanda, Neila, Urbión y Cebollera.
Antes de terminar Peñas Claras tenemos grandiosas vistas de la laguna de Urbión y su valle desde algunas de las canales que surcan esta cresta.

Pico urbión

Ya tenemos cerca el Urbión

Cerca del pico Urbión

Desde el cordal, y ya cerca de la cumbre, disfrutamos de maravillosas vistas

Ascensión al Urbión

Volvemos a ascender el último tramo hasta el pico. Los últimos metros son de pequeñas y sencillas trepadas.

Rioja desde el Urbión

Vistas desde muy cerca de la cumbre

Desde la cima del Urbión

Desde aquí arriba nos quedaremos maravillados de las imponentes panorámicas que nos ofrece esta gran cumbre.

Desde aquí arriba divisamos nuestro próximo objetivo, la laguna Larga que vemos en sentido Sureste.

Laguna Larga en Urbión

Al fondo y a la izquierda, la laguna Larga

Bajamos primero orientados al Este, donde el sendero zigzaguea en fuerte desnivel hasta enlazar con una pista. Estamos sobre una de las variantes del GR86 (Sendero Ibérico Soriano) y aunque en mal estado y escasas, vemos algunas marcas blanco-rojo.

Sierra de Urbión

Pasamos junto a grandes rocas

Si deseamos acercarnos al nacimiento del río Duero, debemos dejarnos caer hacia la derecha, en pocos minutos llegaremos.
En esta pista, debemos buscar rápidamente una senda a la izquierda que desciende transversalmente hasta llegar a la laguna Larga.

Laguna Larga de Urbión

Llegamos a la laguna Larga

Seguimos el sendero que rebasa la laguna por la izquierda y continuando siempre en sentido Sureste, descendiendo por amplias zonas húmedas hasta juntarnos con el riachuelo que viene de Laguna Helada que queda más arriba a nuestra espalda y que desde aquí no apreciamos.

Lagunas en la sierra de Urbión

Rebasamos la laguna Larga por la izquierda

Laguna Negra

Pronto nos topamos con un mirador natural excepcional sobre Laguna Negra.

Hacia la Laguna Negra

Bajamos y accedemos al anfiteatro donde se encuentra la laguna por medio de una canal con mucha piedra suelta.

Laguna Negra

Llegamos a la laguna y podemos pasear junto a ella con mucha facilidad, por medio de un entarimado de madera.

Dejamos la laguna para bajar por un camino ancho, al poco pasando y dejando a nuestra izquierda
una pequeña pradera, lugar donde podemos cargar agua muy fresca en una fuente que encontramos en el otro extremo de esta.

Fuente en la Laguna Negra

Al final de la explanada, encontramos la fuente

Solo nos queda seguir bajando por el camino ancho para que en muy pocos metros lleguemos a nuestro final en el aparcamiento.

Soria

Llegamos cómodamente al final de la ruta

  • Nota:

Este aparcamiento está habilitado durante ciertas fechas, que corresponden a temporada baja (hay un pequeño bar). Si no estuviera habilitado, debemos seguir bajando 1’5km por asfalto hasta el aparcamiento de abajo. (Informarse en el ayuntamiento sobre la apertura del aparcamiento de arriba).

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 28-5-2011
  • Tipo de ruta: Ruta lineal
  • Nivel de dificultad: Medio Alto
  • Longitud: 21km
  • Desnivel acumulado de subida: 1370mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 790mts
  • Tiempo en movimiento: 6h15′
  • Tiempo Total: 9h35′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO

El punto de inicio se encuentra en el paraje denominado Trambosríos, donde se unen los cauces de los ríos Urbión y Viniegra. Este lo encontramos en zona Riojana, aproximadamente equidistante entre las poblaciones de Viniegra de Arriba y Viniegra de Abajo, junto a un panel indicándonos 4horas a la laguna de Urbión.

Podéis ver en Google Maps el acercamiento desde la población Soriana de Vinuesa.

Ver mapa más grande

Si lo deseáis a continuación podéis descargaros el track para GPS del acercamiento.

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

¡¡Se me quedó grabado de forma indeleble!!. Os cuento…Hace casi 4 años, Lute y yo estuvimos haciendo rutas en la sierra Cebollera, macizo contiguo por el lado oriental al del Urbión. En su lado Riojano estuvieron centradas todas nuestras andanzas y en las visitas a los pueblos de la zona, nos acercamos a uno de los lugares de información turística. Nos atendió con gran interés un chico que además se desmarcó rápidamente como un gran montañero, había recorrido muchas sierras de nuestra península y también fuera de ella. Por supuesto había ascendido a innumerables cumbres. Informándonos de recorridos por la zona, destacó con gran énfasis la subida al Urbión por su cara norte, la más montañera. Insistió en ello y estas palabras se me quedaron grabadas “Es la mejor ascensión que para él se podía hacer en el Sistema Ibérico“.
Sabemos y tenemos claro que esto es una percepción muy particular pero yo tenía que comprobarlo.
A ratos y cuando me acordaba, durante este periodo de tiempo, fui estudiando la forma de hacer la ascensión y solucionarlo de forma circular, encontré una solución pero demasiado larga para una jornada. Por fin me decidí por esta alternativa…porque no verlo todo…las dos vertientes.
Coincidimos 17 amigos senderistas y en este caso era más que justificable contratar un microbús para que nos solucionara el transporte una vez llegados a Vinuesa. Acudimos allí casi una veintena de esforzados caminantes de distintos clubes y grupos de la Comunidad Valenciana. Del club Desplome Onda : Pascual, Emi, Jose Antonio y Toni, del grupo Paseando por las Nubes : Roser y Jose Luis, de Senderistas Valencianos: Isabel y Salva, nosotros de Casiaventurilla: Lute, Pepe, Ximo, Alex y Josiko, de las poblaciones de Pobla de Benifassa: Carlos, y de Ribesalbes: Merche, Mayte y Pascual
El comienzo por el valle del Urbión, fresco, susurrante, bucólico, empapaba nuestro ego y alimentaba a primera hora nuestras ganas de caminar y descubrir.
Inscripciones de bien venida y pensamientos profundos sobre algunas piedras nos llevaron hasta el mismo autor, un joven ermitaño que se aloja en el primer refugio que encontramos. Aprovechamos el momento allí para hablar con él e hincarle el diente al “bocatazo” en el momento doble B ” Bocata-Bota”.
Después de regalarnos a cada uno una bonita piedra de cuarzo, según él, cargada de fuerza y energía y darnos una charla sobre su filosofía de vida y la que nos tocará vivir en esta tierra que se desmorona por momentos. Ninguno de los que estuvimos allí tenemos tan claro como él muchos de los aspectos que nos relataba con gran ilusión, pero lo que esta muy claro que a todos nos alegró el día con su fuerza, ilusión, hospitalidad y gentileza.
Después de un buen rato allí, nos despedimos como si nos conociera de toda la vida…nos transmitió buen rollo para continuar nuestra ascensión.
La vegetación iba escaseando cada vez más, estábamos ascendiendo, pero se dejaban ver algunas hayas y dos monumentales Tejos que dicen tener más de mil años.
Llevábamos rato divisando nuestra cumbre que desde esta perspectiva da la impresión de ser un castillo inexpugnable….Las vistas eran cada vez más impactantes, pasábamos de creernos que estábamos en algún verde valle perdido de Asturias, al descomunal Pirineo, con lagunas escondidas que tanto nos atrae a todos.
Las vistas que íbamos obteniendo conforme ascendíamos por el circo donde se encuentra la laguna de Urbión fueron para no parar de hacer fotos, lo mismo que cruzando las llamadas Peñas Claras y por supuesto una vez culminado en lo más alto del pico.
Allí arriba quedamos con unas amigas que conocimos el año pasado en la Senda de Camille, ellas subirían por la vertiente sur, empezando por Laguna Negra. Llegaron antes que nosotros y después de hablar por teléfono conmigo, optaron por motivo de fuerte viento, esperarnos más abajo en la laguna Larga, así que allí nos vimos.
Después de recuperar fuerzas con el chorizo y el queso, descendimos todos hacia Laguna Negra, donde desde su mirador quedaría patente una vez más la belleza de estas montañas. El verde intenso del mar de pinos que acorrala contra la pared a esta misteriosa laguna, termina por darnos la guinda a esta ruta de increíble contraste.
Soy consciente de que me falta mucho por recorrer en el Sistema Ibérico pero las palabras de aquel entusiasmado informador de la oficina de turismo, tenían mucho de razón, ¡¡También para mí es la mejor ascensión en este sistema montañoso”.

REPORTAJE REALIZADO POR TELEVIAJES PARA TV