Descubre las escondidas cavidades mientras conquistas las cimas de esta parte de la comarca Serrana Valenciana.

 

Montañas onduladas

Vistas desde el Alto del Aliagar

 


Excursión en la comarca de los Serranos (Valencia), atravesada e influenciada por el cauce fluvial del río Turia. Partimos desde las inmediaciones de la población de Pedralba, junto al corral de Colás, al que accederemos con nuestro vehículo en unos 3,2km desde la población.
Desde allí ascenderemos al Alto de Aliagar, de 506mts de altitud y luego pasando por la Loma de la Pineda (409mts), bajaremos hasta la cueva del Vizcaino, donde necesitaremos linternas para acceder a su estrecho interior. El próximo acercamiento lo haremos a la sima Colomera, una gran cavidad vertical que alberga en su interior una importancia en el aspecto espeleobotánico y espeleométrico. Aunque en nuestra ruta no lo incluimos, tenemos la posibilidad también de acercarnos a la sima del Perro, la Higuera, y la cueva de Meriguel, desvíos para sus accesos que encontramos en nuestro trazado.
Hay que llevar agua suficiente para todo el recorrido, ya que no pasamos por ninguna fuente.
El recorrido lo realizamos básicamente por sendas, aunque también caminamos por algún tramo de pista sin asfaltar, aprovechando parte del trazado de un PR que al parecer está en desuso.
Otro factor a tener en cuenta es el de la época recomendable para hacer esta ruta. Nos encontramos en un territorio castigado por los incendios, donde la cubierta vegetal está dominada por el sotobosque mediterráneo. Aliagas, coscojas, brezos, jaras, lentiscos, tomillos y romeros, pueblan completamente esta sierra, y los escasos y jóvenes pinos no nos proporcionarán a penas refugio, así que es recomendable huir de las épocas de más calor.

  •  El Itinerario:

Corral de Colás – Alto de Aliagar – Loma de la Pineda – Cueva del Vizcaino – Sima Colomera – Sima del Perro, Higuera y la cueva de Meriguel (opcional) – Corral de Colás.

 

Comenzamos en el corral de Colás (ver acercamiento al punto de inicio), lugar donde podemos dejar aparcado nuestro vehículo.

Corral de Colás, cerca de Pedralba

Iniciamos nuestros primeros pasos continuando la pista de tierra por donde hemos venido con el coche.

Amplio camino en el inicio

A los 400mts llegamos a una bifurcación y dejamos esta pista para desviarnos por un camino mas estrecho que sale por la derecha. El camino nos conduce entre suaves lomas y algunos antiguos bancales con muros de piedras. También vemos colmenas a nuestra izquierda.
Hemos recorrido unos 200mtrs más y a la altura del curso de un pequeño barranco, encontramos otra bifurcación que tomamos por la izquierda. Este punto (1) será común en la ruta, volviendo mas tarde por el camino de la derecha.

Por aquí volveremos de vuelta

Avanzamos en ligero descenso, cruzamos el barranco y remontamos luego para encontrarnos poco después con otra ramificación. Podemos optar por la que queramos, las dos van a parar al mismo lugar un poco mas arriba. La que se desgaja de frente es mas corta pero con más inclinación.

las dos alternativas son buenas

100mts después se nos une otro camino por la izquierda. Seguimos por la derecha para que en muy pocos metros volvamos a desviarnos a la izquierda en descenso.
250mts después, volvemos a encontrarnos con otra bifurcación donde ambas sendas nos conducen finalmente al mismo lugar. En nuestro caso optamos por la derecha.
Al poco vemos aparecer por la izquierda, la senda que obviamos en la anterior ramificación y enseguida nos topamos con otra. Ahora optamos por la derecha en prolongado ascenso, para obtener con la altura adquirida, buenas vistas hacia el fértil valle.

Panorámicas del valle

Poco más de 1,5km, y seguimos por la derecha en la próxima bifurcación.
Nos hemos dirigido en sentido a un alomado cerro donde se puede adivinar un pilón de piedra.
Vemos bonitas vistas desde aquí, las suaves ondulaciones de las montañas nos deja una curiosa panorámica.

Las montañas de esta parte son suaves y onduladas

Llegamos al alto Aliagar donde encontramos el típico pilón del geodésico.

Llegando al Alto del Aliagar

geodésico del Alto del Aliagar

Bajamos con vistas muy aéreas, a la vez que apreciamos un buen tramo del trazado del sendero.

Vístas bajando del Alto del Aliagar

Ascendemos después para remontar un nuevo cerro, desviándonos a la izquierda en un cruce una vez lo hemos culminado.
Poco mas de 500mts, encontramos unos paneles, indicándonos el desvío hacia la sima de la Higuera.

Punto de información en el sendero

Pasamos por un Mas en ruinas, lugar donde comenzamos a ver marcas de un PR que seguiremos. Otro cruce de sendas con paneles, un poco más adelante, nos indica las direcciones de Bugarra y sima Colomera.
Continuamos de frente, en dirección a la sima y enseguida llegamos a la Loma de la Pinada, también con vértice geodésico.
Vamos a visitar la cueva del Vizcaíno, que está muy cerca de aquí, para ello tomamos la senda que parte por la izquierda del pilón del Geodésico. Mas tarde, después de ver la cueva, volveremos hasta aquí para tomar la senda de la derecha.

Geodésico de la Loma de la Pinada

De camino hacia la cueva obtenemos buenas vistas de Bugarra.

Bugarra comparte territorio en esta excursión

Para visitar la cueva en sus primeros metros, necesitaremos linternas, y a demás cuerdas, si lo que queremos es adentrarnos en ella.

Entrada a la cueva del Vizcaíno

Escondida cueva del Vizcaino

En el interior de la cueva del Vizcaino

Visita a la cueva del Vizcaino

La Cueva del Vizcaino

Volvemos como he dicho anteriormente, de nuevo hasta el pilón del geodésico, para seguir por la otra senda, dejando el pilón a nuestra izquierda. Pasamos por el desvío de otra de las abundantes cuevas que hay por allí, la de Parsanera que encontramos, según panel, a 5 minutos desde allí.
Rebasamos otra de las lomas, para permitirnos disfrutar de unas bonitas vistas hacia Pedralba y el amplio valle donde se asienta.

La ruta de senderismo también transcurre por territorio de Pedralba

También del barranco de Meriguel, al que seguidamente bajamos hasta su lecho para cruzarlo.

Bajamos al barranco de Meriguel

Nada más cruzarlo, ascendemos por la otra vertiente del cauce para encontrarnos pronto con una bifurcación justo en un campo de algarrobos. Las dos convergen mas adelante en el mismo lugar, aunque el PR sigue por la izquierda junto al margen del campo.
250mts después, llegamos a un campo de naranjos de reciente plantación, aquí nos desviamos por la pista de la derecha en ligera ascensión y 250mts más, otro, también elegimos la derecha.
Llegamos a la sima Colomera después de volver a girar nuevamente hacia la derecha, unos 100 mts después.

Otro de los puntos del recorrido de senderismo, la Sima Colomera

Después de recrearnos con la formidable cavidad, retrocedemos hasta el último desvío, y seguimos por la derecha, continuando el camino que habíamos dejado temporalmente para acercarnos a la sima. A poco más de 250mts, volvemos a tomar la derecha para seguir por senda.
Ascendemos por el margen de un pequeño barranco, para llegar unos minutos mas tarde, al desvío de la cueva de Meriguel y la cueva del Perro (hay paneles).
Bonitas vistas conseguimos desde aquí.

amplias vistas del valle

La senda, bien dibujada, se une a otra perpendicularmente. En este punto, dejamos el PR que sigue por la derecha y optamos por la senda sin señalizar de la izquierda.
Especialmente en esta zona, el sendero se retuerce, subiendo, bajando y salvando algunas lomas.

Bonito sendero para disfrutar del senderismo

Dejamos el PR que se dirige hacia la derecha

Tramo de senda que da más vuelta de lo esperado

Cerca de 500mts después, conectamos de nuevo con el punto (1) donde al principio nos desviamos. Desde aquí solo nos queda volver por el mismo camino unos 600mts hasta llegar al corral de Colás donde tenemos nuestro vehículo aparcado.


  • Fecha de la excursión: 30-1-2010
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 14,1 km
  • Desnivel acumulado de subida: 964 mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 964 mts
  • Tiempo en movimiento: 4h10′
  • Tiempo Total:5h15′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

Para aproximarnos al punto de inicio de la ruta, debemos tomar la pista asfaltada que comienza justo después del puente que cruza el río (si venimos desde el centro de Pedralba, pasando por la gasolinera). Si pincháis en el enlace siguiente (track de acercamiento), podréis descargarlo ó simplemente visualizar el recorrido hasta llegar al inicio de la ruta en el corral de Colás.

 

La mente inquieta y maquinadora de Vicente, ha logrado conjugar varios ingredientes para que este sábado pasado podamos calificarlo de “listón bien alto”. Hace un par de semanas, cuando caminábamos José, él y yo por los montes de Titaguas, una repentina y certera idea le pasó por la cabeza. “Estoy pensando en organizar una ruta por Pedralba con sabor a taninos dulces, por una zona que hay una cueva que….. y después…. un gazpacho manchego” dijo ( a los artistas les pasa esto, se desborda la cabeza y aparecen mezclados olores , sabores, recuerdos, vistas, etc), . José y yo nos miramos y rápidamente le pusimos fecha al plan… las cosas mejor en “caliente” debimos pensar.
Pudimos conocer a su familia y circulo de amigos, algunos de ellos se apuntaron a la excursión que organizó por los alrededores. El buen ambiente fluyó desde el principio, y es que como siempre decimos en nuestro grupo, la montaña nos enrasa a todos y es más fácil comunicarnos y entendernos. Por nuestra parte también conocimos nuevas caras, Asun y Domingo que seguro volveremos a ver en otras ocasiones. Amplias vistas del entorno fueron la tónica de la mañana, aunque también profundizamos unos metros en una de las muchas cuevas que hay por allí.
La parada obligada para el “repostaje”, como siempre a alto nivel y el vino con “taninos dulces” prometido, cumplió con las expectativas previstas. Como él dice, para degustar este caldo hay que buscar el momento idóneo, y la montaña junto a la buena compañía, son al menos para nosotros, un complemento perfecto para ello.
Finalizada la ruta, volvimos a Pedralba para dar con la segunda parte del homenaje gastronómico, ni que decir tiene que la primera fue el almuerzo.
Llegamos al lugar de la comida, el ambiente bullía, allí se encontraban familiares y amigos para continuar conociendo a mas de ellos. Ya sabíamos por comentarios de Vicente, que le daban bien a esto de la gastronomía, pero después de saborear sus guisos, bien se merecen que la guía Michelín se pase por allí, seguro que alguna estrella les cae.

Fotos

 

Vídeo