Ruta lineal de senderismo en la sierra de Javalambre (comarca Gudar-Javalambre), con lo que necesitaremos disponer de dos vehículos.
Gran parte del recorrido discurre por el término municipal de Arcos de las Salinas (Teruel) donde en cuya población finaliza nuestra ruta. Nos serviremos de parte de los trazados del GR10 y de un PR recientemente acondicionado (Senda fluvial “Desiderio” Río Arcos).

Caminamos la mayor parte por pistas forestales de tierra, pasando junto al nacimiento del río Arcos y asomándonos al vértice del pico del Buitre de 1956mts de altitud.

Un recorrido sin ninguna dificultad técnica y en la que tampoco es necesaria una resaltable formación física, ya que exceptuando la primera parte de subida al pico Buitre sin gran desnivel, lo demás será un agradable descenso. Obviamente si la realizamos en sentido contrario obtendremos una ruta mucho mas exigente.

En cuanto a las fuentes, debemos asegurarnos el abastecimiento al menos hasta el nacimiento del río Arcos, puesto que ya aquí podemos llenar nuestras cantimploras, pasando mas tarde por unas tres fuentes mas hasta llegar a Arcos de las Salinas.
El comienzo de la ruta es un tanto aleatorio, pudiendo alargar o acortar la ruta en función de donde comencemos (ver acercamiento al punto de inicio).

Comenzando en algún punto de la pista (ver acercamiento al punto de inicio), pasamos junto a unas instalaciones de telecomunicaciones y después cerca de un pequeño refugio.

Ascendiendo vemos que van desapareciendo los bosques de pinos y además comprobamos también lo fría que es esta sierra en la que el viento suele hacer aparición con bastante asiduidad, elevando muchísimo la sensación del frío.

El paisaje se abre, obteniendo amplias panorámicas de las cumbres mas altas de la zona identificando la mayor de ellas, el pico Javalambre de 2018mts por la antena de telecomunicaciones.

Llegamos a una bifurcación, a la derecha la pista se va hacia la cabecera del barranco de los Hombres, nosotros debemos seguir por la izquierda para dirigirnos al pico Buitre (hay panel).
Pronto y a la izquierda vemos el pico del Buitre, donde nos dirigimos para culminar la cota mas alta de la excursión.

Antes de llegar al vértice vemos a nuestra derecha el barranco de los Hombres, por el cual bajaremos después.

Llegamos a lo mas alto del Buitre donde encontramos unas construcciones y el acostumbrado geodésico.

De bajada por el mismo lugar, ahora nos dirigimos hacia el barranco que comienza a nuestra izquierda. Podemos acortar el trazado de la pista, caminando monte a través ya que solo hay algunas sabinas terreras.

Volvemos a salir a la pista para después bajar definitivamente al barranco.

Poco después conectamos con una pista que recorre paralelo el barranco de los Hombres.

Esta nos acerca al final del barranco donde encontramos unos antiguos mases. Aquí y junto a estos, una surgencia delata el nacimiento del río Arcos.

A partir de aquí seguimos a cierta distancia el curso de río Arcos, llegándolo a cruzar.
El paisaje se cierra entre escarpadas paredes encontrando algunas fuentes, antiguas piscifactorías y algún salto de agua.

Pasamos por un área recreativa con fuente (los Baños) y un refugio.

Desde aquí podemos optar por seguir por la pista o un poco mas adelante desviarnos por la senda fluvial “Desiderio” río Arcos. Encontraremos un panel junto a un área recreativa por donde cruza este sendero.

Esta senda vuelve a salir a la pista después de cruzar el río por medio de unos pequeños pilones de hormigon. Nos queda solo seguir por ella para llegar a Arcos de las Salinas.

 

 

  • Fecha de la excursión: 21-2-2009
  • Tipo de ruta: Ruta lineal
  • Nivel de dificultad: Moderado-Bajo
  • Longitud: 18’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 504 mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1176 mts
  • Tiempo en movimiento: 4h15′
  • Tiempo Total: 5h10′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

Si vamos a la población de Torrijas pasando por Arcos de las Salinas, unos 1’2kms antes de llegar a la población, tomamos una pista de tierra (vía pecuaria) que se desvía a la izquierda en una curva de la carretera (panel pico Javalambre). Siguiendo siempre la dirección del pico llegaremos después de unos 8’9km a una construccion de telecomunicaciones. Este es aproximadamente el punto donde comenzamos nuestra ruta, pero como dije anteriormente podemos alargar o acortar la ruta dependiendo del punto de la pista en el que comencemos.

 

Después de nuestra aventura Canaria, quedamos con nuestros compañeros de Sagunto directamente en Arcos de las Salinas. Un día claro pero frío de narices en el que el viento se encargó de aumentar considerablemente el gélido día, sobre todo en las zonas altas y desprotegidas. Llegamos Lute, José y yo primeros a la plaza del pueblo, el bar cerrado con lo que el reconfortante cafelito parecía resistirse. Unos cazadores que también estaban allí solucionaron nuestro primer deseo, ofreciendonos tan ansiada infusión y así cambiar de color la cosa. Esta vez vinieron algunos compis que no conocía como Alfredo, su mujer Sol y Manolo que tiene una página en la que combina la montaña y la náutica (Aventura Mediterranea). Ante todo y como siempre buen rollito entre los doce que acudimos a estas frías tierras.
Ya antes de comenzar la ruta y subiendo por la pista nos tropezamos con la primera de las anécdotas aventureras. Unas placas de hielo nos imposibilitó subir hasta el pico del Buitre donde deberíamos comenzar la ruta. Al retroceder, uno de los coches clavó las ruedas en la nieve de los márgenes de la pista, quedandose inmovilizado y debiendo hacer de MacGyver. Solucionado el tema tuvimos que dejar los coches allí mismo y comenzar la ruta. El aire como siempre, incomodo, pero en estas frías tierras se hace aun mas insufrible, así que el cortavientos hizo un papel crucial.
Una vez llegados al pico del Buitre el personal requería repostar, así que acondicionamos improvisadamente el interior de la construcción que hay allí, recordándonos una vez mas al intrépido y famoso personaje televisivo.
La bajada por el barranco de los Hombres nos protegió del viento además de ofrecernos bonitos rincones hasta llegar al nacimiento del río Arcos junto a unos mases.
La agradable jornada la culminamos en el restaurante del pueblo donde dimos cuenta de una excelente comida hasta bien entrada la tarde. Es que estas cosas hay que tomárselas con tranquilidad y disfrutarlas al máximo. No todo va a ser andar ¿verdad?.

Fotos