Las Aiguilles d'Ansabères

Las Aiguilles d’Ansabères, asoman desafiantes por encima del boque

INTRODUCCIÓN
Esta es la sexta y última etapa y sentido que realizaremos de la Senda de Camille.
El recorrido a grandes rasgos es el siguiente:Refugio de Linza-Foyas del Ingeniero-Cabañas de Ansabere-Pont de Lamary-Camping Lauzart (Lescun). La vertiente española recorre parte del Parque Natural de los Valles Occidentales y en el lado Francés quedamos en los límites del Parque Nacional de los Pirineos, pero su desbordante belleza bien merece ese grado de protección.
Esta etapa está compartida en un porcentaje similar entre territorio Español y Francés. Hay otra de las seis jornadas que también comparten tierras entre los dos países, aunque en ese caso se camina muy poco tramo por territorio francés. Esa etapa se refiere a la que transcurre entre el albergue Aysa en Somport y el refugio de Lizara, situado en el valle de Aragües del Puerto.
En esta ocasión no vamos a tener las habituales marcas verde-amarillo que encontramos en el área española y solo en la parte francesa dispondremos de las blanco-rojo-blanco del HRP (Alta Ruta Pirenaica), así que básicamente nos guiaremos por las fitas.
Hay que estar atentos al poco de salir del refugio. Es fácil por inercia, continuar las marcas verde-amarillo que nos hacen cruzar un pequeño puente de madera para adentrarse en el bosque de Gamueta. Este trazado es el que corresponde a una alternativa, entre el refugio de Linza y el de Gabardito (Para más información sobre esta alternativa, entrar en su página oficial). El sendero a seguir, a la altura del pequeño puente de madera se adentra por el barranco de Petrachema, pasando al principio por un área recreativa.
La mayoría de los que realizan la “senda”, lo hacen en sentido inverso al propuesto aquí, es decir en sentido opuesto a las agujas del reloj. En alguna ocasión puede que nos demos cuenta de que el sentido elegido es posiblemente algo más complicado de seguir que el “oficial”, dándole quizás un toque más aventurero, en detrimento a ir más acompañado durante el camino.
Vamos a encontrar un par de fuentes en el recorrido, una nada más empezar, en el barranco de Petrachema y otra hacia la mitad del recorrido, en las Cabanes d’Ansaberè, ya en tierras francesas.

INTRODUCCIÓN Y DATOS TÉCNICOS DE TODA LA TRAVESÍA

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA
Comenzando en el refugio de Linza (Ver acercamiento al punto de inicio), nos dirigimos en sentido sureste para cruzar primero el parking y enseguida un pequeño puente por el que pasaremos al otro lado del primer arroyo.
Seguimos en esa dirección para estar atentos aquí. Debemos ignorar las señales verde-amarillo que de nuevo cruzan otro puente sobre las aguas del barranco de Petrachema, esto es una alternativa para ir hacia el refugio de Gabardito por la Selva de Oza, con lo cual regresaríamos de nuevo a la etapa anterior ya realizada (Este es el trazado que en su inicio se refleja en el track para gps que os proporcionamos, pero rectifica rápidamente para enlazar con la senda original a través de una pista. El verdadero recorrido se adentra por el barranco de Petrachema, que encontramos a nuestra izquierda a la altura de este pequeño puente. En la entrada del barranco vemos claramente una zona recreativa. No veremos pintadas que nos ayuden a seguir la senda (al menos en el momento de realizar nosotros la ruta), pero si dispondremos de las habituales fitas.

Refugio Linza

Comenzamos en el Refugio Linza

Senda Camille

Nos dirigimos al interior del bosque

Remontamos el barranco durante unos 800mts para salir a una pista que abordamos por la izquierda (Este es el punto donde se junta el trazado que refleja el track de gps).
A partir de aquí, la pista queda algo más difuminada pero todavía clara, cruzando un gran claro de bosque. Unos 700mts después giramos a la izquierda, en un punto donde no queda clara la dirección a seguir, continuando cerca del curso del arroyo y en muy pocos metros remontar un pequeño montículo hacia la derecha, encontrando definida la senda que se adentra en el bosque.

En el bosque

El sendero se interna en el bosque

Salimos de la sombra del bosque y nos dirigimos hacia la cuenca de un pequeño circo que abordaremos para superarlo por la derecha, cruzando una inclinada pedriza.

Senda Camille

Ya fuera del bosque, disfrutamos de un entorno fantástico de alta montaña

Hacia el collado de Petrachema

Pasamos por una pedrera, en dirección al collado de Petrachema

Pedrera hacia el collado Petrachema

Superando la pedrera

Una vez rebasado el collado, a pocos metros encontramos una bifurcación, en las dos alternativas encontramos fitas pero debemos tomar la de la izquierda que desciende ligeramente y se dirige hacia el collado de Petrachema que vemos de frente.
Todo el ascenso lo hacemos con escasa vegetación y rodeados de grandes paredes rocosas y caóticas pedrizas.

El collado de Petrachema es el punto más alto de esta jornada, con 2084mts y hace de paso fronterizo natural para acceder a nuestro vecino país, Francia. A partir de aquí, la tónica general es de bajada, al principio muy fuerte descendiendo por la pedriza hasta las “Cabanes d’Ansabère”, donde es posible comprar queso de la zona.

Collado de Petrachema

Ya vemos el collado de Petrachema

en el collado de Petrachema

Culminamos en el collado de Petrachema

Pedrera en collado de Petrachema

Ahora tocar bajar con cuidado por pedrera

Pedrera en la senda Camille

Bajando del collado de Petrachema

Vistas del Petrachema

Sobrecogen las vistas hacia los paredones del Petrachema

Bajando del collado de Petrachema

Vista hacia atrás, por donde vamos descendiendo

 Cabanes d’Ansebère

En las Cabanes d’Ansebère podremos refrescarnos y cargar agua en la fuente

Seguimos descendiendo, ahora por camino muy claro que pronto serpentea entre un bonito bosque junto a las aguas del Gave d’Ansebére.

Bosque hacia Lescun

Nuevamente por un precioso bosque

arroyo en el bosque

El agua nos acompaña en el descenso por el bosque

Este camino, finalmente se abre a la luz en un gran claro y nos deja ver a nuestras espaldas las imponentes y afiladas agujas d’Ansabére junto a las que hemos pasado, una increíble visión digna de postal.

Bonito valle Francés

El verdor del valle, contrasta con la aridez sobrecogedora de la roca

Las Aiguilles d'Ansabères

Las Aiguilles d’Ansabères

Parte del circo de Lescun

Las Aiguilles d’Ansabères

Nuevamente volvemos a internarnos en el bosque y salir de él pocos minutos después para cruzar el curso fluvial de la Gave d’Ansebère por un paso de hormigón que da acceso a un parking.

Desde aquí arranca una pista de tierra que en unos 2km finalmente empalma con una estrecha carretera asfaltada. Continuando por la derecha, esta pasa junto a algunas aisladas casas entre campos de siembra para llegar al camping Lauzart después de casi 4km más.

La Gave d'Ansabères

La Gave d’Ansabères, fluye junto a nosotros por el encantador valle

Circo de Lescun

Asoman gigantes del circo de Lescun

Hacia Lescun

Terminamos por la pista asfaltada, hasta llegar al camping.

DATOS DE LA RUTA

(en azul datos oficiales facilitados por la organización)

  • Fecha de la excursión: 9-7-2010
  • Tipo de ruta: Ruta de etapa lineal ( el circuito completo es circular)
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 16,6km
  • Desnivel acumulado de subida: 789mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1286mts
  • Tiempo en movimiento: 7-8h

 

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO
El refugio de Lizara está situado en el valle de Ansó y Fago (Huesca).
Para acceder hasta él lo podemos hacer desde varios puntos, pero principalmente desde dos. Desde Berdún y desde allí acceder a la carretera A-1602, para pasar por Ansó y continuar después por la HU- 2024. También desde el Roncal (Navarra), pasamos Isaba y poco después tomamos a la derecha la carretera NA-2000 para pasar por Zuriza.

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA
Según me contaron por la mañana en el refugio de Linza, hubo concierto por la noche. Alguno se encontraba generoso ante un público que entre cuatro paredes poco podía hacer para escapar y quiso afinar su reverberante voz hasta el aburrimiento. Continuaron relatándome, que una somnolienta del paciente y obligado público, literalmente reventó de los nervios y almohada bajo el brazo, se levantó de su lecho y claramente desde la puerta y mirando con rostro desencajado al susodicho Pavarotti, exclamaba reiteradamente ¡¡Pero esto que es……por Diosssss!!.
Desapareció toda la noche de la habitación, a la mañana siguiente la encontramos durmiendo en una de las estanterías que se utilizan para poner las mochilas……¡¡menuda nochecita!! y yo sin enterarme, ¡¡Gran invento los tapones!!.
Nada más ponernos en marcha y equivocamos la senda a seguir, las marcas verde-amarillo que hasta ahora hemos seguido, nos lleva en esta ocasión por una alternativa de vuelta hacia Gabardito. Otra pareja de excursionistas de Valencia con los que coincidimos en este sentido de la marcha, también cayeron en la “trampa”, pero pronto nos dimos cuenta que las cosas no cuadraban, así que retrocedimos y comprobamos en el topográfico que la senda se adentraba por el barranco de Petrachema, para salir después a una pista, pista que seguimos hasta unirnos con el camino original, sin retroceder hasta el barranco (Este es el trazado que hay en el track, una vez eliminada la equivocación). En estos puntos concretos te dabas cuenta de que la ” senda” hecha en este sentido, era algo más compleja de seguir.
Pronto nos damos cuenta de que la tónica del día iba a estar marcada por la ausencia de pintadas, nos guiaríamos por las fitas, aunque en alguna ocasión también te hacían dudar, el mapa de nuevo te sacaba de apuros.
El paso por el collado de Petrachema nos abrió las puertas al país vecino entre afiladas torres y escurridizo terreno, panorama sobrecogedor que contemplamos con tiempo mientras recuperábamos fuerzas en las Cabanes d’Ansabère.
Después de un gélido baño en las aguas de la Gave d’Ansabère, los “bodis” se quedaron para volver a empezar, aunque nos esperaba la parte más monotona y cansina del recorrido, la larga carretera que nos llevaría hasta el camping Lauzart. No podemos opinar sobre la estancia en este lugar ya que por una equivocación en la reserva, nos dejaron sin hospedaje para esa noche.
Habíamos terminado la travesía, satisfechos y saciados de montaña después de 15 dias por Picos de Europa y Pirineos. Momentos de soledad, sufrimiento, amistad, risas, aventuras, paisajes cautivadores, nuevos amig@s, todo engranó a la perfección para que estos días vividos y compartidos, queden grabados y perduren para siempre.
Recogimos en recepción, las camisetas que nos habíamos ganado y en “cero coma” las teniamos puestas los cuatro, Lute, Ximo, Enrique y yo, Alex.
Volvimos a Canfrac Estación para celebrarlo con una buena comida y hacernos la foto uniformados frente a la escultórica estación de tren.
Concluyo con la humilde opinión contrastada de los cuatro que hemos realizado la Senda de Camille….Magnífica aventura cien por cien recomendable.

 Canfranc Estación

En Canfranc Estación