INTRODUCCIÓN

Esta ruta es la combinación de dos de las excursiones que tenemos editadas en el blog. Concretamente son las rutas: Sendas del Espadan en Alcudia de Veo y Ruta por la sierra Espadán, Alcudia de Veo-Órganos de Benitandus-Alcudia de Veo.
Es una forma mas larga de llegar a los Órganos, aprovechando sendas con mucha vegetación. En definitiva, podemos decir que realizamos una ruta con lo mas sobresaliente de las dos.
En esta ocasión la excursión la realizamos con algunos componentes del club de montaña Navalon, de Sagunto y con los que en multitud de ocasiones hemos compartido buenas rutas y mejores momentos…bueno también algunos tragos de la bota. Gran parte de la ruta la haremos por sendas, aunque también caminaremos bastante rato por pista de tierra muy agradable. Pisamos asfalto, pero dos tramos muy cortos. Encontramos varias fuentes, pero alguna de ellas normalmente esta seca.
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA
Partiendo de la población de Alcudia de Veo, seguimos las marcas del GR36 en dirección a Villamalur.
Seguimos un corto tramo por carretera, para salirnos a la derecha y dirigirnos a la fuente de San Pedro que localizamos muy cerca.
Seguimos por la senda que sale junto a la fuente, en su comienzo con ligero ascenso .
Subimos junto al pequeño barranco por una senda con firme perfectamente empedrado.
Mas tarde nos unimos a una pista que seguimos a la derecha, transformándose en senda poco después.
Siempre rodeados de abundante vegetación llegamos a caminar por el mismo lecho del barranco, donde vemos algunas marcas del GR.
Este sale del barranco y acompañados de alcornoques adquiere un fuerte desnivel hasta llegar a una confluencia de sendas. El GR sigue a la izquierda y nosotros por la derecha.
Esta vez en ascenso mucho mas suave, seguimos caminando bajo pinos, dejandonos en alguna ocasión, entre ver bonitas panorámicas.
Mas arriba, donde encontramos un pequeño claro con pinos jóvenes y enebros, hay que estar muy atentos porque debemos desviarnos por otra senda que sale a la izquierda y que es fácil que nos pasemos.
Si seguimos de frente llegaríamos también a los Órganos de forma más rápida, pero en esta ocasión elegimos otra alternativa.
Comenzamos a bajar suavemente por la ladera izquierda de la loma que tenemos enfrente, para ir adentrandonos en un paraje de impresionante vegetación. Después de unos zig zag en bajada, llegamos a una bifurcación que seguimos de frente, desechando la que baja por la izquierda.
Poco después llegamos a un aljub situado en un paraje húmedo y frondoso, en los que estos últimos días de lluvias ha hecho colmar.
Volvemos a subir encontrando una senda que se desvía a la izquierda poco definida pero que no seguimos, nosotros seguimos subiendo por el trazado principal. Una primavera especialmente lluviosa nos regala con buenos ejemplares de setas, como esta Macrolepiota Procera.
Bajamos al fondo del barranco, donde veremos otro desvío de sendas, seguimos a la derecha en ligero ascenso.
Seguimos como hasta ahora, con vegetación por doquier. Los helechos lo envuelve todo.
Llegamos a alcanzar altura, proporcionandonos espectaculares panorámicas hacia el castillo de Mauz (Sueras) y el barranco de Castro.
Bajamos a otro barranco, pero antes de llegar al fondo, nos topamos con un grandioso ejemplar de alcornoque.
Lo cruzamos y seguimos subiendo, llegando a desviarnos por la derecha en otra bifurcación.
Apartir de aquí la senda va adquiriendo mas desnivel. Nos sale al paso por la derecha una senda menos definida que ignoramos, siguiendo siempre en subida y por el trazado principal nos unimos a un PR, siguiéndolo por la derecha y siempre de subida llegamos al punto mas alto de nuestra excursión.
Después de disfrutar de las vistas que obtenemos desde aquí, bajamos a la derecha(según hemos subido). Enseguida nos desviamos a la izquierda por otra senda.
Esta nos llevará directamente en 15minutos aproximadamente hasta los Organos de Benitandus, espectacular balcón natural.

Seguimos por la senda de la izquierda(según miramos hacia el valle) pasando junto a un aljub en precario estado y al que le queda todavía una viga central de rodeno. Obtenemos después espléndidas panorámicas del pequeño pantano de Benitandús.

Bajamos en lazadas con abundante vegetación y desnivel, para conectar con el PR 140 que va hacia Sueras (hay una tablilla indicándolo). Seguimos por la derecha, para que en poco tiempo lleguemos a salir a la carretera que seguimos también por la derecha.
Pocos metros después, a la derecha y junto a la carretera, tenemos una fuente improvisada que aprovechando una pequeña torrentera le han colocado un trozo de tubo a modo de caño. Con esta fuente no podemos contar habitualmente, puesto que solo tendrá agua en épocas de abundantes lluvias, como es el caso de este año.

Poco mas adelante nos desviamos a la izquierda para entrar en la pequeña pedanía de Benitandús, y tomando a la derecha por la calle central, lo cruzamos y conectamos con una pista siguiendo el PR.

Seguimos por ella, saliéndonos al paso una pista en dos ocasiones, de bajada y por la derecha que ignoramos. En la tercera ocasión si que optamos por seguir por la derecha y en ligera bajada, saliéndonos del trazado del PR(hay un aspa del PR en el árbol).
Seguimos un buen rato por esta sin salirnos y girando poco a poco hacia la derecha para ir a buscar el valle donde se sitúan Veo y Alcudia de Veo. Vemos aparecer primeramente a Veo, envuelto en un verde intenso.

Ojo porque mas adelante, cuando nos situamos frente a Veo, debemos de tomar un giro brusco a la derecha situandonos en el GR36, por donde bajamos a través de una magnífica senda empedrada.
Bajamos hasta el fondo del valle, y justo antes de cruzar el arroyo, a la derecha y a muy pocos metros tenemos la fuente de la Pistola. Suele tener poco caudal pero en todas las ocasiones que hemos pasado, siempre ha salido suficiente como para poder llenar las cantimploras.

Volvemos y cruzamos el arroyo, para subir entre pequeños huertos y campos frutales. Siempre siguiendo el GR cruzamos una pista asfaltada para llegar a la carretera que cruza la población de Veo. Pero sin llegar a pisar asfalto, seguimos de frente para bajar enseguida por senda.

Por encima de una estrecha acequia, rodeados de abundante vegetación y pequeños campos de cultivo, llegamos hasta Alcudia de Veo.

DATOS DE LA RUTA
Ruta circular
Tiempo en movimiento: 3h55′
Tiempo Total: 6h24′
Distancia: 14,8km
Más alternativas para subir a los órganos de Benitandús :
Aín-Benitandús-Órganos-Benitandús-Veo
Distancia recorrida: 13,66 kilómetros
Altitud min: 346 metros, max: 729 metros
Desnivel acum. subiendo: 799 metros, bajando: 900 metros
Grado de dificultad: Fácil
Tiempo total: 4 horas 21 minutos
Tiempo movimiento : 2 horas 54 minutos
DATOS, MAPAS, GRAFICOS Y TRACKS (lineal)
.
ANECDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA
Parece que las lluvias han acabado, o al menos de momento. A amanecido un día esplendido, aunque ya va haciendo calor, así que elegimos hacer esta ruta porque iríamos bajo sombra casi todo el camino,
¡Un gran acierto!. Hacía tiempo que no quedabamos con nuestros amigos del club de montaña Navalon, aunque hay que decir que en nuestro grupo, el de Casiaventurilla hay varios componentes de este club, pero aquellos suelen salir los domingos y nosotros como sabeis, los sábados.
Recorrer el Espadan despues de una primavera lluviosa como esta, es simplemente una maravilla. El verde intenso de la vegetación, el colorido de sus flores y los arroyos y fuentes tan colmados, añaden a cualquier salida, una sensación placentera dificil de expresar. A esto hay que añadir la cantidad de setas que han salido, es un año especial y como tal hay que aprovecharlo al máximo.
Un recorrido de cinco estrellas como este, lo hemos disfrutado como se merece, con paso relajado y disfrutando del expectacular entorno de luces y sombras del bosque, y los colores y olores que nos ofrecen la plantas aromáticas que encontrabamos a nuestro paso, como la ajedrea, cantueso, tomillos, orégano, calamento ó los romeros.
No menos de cinco estrellas fué tambien el almuerzo, como siempre con el listón bien alto.
Acabó la jornada, con las espectativas superadas y contentos de volver a compartir buenos momentos con buenos compañeros.