Déjate sorprender…… la diversidad de paisajes marca un punto a favor con esta alternativa senderista

 Con el senderismo disfrutaremos de la subida al Mont Caro

El Mont Caro

 

Ruta de senderismo-excursionismo en el Parque Natural dels Ports, con la ascensión a la cumbre más alta de esta sierra y de la provincia de Tarragona, el Caro con 1447mts.
Comenzamos en el refugio Caro, situado en la urbanización el Mascar. Por el gr7 en dirección al refugio Font Ferrera subimos al coll de Pallers desde el que accedemos finalmente al Caro. Bajamos por la vertiente NE hasta el coll del Vicari para bajar a continuación a els Bassis de Caro. Desde allí subiremos hasta la Roca Contadora, para más tarde volver a enlazar con el coll de Pallers. Desde allí volveremos a bajar hasta el refugio Caro.

Una ruta que comienza y termina en el mismo punto en la que repetimos el tramo desde el refugio Caro hasta el coll del Pallers.
La excursión, aunque no excesivamente larga acumula un desnivel de cerca de los 1000mts, caminando en ocasiones por sendas muy poco definidas, incluso desapareciendo debiendo seguir su trazado por medio de algunas fitas. También subimos algunos tramos donde se hace imprescindible unas cortas trepadas sin ninguna dificultad.
Es conveniente llevar suficiente agua, al menos hasta els Bassis de Caro donde podremos cargar de nuevo. Hay otro punto donde poder coger agua pero desconozco si es habitual que fluya, me refiero a la fuente y Bassis d’en Bernat situada en un barranco entre el de Cova Pintada (después de la Roca Contadora) y el Coll de Pallers.

Si lo que queremos es una ruta un poco más suave, podemos evitar el ascenso al Caro, para ello podéis visitar otra muy similar que ya realizamos anteriormente.

  • El itinerario:

Refugio Mont Caro – Coll de Pallers – Mont Caro – Coll del Vicari – Bassis de Caro – Roca Contadora – Coll de Pallers – Refugio Mont Caro

Comenzamos en el refugio Caro, dentro de la urbanización el Mascar.

Salimos a la pista asfaltada para seguir por el GR7 en sentido al Refugio Font Ferrera (hacia la derecha). Al poco salimos momentáneamente del asfalto para evitar una lazada de la pista y pasar junto al bar-restaurante del Port.

Al 1’5km encontramos una bifurcación, a la derecha de bajada iríamos a la fuente del Mascar y a la Ermita de Santa María dels Ports. De frente y de subida seguimos el GR para que en unos 200mts dejemos esta pista y nos desviemos a la izquierda siguiendo también el GR.

En un pequeño llano comienza la senda que de subida nos llevará hasta el coll de Pallers.
Entre un bosque de pinos y abundante vegetación arbustiva predominando el boj y el acebo, se abre en ocasiones para ofrecernos buenas vistas hacia el frondoso valle.

Llegamos al coll de Pallers, punto donde dejamos el trazado del GR y seguimos una senda a la izquierda para seguir el ascenso en dirección al Caro. Hasta aquí será el tramo común de la excursión ya que de vuelta vendremos por el GR que viene desde Font Ferrera y confluiremos de nuevo en este punto.
Una bonita senda en ascenso con mucha vegetación, cuando sale a los claros nuevamente nos proporciona unas vistas impresionantes, esta vez de la vertiente Este donde podemos ver profundos barrancos.

Con un sube y baja constante superamos grandes farallones rocosos.

La senda desaparece en muchas ocasiones, debiendo seguir con la ayuda de unas fitas.

Las antenas del pico van apareciendo poco a poco evidenciando la orientación a seguir.

Las panorámicas son inmejorables.

Finalmente accedemos por su lado izquierdo, aparentemente el mas inaccesible ya que de este lado las paredes caen con gran verticalidad. Un fuerte ascenso por una canal nos lleva finalmente hasta la cumbre donde existen multitud de antenas de telecomunicaciones y un mirador.

Desde aquí bajamos por una senda marcada con pintura roja que va atravesando las distintas lazadas de la carretera de acceso al pico.

Finalmente recorremos un corto tramo de asfalto hasta llegar al coll del Vicari, donde tomamos una senda de bajada a la derecha (hay un panel indicando els Bassis y la Caramella).
A los 500mts aproximadamente encontramos otro cruce, tomamos el de la derecha de bajada. Hacia la izquierda iríamos a la Caramella (hay un poste con una placa metálica indicándolo).

La senda cruza el barranco por donde caminamos hasta ahora (barranco de la Geranta, llamado también de la Conca) para entrar en el de Desferra Cavalls, profundizando en él y entrando en zona de umbría donde pasamos junto al forn de la Pimpollada.

Pronto llegamos a otro cruce donde veremos otra placa metálica indicándonos las direcciones a seguir. A la derecha iríamos directamente a la Contadora pero sin pasar por la fuente dels Bassis de Caro.

Optamos por seguir bajando para llegar a els Bassis en un bonito paraje. En las inmediaciones podemos ver un tejo de al menos varios centenares de años.

Seguimos la senda que sale por detrás de la fuente, debiendo trepar un corto tramo para pasar a la otra vertiente donde se nos abre el paisaje. La senda aparece y desaparece constantemente, pero existen algunas fitas que nos servirán de mucha ayuda. Una vez divisemos la alargada y puntiaguda Roca Contadora, la orientación a seguir será clara.

La senda finalmente y después de una fuerte subida, se une con la que dejamos anteriormente para pasar entre las estrechas paredes de la Contadora.

Seguimos ahora de bajada para girar a la derecha y dirigirnos hacia el barranco de la Cova Pintada, donde veremos de nuevo el Mont Caro a la derecha. Vemos marcas rojas además de las habituales fitas.

Lo cruzamos y vamos girando a la izquierda, pasando a por un collado para bajar a otro barranco donde encontramos la fuente y Bassis d’Enbernat (hay una pintada en la roca indicándolo).
Unos 900mts mas y nos unimos al GR7 y Estels del Sud, por donde seguimos en ascenso trepando una roca hasta el coll de Pallers.

Desde aquí solo debemos bajar por donde vinimos hasta el refugio Caro.

  • Fecha de la excursión: 14-3-2009
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 15,82 kilómetros
  • Desnivel acumulado de subida: 973 mts
  • Desnivel acumulado de bajada:  973 mts
  • Tiempo en movimiento: 4h30′
  • Tiempo Total: 6h31′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

Podéis ver el acercamiento desde la población de Tortosa hasta el refugio Caro, inicio de nuestra ruta de senderismo-excursionismo.


Ver acercamiento ref. Caro


De todos es sabido que el trece a demás de ser una terminación que incita a la típica frase obscena-jocosa, es el número fatídico por excelencia. Pues bien por esta vez vamos a demostrar que podemos vencer a tan negra superstición numérica cuando se ponen de acuerdo la buena voluntad y las ganas de que todo salga bien.
El pasado viernes 13 nos reunimos 13 compañeros en el refugio Caro. Por si fuera poco además de repetirse dos veces el numerito, vino acompañado también de su coleguilla el viernes…
Como digo, Lute, José y yo quedamos con 10 miembros del Club de muntanya Navalón de Sagunto para hacer juntos una ruta en esta espectacular sierra. El encontrarnos esa noche con el refugio solo para nosotros, nos dio ciertas libertades que de otra forma serían poco menos que imposible, por ejemplo el poder elegir habitaciones, o seguir “voceando” mas allá de la hora de silencio. Muchas eran las ganas que teníamos de recorrer juntos estas montañas y por lo que a mi se refiere la alegría de ver a algunos de los amigos que hacia tiempo que no veía.
Amaneció un día esplendido con lo que las previsiones meteorológicas se cumplían y aprovechando que el recién levantado día no rebasaba las primeras cumbres, fuimos bajo sombra hasta llegar a la mitad de la subida al Caro.
Disfrutamos en las subida de unas fantásticas vistas de la sierra que todos supimos valorar haciendo cantidad de fotos además de realizar juntos pequeñas paradas para empaparnos del excepcional ambiente.
En los tramos más duros es donde más fácilmente se puede desmembrar el grupo, con el desencanto que supone el ir cada uno por su lado, incluso con la posibilidad de tomar sendas equivocadas y envolvernos en el típico mal royo. En esta ocasión todos pusimos de nuestro lado, hasta los más competitivos y juntos fuimos recorriendo y comentando los sorprendentes rincones que veíamos.
Un espléndido día, una espectacular sierra y un grupo de amigos dispuestos a compartir juntos la montaña, el bocata y la bota hizo que del número 13 nos acordáramos solo en el aspecto obsceno- jocoso.

Fotos