Ruta circular de senderismo que comienza en la población de Gestalgar (Valencia), que bañada por el río Turia pertenece a la comarca de los Serranos.

A esta ruta que sigue enteramente el trazado del PRV291, le hemos añadido la subida a la Peña María, que no tiene ninguna dificultad y en el que emplearemos muy poco tiempo.

El punto del inicio es en la fuente de Los Chorros que está ubicada en las afueras de la población, junto al río, al campo de fútbol y a un aérea recreativa (ver acercamiento al punto de inicio) .

Nos acercaremos al barranco del Barco para ver las cascadas que nos ofrece este bonito paraje.

Ya cerca del final de la jornada subimos a la Peña María, desde la que las vistas del entorno de Gestalgar, incluido su casco urbano, son inmejorables. También pasamos después por la fuente el Morenillo, un encantador y bucólico lugar en el que la coincidencia con épocas húmedas es todo un placer para los sentidos.

La ruta en su gran mayoría transita por vegetación de monte bajo, con lo que la ausencia de sombra es un dato importante a tener en cuenta.

Un sendero de pequeño recorrido bien marcado en el momento de realizarla nosotros, en el que quizás desencante un poco el principio al caminar un rato por el asfalto, pero que posteriormente compensará con creces principalmente por sus amplias panorámicas.

Debemos cargar agua desde el principio, ya que hasta cerca del final no volvemos a encontrar fuentes en el mismo camino.

Pasamos cerca de una en el barranco del Barco (fte. del Salto) pero no hay senda hasta ella ni esta señalizada, con lo que no debemos confiar en coger agua de allí.

Una recomendación para disfrutar plenamente de esta excursión sería el realizarla en primavera, coincidiendo después de una estación especialmente húmeda.

La ruta, al ser un sendero señalizado no es necesario una detallada descripción para su seguimiento. Describiré por donde pasamos para hacernos una idea del entorno por el que caminamos.

Saliendo desde la fuente de Los Chorros, donde vemos un panel informando de los senderos de la zona. Comenzamos a caminar en sentido a las agujas del reloj (hacia la izquierda si nos situamos mirando la fuente). Pasamos junto al campo de fútbol y un área recreativa para llegar a cruzar el río por medio del puente Viejo.

En estos inicios recorremos tramos de pistas y sendas, pasando junto a campos de algarrobos y algunas construcciones. Poco a poco adquirimos altura con tramos de senda que en ocasiones nos dejan ver las primeras panorámicas hacia Gestalgar.

Enlazamos con la pista asfaltada llamada camino de Gabaldón que recorremos durante unos 1’6km hasta llegar al derruido Mas de Crespín, donde tomamos una senda que sube por la izquierda. A partir de aquí la cosa va cambiando, adentrándonos cada vez mas en la solitaria montaña.

La senda que recorre un tupido manto de sotobosque Mediterraneo, nos regala con el paso por un amplio jaral a la vez que vamos ascendiendo por la ladera de un barranco.

Nos unimos al barranco del Barco para ver aparecer los saltos de agua y dirigirnos a ellos pero sin llegar a acercarnos a ellos.

Bajamos hasta el mismo lecho para cruzarlo y ascender en fuerte subida por una senda que en su principio tiene un firme con mucha piedra suelta.

 

 

Pasamos por las inmediaciones de la fuente del Salto que está en el fondo del barranco pero que no existe ninguna señalización ni sendero para llegar hasta ella. Llegamos a salir al camino de Pera desde el que comenzamos a bajar pasando muy cerca de la casa del Talarato. Salimos de esta pista para entrar en otra mas estrecha y en peor estado, para finalmente enfilarnos por senda orientados hacia el rio Turia.

Vemos aparecer Gestalgar a nuestra derecha.

Pasamos por un pequeño bosque de pinos jovenes para llegar despues al cruce donde se juntan los PRV290 y 291.

 

Vemos aparecer la silueta puntiaguda e inconfundible de la Peña María con Gestalgar al fondo.

Poco despues tenemos la opción de desviarnos a la izquierda y subir hasta su mismo vértice, desde el que obtenemos unas inmejorables perspectivas.

De bajada y antes de cruzar un puente nos desviamos pocos metros para llegar a la fuente del Morenillo, bonito rincon en el que podemos descansar y refrescarnos.

 

 

Bajamos hasta el río para cruzarlo y tener otras bonitas vistas de la Peña María, esta vez desde abajo.

Pasamos junto a la central electrica y seguimos una agradable senda junto a una estrecha acequia hasta llegar a la zona de baño, ya muy cerca del final.

  • Fecha de la excursión: 4-4-2009
  • Tipo de ruta: Ruta circular con ascensión
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 18’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 660mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 660mts
  • Tiempo en movimiento: 4h45′
  • Tiempo Total: 5h15′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ruta de senderismo en Gestalgar, que encontramos junto a la fuente de Los Chorros.


Ver Gestalgar en un mapa más grande

Para esta semana teníamos preparada una ruta diseñada por nosotros en la zona de Alcira-Tavernes de la Valldigna. Es una ruta que llevamos pensando hace un tiempo y que queremos realizarla al menos los tres ( Lute, Jose y yo, Alex). El no acudir José a esta, me hizo improvisar y buscar otra alternativa para el sábado, aunque todo hay que decirlo, no me costó mucho ya que la tenía en cartera hace algún tiempo, estas son una de las ventajas de “guardar”.

En esta ocasión acudió Vicente y su fiel acompañante Salvia, que conocimos hace muy poco y que afortunadamente disfrutan de la misma filosofía montañera que nosotros. En definitiva, después de fallarnos toda la sucursal de Casiaventurilla de Sagunto, emprendimos camino Vicente, Lute, y yo. Como siempre la ¡¡ inmejorable puntualidad !! dio paso al acostumbrado…en busca del café. Encontrar un bar abierto antes de las 8:00 en Gestalgar es poco menos que imposible, así que nos recorrimos todas sus calles en busca de uno con lo que por que no decirlo, disfrutamos también de su tranquilidad que estas horas nos ofrece.

Después de un buen torrefacto y con las pilas cargadas comenzamos a caminar cruzando enseguida el río Turia.

Exceptuando las bonitas vistas de Gestalgar conforme adquiríamos altura, la primera parte del recorrido fue de poco encanto ya que se pisa un buen tramo de asfalto.

Una vez llegamos a las ruinas del corral de Crespín dejamos la carretera y a partir de allí cambian radicalmente las cosas. Una bonita senda nos adentra cada vez mas en estas solitarias montañas en las que los aterradores incendios desolaron estos parajes, dejándolos desprovistos de sus bosques y en el que por suerte el monte bajo dio paso a un buen soporte ante la degradación del terreno. A pesar del buen marcado del PR, encontramos un punto donde alguien cambió la piedra en la que hay pintada la típica aspa blanca-amarilla del PR indicando “por ahí no”, enviándonos por un campo de olivos y algarrobos. Después de modificar la situación de esta piedra, reforzamos el punto del desvío con una fita que ya había pero que pasaba desapercibida al estar completamente desmontada.

Este año ha sido especialmente húmedo y aunque a los alérgicos nos lo hace pasar bastante mal, el disfrute y compensación que obtenemos a los que caminamos por las montañas, es del todo compensado. Se nota y mucho, en la vegetación, en los arroyos y saltos que con su buscado encuentro hace surgir repentinamente un cosquilleo de bienestar.

Después de haber culminado la parte mas alta de nuestra excursión, y con muy buenas vistas, llegó el momento de reconciliarnos con nuestros estómagos. Mas tiempo de lo habitual para este menester dio pié al relajado trasiego de…toma de esto, dame de aquello, mientras acercábamos posturas con nuestro nuevo amigo Vicente en cuanto a la filosofía que tiene el grupo a la hora de salir a la montaña.

Sendas muy aéreas nos ofrecían amplias panorámicas, deteniéndonos en ocasiones para identificar algunos altos y poblaciones que veíamos a lo lejos.

Convencí sobre todo a Lute para subir a la peña María desde la que se obtiene una inmejorable vista de Gestalgar y el Turia.

Llegamos después a la fuente del Morenillo, donde nos refrescamos un poco relajando los pies y la vista en este bonito vergel.

Para acabar, unas cervezas bien frescas en el tranquilo pueblo, nos dejó… nunca mejor dicho, una jornada con buen sabor de boca.


Fotos