Después de nuestras Casiaventurillas en el norte de Portugal, las magníficas sensaciones y anécdotas vividas, no se pueden explicar y plasmar con rigor en su totalidad en unas fotos, o en relatos, ni incluso en reportajes de video…..Hay que estar en el lugar para sentir ese cosquilleo que te embriaga y te transporta por unos momentos a la fugaz felicidad.

Todo esto vengo a decirlo porque esta última entrega de nuestro amigo Salva de Senderistas Valencianos, a roto moldes y ha sabido acercarse con un gran trabajo, a la esencia de la aventura que durante tres días vivimos en esta travesía de emociones….

Aquí os dejamos el reportaje de la travesía al completo…que la disfrutéis y consigáis sentir al menos el comienzo de ese «picorcillo» del que os hablaba entes.