• RSS
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter

LOS CALARES Y NACIMIENTO DEL RIO MUNDO

Posteado por Casiaventurilla abril - 27 - 2009 4 Comentarioss

Imponente excursión circular dentro del Parque Natural de los Calares del río Mundo y de la Sima. Forma parte de la sierra de Alcaraz, muy cerca de la población de Riópar (Albacete) y límite fronterizo con la provincia de Jaén.

La ruta comienza en el parking que hay en el puerto del Arenal a 1150 mts de altitud. Nos dirigimos hacia el nacimiento del río Mundo, entorno de gran belleza donde el agua recogida por las cuantiosas dolinas que existen en la parte alta de la sierra, es conducida por un laberinto de galerías subterráneas hasta asomar y dejarse caer desde una amplia cueva colgada a gran altura, con lo que el espectáculo visual es impresionante. Seguidamente subimos hasta la misma cueva por una senda a veces un tanto expuesta y peligrosa, sobre todo si está ó ha llovido, por aquello de resbalar. Volveremos a bajar para caminar un rato junto al río Mundo y ascender luego por el GR66 hasta los Calares. Pasaremos también por el mirador, desde el que obtenemos sobrecogedoras vistas del entorno del nacimiento y mucho más. Desde allí bajaremos de nuevo hasta los coches.

Es una ruta muy exigente debido a su larga longitud y desnivel acumulado, aunque tenemos la posibilidad de acortarla un poco, omitiendo la subida a la cueva.

Encontraremos fuentes cerca del inicio, antes de llegar a la llamada Cueva de los Chorros (nacimiento del río Mundo). La siguiente y última posibilidad de coger agua la hallaremos en los Calares, cuando llevemos realizada mas de la mitad de la ruta, en el Pocico de Arriba.

  • Importante:

La subida a la Cueva de los Chorros esta restringida por la peligrosidad de alguno de sus tramos, y se a de pedir permiso al organismo de gestión del Parque. Delegación Provincial de Medio Ambiente de Albacete ( C/ Paseo de la Cuba, 27 – CP 02071 ). Tlf.967195017

Nos pedirán estar en posesión de la Licencia Federativa en vigor.

Comenzamos en el puerto del Arenal donde existe un amplio aparcamiento. Nos dirigimos hacia la carretera para cruzarla y tomar una senda a la izquierda que se adentra por un bosque de pinos y se encamina hacia el nacimiento (hay panel).

Siguiendo una senda bien definida con algunas marcas de pintura blanca llegamos a salir a la carretera A-77 que va directamente al aparcamiento del nacimiento. La cruzamos de frente y bajamos por otra senda a buscar una pista asfaltada mas estrecha. La tomamos por la derecha para pasar por varias fuentes.

Llegamos a una bifurcación, siguiendo la carretera a la izquierda llegaríamos directamente al parking. Nosotros optamos primero por seguir de frente, hacia las Calderetas que es el paraje donde se encuentra la cascada.
Llegamos al lugar en cuestión para disfrutar de un relajante a la vez que espectacular rincón.

Bajamos ahora por los escalones y siguiendo el margen del río llegamos en poco tiempo al parking.

Buscamos ahora una senda que sale por detrás del aparcamiento de autobuses y cruza el río para dirigirnos a ascender hasta la cueva donde nace el río Mundo. Si decidimos no subir hasta la cueva, debemos girar a la izquierda en el primer desvío nada mas cruzar el río (dirección a seguir cuando bajemos de vuelta).
Ascendemos primero y enseguida vemos en un panel la advertencia con respecto a la ruta de subida hasta la cueva.

Pasamos junto a ejemplares de acebos, tejos, y arces, especies que requieren un ambiente húmedo.

En ocasiones en fuerte subida y en otras con cierto peligro si no se toman algunas precauciones llegamos a la gran cueva por donde sale el agua recogida por la zona de Calares que existen en su parte superior.

De bajada por el mismo trazado por el que hemos subido, llegamos al desvío antes de cruzar el río y lo seguimos por la derecha transformándose en un camino mas ancho.

Caminamos por un bonito bosque siguiendo el margen del río y llegamos después a una balsa donde poder refrescarnos.

Seguimos de frente y con el río siempre a nuestra izquierda vemos la pequeña aldea de La Casa de la Noguera al otro lado del río. Cerca de rebasar el poblado y en un claro, nos encontramos con un desvío que seguimos por la derecha de subida, es una pista con el firme en mal estado. Estamos sobre el trazado del GR66 que seguimos cerca de 200mts para estar atentos y dejar la pista que gira a la izquierda. Seguimos el GR de frente transformándose en senda (las marcas del GR están en muy mal estado y algunas apenas se ven).

La senda en fuerte subida, nos regala con bonitos rincones y algunas amplias vistas.

Después de 2,3km de ascensión, llegamos a un llano donde encontramos una casa rodeada de espléndidos quejígos.

Seguimos de frente dejando la casa a nuestra derecha y siguiendo una estrecha pista, para cruzarnos con otra a los 1,7km desde la casa. La seguimos por la derecha en un amplio valle donde podemos ver algunas dolinas y simas, culpables de la recogida del agua de lluvia y nieve y la posterior filtración hasta encauzarla y ver de nuevo la luz en una espectacular cascada, la de Los Chorros, estamos en el Calar del Mundo.

Bajo unas peñas encontramos el Pocico de Arriba, un lugar para poder descansar y coger agua. Es fácil identificar el lugar desde lejos porque hay dos contenedores de agua.

Ahora aunque estamos sobre el GR no seguimos un camino definido, pero debemos dirigirnos para ascender hacia el collado que vemos frente a nosotros.

A partir de aquí seguimos una senda poco definida con algunas fitas, seguimos en el GR.
Se abre el paisaje y podemos divisar el formidable circo donde nace el río Mundo, esta vez desde arriba.

Llegamos bajando al mirador en el que las vistas son sobrecogedoras y donde es fácil sentir una agradable sensación de libertad.

Seguimos bajando por senda entre bonitos parajes para desviarnos a la izquierda por un camino mas ancho a los 400mts después.
Llegamos a caminar junto a una alambrada para controlar el ganado y poco después debemos cruzarla por una puerta dispuesta para el GR (hay un cartel indicándolo en la alambrada).

Volvemos a cruzarla un par de veces más, y en la última vez giramos a la derecha en una pista. Ojo que estamos en territorio de reses bravas. Seguimos la alambrada para volver a salir mas adelante y dejar definitivamente la finca… y los toros.

Tomamos la pista que de subida primero se transforma en senda después para bajar hasta los coches en cerca de 3km.

  • Fecha de la excursión: 25-4-2009
  • Tipo de ruta: Ruta Circular
  • Nivel de dificultad: Moderado-Alto
  • Longitud: 25,77 km
  • Desnivel acumulado de subida: 1.167 mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1.167 mts
  • Tiempo en movimiento: 7h
  • Tiempo Total: 10h
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Con Google Maps podéis ver el punto de inicio de esta ruta de senderismo que se ubica en uno de los aparcamientos del nacimiento del río Mundo.


Ver Parking nacimiento del río Mundo en un mapa más grande

 

Como viene siendo habitual desde el año pasado (2008), realizamos dos excursiones por año en la zona (sierra de Cazorla, Sierra de Segura, Sierra de Alcaraz), una en primavera con el disfrute que supone esta estación del agua y el color. La otra en otoño, para la berrea del ciervo y la ronca del gamo. Esta vez en la sierra de Alcaraz, José a programado una “señora” ruta dentro de una sierra con grandes atractivos. En un principio, el comienzo de la ruta era en el parking del mismo nacimiento del río Mundo. Dispuestos a entrar en la carretera de acceso a este, nos damos en las narices con una cadena que cortaba el acceso a esta. !!No la abrían hasta las 9:00h¡¡, una rápida respuesta nos hace variar ligeramente el inicio de la ruta, comenzándola en el puerto del Arenal, donde dejamos los coches. Solos, solos…. eran las 8:00 y sabíamos que era la mejor hora para disfrutar del paraje que venía a continuación, el entorno del nacimiento, ya que un poco más tarde y nos arrancarían la tranquilidad que se requiere para disfrutar con profundidad estos parajes. De camino junto al río, nos cruzamos con Sonsoles, una chica de Madrid que nos preguntó si iba en buena dirección para ir al nacimiento. Su cara era un libro abierto, desbordaba alegría y se le notaba reflejado lo bien que se lo estaba pasando caminando por estos bonitos bosques. Como siempre digo, en la montaña es más fácil encontrarse con personas con las que puedes compartir momentos de buen rollito. Un pequeño despiste debido a la mala señalización del Gr que debíamos seguir hizo que diéramos un pateo extra, además con buen desnivel positivo, ante todo ¡¡buen rollito!!. Rectificado el lapsus, retomamos la senda correcta….una senda cañera pero preciosa, pero antes nos despedimos de nuestros nuevos compis, que además son hermanos, Juan y Quique. Una antigua lesión de rodilla que comenzó a incordiar, es motivo suficiente para pensar si merece la pena acabar esta ruta. Llegamos a la parte alta donde se encuentran los Calares, una zona abierta donde pudimos ver las innumerables dolinas por donde los riachuelos desaparecían para dirigirse a las entrañas de la tierra. Otro lugar de espectacular belleza fue el mirador, situado justo encima de la Cueva de los Chorros. La jornada montañera terminó con muy buen sabor de boca y con un no me siento las piernas, pero ahí no acabó la cosa, una cena a base de carnes a la brasa, por supuesto preparada por nosotros dio pié a los sucesivos brindis, ¡¡No todo va a ser andar!!.

Fotos


.

4 Responses so far.

  1. josico dice:

    Desde luego que existen Parajes tan singulares que poder verlos y patearlos, llena todos los sentidos. Que bonito, que espectacular, me gusta .
    Siento que no hayan podido disfrutar la ruta completa Juan y Quique, Buena gente…
    Que coraje ha demostrado Paco, que tío
    Es verdad, se repira un eslendido ambiente en el grupo ¿que más queremos?

  2. Raul dice:

    Unos parajes magnificos, ya llevo demasiado tiempo sin ir por alli. Aquella zona es para tirarse meses recorriendola 😉

    Saludos!

  3. Anonymous dice:

    Dicen que cuanto más se conoce a tu suegra, más quieres a tu perro, bueno, aquí es al reves, Cazorla, Segura, El Mundo, Sierra Morena, etc,cuanto más bienes, más te gusta, en primavera estan en su explendor, todo verde, rezumando agua por todas partes, florido hasta “aburrir”, todo esto calmó mis “ansiiiasss” de montaña ya que un imprevisto ha cortado, (espero que por poco tiempo) mis vuelos, todo esto y mis amigos con los que comparto rutas y lo mejor, buenos momentos de risas, almuerzos y el vino, ¡que vino!, a mi compañero Pedro como a mí y al resto, nos gusta y disfrutamos el buen vino, y el que aportó a la cena fue memorable, ¡Que se repita!

  4. Anonymous dice:

    Ruta espectacular, por su paisage y por los momentos tan intensos que se han compartido entre buenos amigos.
    Felicidades para los organizadores y animos para los que quieran apuntarse a esta forma de vivir los mementos de recreo.
    El del vino.


  • Vents de muntanya i natura
  • Senderistas Valencianos
  • Acude al gran Encuentro
  • Casiaventurilla en Facebook