Disfruta de una aventura entre los recovecos de una orografía casi mágica.

     Bajando de la Serra Major

 

Excepcional jornada senderista por el Parque Natural de la Sierra del Montsant (Tarragona). De recorrido circular, situa tanto su inicio como final en la población de La Morera de Montsant, apostada a los pies de la escarpada muralla de la Serra Major (Sierra Mayor) que se eleva grandiosa y retorcida en increíbles formas moldeadas.

El recorrido propuesto queda combinado entre sendas sin marcar y los señalizados con marcas homologadas que transcurren por esta sierra y que aprovecharemos en la mayor parte de nuestro itinerario. La parte marcada queda compuesta de GR (Sendero de Gran recorrido) y su hermano de menos longitud, los PR (Sendero de Pequeño Recorrido).

Prácticamente el 100% del recorrido lo hace por senda y cambiamos constantemente entre paisajes abiertos de excepcional belleza paisajística con parajes cerrados de imponente belleza donde la umbría de la vegetación dará el frescor buscado en días más calurosos.

El itinerario es de moderada longitud y desnivel acumulado, pero eleva algo más su grado de dificultad para personas no habituadas a trepar ó con problemas de vértigo, ya que aunque bién equipados con cables pasamanos en unos y clavijas en otros, transitamos algunos tramos de sendas colgadas junto a vertiginosas caidas y superamos también algunos escalones rocosos.

Básicamente, encontramos tres puntos donde acopiarnos de agua en nuestro camino, la Font de la Pleta y la Font de la Canaleta, una relativamente cerca de la otra y hacia la mitad del recorrido. La última la encontramos en el Clot del Cirer, ya encarandonos hacia el último sector de la ruta. A pesar de tener estos puntos donde es posible llenar nuestras cantimploras, no debemos fiarnos y llevar suficiente agua desde el inicio, sobre todo en las estaciones más desfavorables en las que podemos hallarlas secas.

  • El itinerario:

La Morera de Montsant – Grau dels Barrots – Balcó del Priorat – Toll de l’Ou – Font de la Pleta – Font de la Canaleta – Grau de la Pared del Forat – Clot del Cirer – La Morera de Montsant.

Nos dirigimos hacia la parte alta de la población para encontrarnos con paneles del GR 171 que seguimos en un corto tramo. La tendencia es dirigirse hacia la derecha en dirección a la gran muralla de la sierra Major, para hacer el recorrido en sentido inverso a la agujas del reloj.

La Morera de Montsant

Como digo, pronto nos encontramos con una bifurcación en la que conectamos con un PR (blanco-amarillo). Dejamos las marcas blanco-rojas del GR para seguir hacia la derecha  por el PR que transcurre por un sendero. En este punto vemos un poste con paletas del GR y otra con la dirección a seguir, la del Grau dels Barrots y Grau del Carrasclet.

Seguimos fielmente las señales del PR siempre en dirección al Grau dels Barrots, dejando de lado la del Carrasclet que continúa por la derecha en otra bifurcación. Bien señalizado y sin problemas de pérdida, el sendero se hace más agreste por momentos, debiendo usar las manos en alguna ocasión para superar algunos escalones rocosos, pero sin mayor dificultad.

Llegamos al espectacular paso que nos ofrece el Grau dels Barrots para poder superar esta magnífica muralla. Un paso divertido, pero en el que hay que tener un poco de prudencia para superarlo, un resbalón o tropiezo puede ser un problema.

Comienza el estrechamiento

 

El paso esta bién equipado con clavijas

 

Avanzamos y pasamos bajo una roca encajada entre las estrechas paredes

 

Un nuevo paso nos obliga a agacharnos para llegar a la altura de la gran roca.

 

Pasamos por encima de la roca encajada con ayuda de más “barrots”

Superado nuestro primer objetivo, continuamos hacia el mirador natural que nos brinda el Balcón del Priorat, unas fantásticas vistas nos esperan.

Sobre un balcón previo al del Priorat

 

  Ahora en el balcón del Priorar

Ignoramos varios desvíos y como hasta ahora siempre por el PR, conectamos de nuevo con el GR171 a los 2’8km aproximadamente desde el inicio. Lo seguimos por la derecha, ahora vamos ha hacer lo propio con las marcas blanco-rojo, dejando de lado también algunos desvíos y optando siempre por la dirección al Toll de l’Ou que nos facilitan las paletas.

Tramos de senderos expuestos quedan asegurados con pasamanos de acero

Racó dels Boixets

A menudo encontramos paneles de dirección en los cruces

Antes de llegar arriba, queda algún paso curioso entre rocas

Nos acercamos al barranc dels Pèlags y desde arriba nos asomamos para divisar algunos pequeños saltos de agua y la poza que forma el llamado Toll de l’Ou. Descendemos hasta allí para disfrutar de un precioso rincón y si lo deseamos, también de un buen baño refrescante.

El Toll de l’Ou desde arriba

Pequeños y bonitos saltos de agua preceden a la poza de agua fresca y cristalina

El Toll de l’Ou

Ahora vamos ha ir en busca de otro PR, con el que nos hemos cruzado anteriormente antes de descender hasta el Toll, pero aunque vamos a retroceder algo por el mismo camino, no lo vamos ha hacer hasta ese mismo punto. Hay que estar atentos poco después de dejar el Toll de l’Ou, a un sendero que debemos tomar a la derecha sin señalización, este entre frondosos pasajes nos comunicará al cabo de un rato con el PR mencionado. Lo continuamos por la derecha.

En buena parte del recorrido quedamos encantados con la frondosidad

Estamos sobre el cami de la Pleta, pasando también por la balma y la fuente del mismo nombre, escondida ésta dentro de una de las oquedades de la balma.

Las balmas son otro de los factores comunes de la ruta

Nos acercamos y remontamos el barranco del Vidalbar, observando peñas curiosas como la afilada formación del Frare y derrumbes de grandes rocas con sorprendentes formas de cubo como la Roca del Colom.

Inconfundibles las dos curiosas formaciones

Pasamos justo por el lado de la roca del Colom para darle la vuelta y encontrarnos después con la fuente de la Canaleta.

Obviamos algunos desvíos y siempre siguiendo las marcas blanco-amarillas, entramos y salimos de otro barranco, para hacer lo propio más adelante con el barranco de la Falconera.

Este último lo cruzamos y superamos su vertiente contraria mediante el Grau de de la Pared del Forat.

Superamos el paso sin mayor dificultad

El sendero vuelve a descender paulatinamente hasta situarse en el curso del mismo barranco de la Falconera, por el que continuamos durante unos minutos hasta dejar temporalmente el PR, siguiendo de frente por el curso del barranco hasta encontrarnos con el agradable entorno del Clot del Cirer. Allí podemos volver a llenar nuestras cantimploras en la fuente.

Llegamos al Clot del Cirer

Retrocedemos ahora por el mismo camino hasta situarnos de nuevo en el PR y continuándolo llegaremos a disfrutar de nuevo de los imponentes murallones que súbitamente caen hacia el valle donde se sitúa nuestro final de ruta en La Morera de Montsant.

El sendero prosigue entonces hacia la izquierda y con increíbles vistas descendemos primero con moderación para hacerlo agresivamente después.

Nuevas sendas expuestas resueltas con pasamanos de cable

Comienza el fuerte descenso

Pasamos junto a algun viñedo antes de llegar al final de la jornada en la Morera de Montsant.

  • Fecha de la excursión: 9-6-2012
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Media – Alta
  • Longitud: 17’3km
  • Desnivel acumulado de subida: 978mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 978mts
  • Tiempo en movimiento: 5h
  • Tiempo Total: 8h15′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Descargate el track de la ruta                  Clica en el gráfico

 

Con Google Maps podéis ver el punto de inicio que se situa en la población de La Morera de Montsant.


Ver La Morera de Montsant en un mapa más grande

Hace ya casi cuatro años nos quedamos Lute y yo con cara de pescao frito frente a la serra Major. Delante de ella, bien temprano, con un café en la mano y charlando en el bar del pueblo con el dueño del local.

Una cerrada niebla dejaba a cal y canto también nuestras esperanzas de conocer aquella sierra a la que le teníamos ganas, solo quedó un ápice de buen sabor, el del café y la tertulia que por unos minutos disfrutamos en aquella fresca y sumisa mañana de noviembre.

De nuevo frente a ella pero con distintos y más compañeros, en esta ocasión si pudimos atravesar el casi inexpugnable murallón.

Pepe Ruiz y yo, acudimos a la cita que nos propusieron tiempo atrás nuestros amigo del club Desplome Onda, un fin de semana de convivencia y montaña “a to trapo”.

Toni y Emi, una vez más dejaron claro sus exquisitos gustos a la hora de elegir lugar y excursión para compartir con los demás…. sabía que jugaban a ganador.

Rincones sorprendentes y difíciles de hallar en otros lugares, sendas colgadas y pasos con trepadas emocionantes, encantadores senderos frondosos y bien trazados, vistas amplias y de vértigo que ilusionan…Un sin fin de virtudes por las que estas singulares montañas dejaban claro el porque de mi insistente vuelta. Por supuesto ha sido una “espinita” que me he quitado, pero además en muy buena compañía.

Fotos

La jornada resumida en dos minutos