Con el fin de dar un adiós a 365 días de ilusión, a un año en el que hemos compartido muy buenos momentos de aventuras en la montaña, culminamos una vez más en la cumbre por excelencia de nuestra Comunidad Valenciana, el Peñagolosa.

1814 mts de altitud que vieron acoger a un gran grupo de compañeros y amigos que paso a paso y bajo un gélido día de aire, conquistamos con entusiasmo esta clásica cumbre.

Allí, en lo más alto y osando al Dios Eolo, fuimos descorchando una tras otra, las botellas de espumosos que junto al buen humor del personal, hicieron las delicias del momento, fundiéndonos en un brindis de altura, con el deseo de generar nuevas e inolvidables casiaventurillas en el próximo año.

No se pudo decir más claro, ni casi, casi más alto…Al menos en nuestra Comunidad Valenciana.

 

Casiaventurilla Senderismo os hace extensible este brindis, para que todos podáis hacer realidad vuestras ilusiones, en un año lleno de nuevas y apasionantes aventuras, o por lo menos….Casiaventurillas.

 

Os dejo con el excelente reportaje que nuestro compañero Salva, ha preparado de este señalado día.