Ríndete a los encantos de uno de los valles más escondidos y olvidados de la Península Ibérica.

     Monasterio de las Batuecas

 

 

Excursión de senderismo en el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia.
Este valle queda compartido por las provincias de Cáceres y Salamanca, aunque la mayor parte pertenece al término municipal de la Alberca, localidad integrada en esta última provincia, sector en el que vamos a centrar nuestra jornada senderista.

Es un recorrido lineal con cortos tramos en los que dejamos el fondo del valle para ascender a puntos de interés tanto histórico como paisajístico. Sin dificultades técnicas a resaltar, es un lugar en el que se conjuga la indudable belleza natural con la rica historia que desde tiempos del Neolítico hasta nuestros días ha dejado marcado profundamente este rincón escondido y casi olvidado de nuestra geografía.

Es un corto itinerario que podemos ampliar a nuestro antojo, solo con el mero hecho de adentrarnos más en el valle. Una buena opción es llegar hasta la cascada del Chorro, situada en la cabecera del valle.

Pasaremos por una fuente durante nuestro recorrido, concretamente en uno de esos tramos en los que ascendemos hacia puntos de interés, pero como siempre, hay que llevar agua desde el inicio.

 

Comenzamos en el 1º aparcamiento que encontramos junto a la carretera que lleva al monasterio de las Batuecas (ver acercamiento al punto de inicio).
Allí y junto al camino de inicio encontramos un panel del paseo hasta el monasterio.

 

 

En paralelo a la carretera, el camino sin desnivel cruza un pequeño puente de madera y nos lleva hasta el segundo de los aparcamientos.
Allí comienza lo que llaman una senda accesible, se trata de una pasarela de madera que cruza el río Batuecas y recorre una zona boscosa durante unos 500mts para conectar con la pista que hacia la izquierda lleva al monasterio.

 

 

Justo antes de llegar encontramos más paneles de información y un refugio (cerrado).
Nos dirigimos hacia la entrada del monasterio que parece la fachada de una ermita. Como curiosidad en la parte más alta le ha crecido un pino.

Aquí hemos conectado con el PR-SA10 pero las pintadas son de color blanco-verde (SL). Continuamos junto al muro que circunda el monasterio para caminar junto al río Batuecas en un bonito entorno de umbría.

Pasamos junto a un solitario Eucalipto de grandes dimensiones, al que denominan “Eucalipto del Convento”.

Pronto si lo deseamos, dejamos el PR y nos desviaremos temporalmente para ascender por la ladera de la izquierda y disfrutar de preciosas panorámicas sobre el valle y el monasterio. En esta pequeña “escapada” visitaremos también algunas de las construcciones estratégicamente situadas por los antiguos Carmelitas, que utilizaban como refugio de meditación y oración. En este corto tramo es donde encontraremos la fuente.
Este desvío lo encontramos frente a la fachada de una construcción del monasterio que forma parte a su vez del muro circundante.

Atravesaremos primero una puerta de forja que da paso a un puente de piedra sobre el curso del río. Lo cruzamos y en pocos metros optamos por seguir en ascenso y a la derecha en la próxima bifurcación que encontramos.

Poco después vemos otra bifurcación, el sendero oficial sigue por la derecha, nosotros podemos visitar la fuente que encontramos muy cerca por el sendero de la izquierda.

De nuevo regresamos al sendero oficial y seguimos en ascenso, disfrutando pronto de estupendas vistas hacia el monasterio.

Pasamos junto a algunos alcornoques y llegamos primero a una de las construcciones en ruinas que usaban los inquilinos del monasterio para sus meditaciones solitarias.
Más adelante llegamos a otra de esas construcciones, lugar desde el que dispondremos de fantásticas vistas.

Ahora volveremos a bajar por el mismo lugar hasta salir de nuevo al PR que volveremos a retomar siguiendo junto al muro del monasterio.
Pasamos junto a otros magníficos ejemplares de árboles, en este caso un tejo y un castaño, que encontramos los dos juntos.

Cruzamos por un pequeño puente de piedra el arroyo de Barrigoduro y después también lo hacemos con el muro que delimita la parcela exterior y más amplia del monasterio.
El camino se hace muy agradable junto al cauce del río, visitando también una antigua carbonera.

Unos 350 mts después, llegamos a un cruce señalizado, se trata de la visita al primero de los abrigos de pinturas rupestres que visitaremos, llamado “Canchal de las Cabras Pintadas”, llamado también “de la Cabras Pintás”.

  • Nota:

Si lo que tenemos previsto es ampliar la excursión hasta la cascada del Chorro como dije en la INTRODUCCION, lo aconsejable es visitar primero las otras pinturas rupestres cercanas y dejar esta para el último momento, puesto que el PR y el camino que lleva a la cascada es este que pasa por este abrigo de pinturas rupestres.

De vuelta continuaremos por el sendero junto al río que ya no sigue el PR, pero no hay dificultad para tomar los desvíos de ambos abrigos que nos quedan por ver, porque hay señalización con pequeños paneles en los puntos importantes.

Llegados al punto donde nos indican las direcciones de los demás abrigos, vemos que a la izquierda cruzando el río, continuaremos por una senda marcada con fitas que asciende hasta llegar a uno de los abrigos, bajo una gran pared rocosa que hemos podemos apreciar desde el mismo curso del río. Este prehistórico refugio es el único que no dispone de panel informativo aunque si esta protegido con una reja metálica como en los demás casos, no obstante deducimos que se trata del llamado “Canchal de la Umbría del Cristo” que junto al abrigo que queda detrás de este, en el barranco contiguo, forman un conjunto con este nombre.

Para llegar al otro que queda detrás en el barranco de al lado, debemos descender un poco por el mismo camino y tomar el camino hacia la izquierda, también marcado con fitas que nos conducirá al más escondido de los abrigos.

De vuelta por el camino de subida, descenderemos hasta el río y lo cruzaremos de nuevo hasta llegar al punto con paneles desde el que anteriormente nos desviamos para visitar estos dos canchales. Aquí tenemos también indicaciones del último de los abrigos que visitaremos, se trata del “Canchal del Zarzalón”.

Nuestra excursión acabaría aquí, si no deseamos ampliarla solo nos quedará descender por el mismo lugar y volver por el mismo camino hasta nuestro vehículo.

  • Fecha de la excursión: 12-8-2011
  • Tipo de ruta: Ruta lineal
  • Nivel de dificultad: Bajo
  • Longitud: 8’8km (ida y vuelta)
  • Desnivel acumulado de subida: 287mts (ida y vuelta)
  • Desnivel acumulado de bajada: 287mts (ida y vuelta)
  • Tiempo en movimiento: 2h30’
  • Tiempo Total: 3h16’
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Para acceder hasta el inicio de la ruta, en el 1º aparcamiento que encontramos antes de llegar al monasterio de San José de las Batuecas, lo podemos hacer desde las Mestas (Cáceres) por la carretera EX-367, o desde la Alberca (Salamanca), por la carretera SA-201. Estas son las poblaciones de acceso más cercanas al punto.

Podéis ver el punto de inicio con Google Maps


Ver aparcamiento1 del valle de las Batuecas en un mapa más grande


 

Como cada año, tocaba una semana de vacaciones familiares y este verano decidimos ir hacia una zona que para mi era desconocida, Salamanca y concretamente a lo que a montañas se refiere, la zona de la sierra de Francia.
Familiares y amigos de mi cuñada, Kique, Victor y su mujer Carmina prepararon esta corta excursión para disfrutar de los bellos parajes que esconde estas apartadas montañas.
Debería ser una ruta más bien corta ya que deberíamos acudir a la cita gastronómica familiar en una zona recreativa de la sierra….Ya sabéis, carne y más carne a la brasa, todo un esfuerzo para recuperar lo perdido en el camino.

 

Fotos

Video