Un recorrido por las fuentes dels Ports es siempre una interesante alternativa de senderismo

 

senderismo en els Ports

A cubierto de la lluvia en el refugio del Mas del Frare

 

Como anuncié unos días antes, la idea era hacer una ruta de senderismo que nos hiciera recorrer parte del hayedo del Parque Natural dels Ports. Pues bien, las condiciones meteorológicas nos impidieron realizarla al completo con lo que no pudimos adentrarnos en este sobreviviente bosque, aunque improvisando por el camino llegamos a completar una excursión del todo recomendable. Intentamos hacerla lo mas circular posible, dado las condiciones en las que caminamos, lluvia y niebla, en ocasiones intensas.

Comenzamos en el área recreativa fuente de la cueva Avellanes, (ver acercamiento al punto de inicio) desviándonos unos pocos metros para ver una pequeña cascada con su cueva. Pasamos también por la cueva Avellanes y por la fuente del Marturi. Desde allí subimos junto a la Mola del Boix, para bajar hasta Casetes Velles y posteriormente al ref. Mas del Frare por el GR7.
De vuelta por el GR7, llegamos hasta la fuente de la Llagosta, donde cogeremos una senda para volver a subir y recorrer la falda de la cara Sur de la Mola del Boix, y bajar hasta Clots d’en Pastor.

Finalmente terminaremos la ruta en el mismo lugar que comenzamos. En las sendas veremos algunas marcas rojas un tanto descoloridas, con apoyo de fitas. Como habréis observado salvo sequía extrema, el agua esta garantizada en nuestra excursión. Caminamos por sendas de montaña y pistas sin asfaltar, pasando por bosques cerrados donde el boj forma tupidas masas. También dispondremos de impresionantes vistas hacia el delta del Ebro, que por descontado nosotros en este día no hemos disfrutado.

  • El itinerario:

Área recreativa fuente cueva AvellanesCueva AvellanesFuente del MarturiCasetes Velles (conexión con GR7)Refugio Mas del Frare  – fuente de la LlagostaMola del Boix – Clots d’en Pastor – Área recreativa fuente cueva Avellanes

Comenzamos en el área recreativa de la fuente de cueva Avellanes.
A la derecha de la fuente y junto a los muros de piedra construidos dentro del barranco, subimos por una senda con pronunciada pendiente.

Llegamos al primer desvío, para visitar en muy poco tiempo una cascada con su cueva.

Para ello nos desviamos a la derecha y en pocos metros volvemos a seguir también por la derecha.

De vuelta al anterior desvío, seguimos subiendo un buen rato encontrándonos otro que sale por la izquierda, nosotros seguimos subiendo por la derecha. Pasamos muy cerca de la cueva Avellanes, descubriéndola a nuestra izquierda por encima de la vegetación.
Para situarnos en ella, nos desviaremos a la izquierda por otra senda.

Seguimos para llegar a otro desvío que tomaremos a la derecha, encontrando la fuente del Marturi a escasos metros. La fuente, como muchas por esta sierra esta formada por un tronco de árbol desprovisto de una porción de su parte central.

Todo este trayecto hasta el momento recorre una imponente zona boscosa, con pinos, arces, acebos, prímulas, hepáticas etc, pero sobre todo boj, mucho boj.

Pero también disfrutaremos de buenas vistas de esta parte de la sierra, con miradores naturales, aunque en nuestro caso dejaremos para una mejor ocasión.

De nuevo en la espesura, llegamos a otra bifurcación que tomamos a la derecha y de bajada.

A continuación llegamos a otra que va a ser uno de los puntos de cruce de la excursión (1). De momento iremos por la izquierda y de subida.

De vuelta tomaremos el de la derecha de bajada, que nos llevará al Clots d’en Pastor.

El cruce (2) que viene ahora también es otro al cual llegaremos dos veces.

Primero seguimos por la derecha.

Al poco encontramos escrito con pintura roja sobre una gran roca, la dirección a tomar para llegar a Casetes Velles, saliendo a una zona abierta más tarde.

Pasando después por un pequeño bosque de pinos, encontramos un ullal que con las ultimas lluvias estaba a rebosar.

Al poco subimos por un paso rocoso en el que tendremos que hacer una pequeña trepada, encontrando aquí además de las pintadas rojas y las fitas, unas marcas de un PR que no llegó a homologarse quedando algunas señales ya en claro deterioro.

Una vez arriba seguimos hacia la derecha, pasando junto a una gran piedra donde frente a nosotros encontramos la senda. A la derecha de la roca y a unos metros de ella, junto a unos arbustos encontramos otro nacimiento de agua ó ullal.

Llegamos a una zona abierta de bancales, que bajaremos por su parte izquierda encontrando la senda mas clara un poco mas abajo.

Esta nos llevará hasta el coll de L’Assucar y la pista donde encontraremos el GR7 y les Casetes Velles.

Por la pista a la derecha y siguiendo el GR, nos desviaremos a la izquierda por otra para llegar en poco tiempo al refugio libre del Mas del Frare.
Un refugio que en su parte libre, dispondremos de chimenea, una madera a modo de banco y una pequeña tarima de madera para poder dormir. Un pequeño y destartalado refugio que aun así nos sirvió de mucho para poder secarnos la ropa después del diluvio que nos cayó.

Volvemos a Casetes Velles por el GR y lo seguimos un buen rato por la pista(unos 3km) hasta llegar a la fuente de la Llagosta.

Pocos metros antes de llegar a esta fuente, a la izquierda debemos seguir una senda que también esta marcada con pintura roja y que asciende por la ladera. Esta nos llevará hasta el cruce que anteriormente he descrito (2), bajando por la derecha.

A continuación llegamos al otro cruce común(1), para seguir bajando de frente en dirección al Clots d’en Pastor.

Encontrando mas abajo otro desvío a la derecha, nosotros seguiremos de frente y de bajada.

Mas abajo debemos seguir por el lecho del barranco, ignorando una senda que sigue por la derecha y que asciende. Ojo que las dos vías tienen pintadas rojas. Pasamos un par de tramos donde destreparemos por unas rocas, con lo que debemos incrementar la precaución en tiempo húmedo.

Llegamos a conectar con una estrecha pista que la seguimos por la izquierda unos 900mtrs pasando por la zona llamada Clots d’en Pastor.

Salimos a otra pista  más ancha donde encontraremos una cadena.

Seguimos por la derecha otros 900mts encontrando otra pista que se desvía por la izquierda y que va al Regatxol. Seguiremos a la derecha (hay un panel indicando ref. Caro). Siguiendo por ella unos 400mtrs llegaremos al desvío del área recreativa fuente de cueva Avellanes, donde comenzamos nuestra ruta.

  • Fecha de la excursión: 30-5-2008
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 13’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 550mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 550mts
  • Tiempo en movimiento: 4h10′
  • Tiempo Total: 6h
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Para llegar desde el refugio Caro hasta la zona recreativa fuente de cueva Avellanes, debemos seguir con un vehículo todo terreno (muy recomendable) por la pista en dirección a Fredes, por el GR7. A los 2km debemos tomar la pista que sigue de frente en subida y que corresponde al GR, ignorando la principal que baja por la derecha.

Poco después el GR se desvía hacia la izquierda para subir al coll de Pallers, nosotros seguimos de frente por la pista unos 2’5km más hasta llegar al desvío de la zona recreativa. En total serán cerca de unos 5km.

Se veía venir, este fin de semana no nos libraba ni la Macarena de un buen remojón. Comenzamos el día con mucha niebla, pero la lluvia parecía hacerse de rogar. Subimos en el 4×4 de Mario para dirigirnos hacia la fuente de la cueva Avellanes, donde comenzaríamos a caminar.

Una vez comenzamos a subir, las nieblas comenzaban a ponerse cada vez mas serias y las finas gotas iban calándonos poco a poco, ayudados también por la cantidad de vegetación por donde transcurre el sendero, que ya os podéis imaginar cuan cargaditas estaban….

Ya te puedes poner lo que quieras que al final te mojas, si no por la lluvia, por el sudor.

La ruta la realizamos en mas tiempo de lo normal, puesto que a los retrasos lógicos de caminar con lluvia y niebla, le añadimos los tiempos para poder documentar esta ruta.

Lo bueno fue cuando llegamos a Casetes Velles, comenzó un diluvio que nos obligó a refugiarnos bajo el porche de una de las casas. Empapados, nos despojamos de nuestros pantalones para poderlos estrujar y por lo menos pesar algún kilo menos. Una vez hecho el striptease improvisado, nos dirigimos hacia el refugio del Mas del Frare donde pensamos que con un poco de suerte habría algo de leña y podríamos encender la chimenea, secarnos y comer algo. ¡Bingo! había poca pero lo suficiente para secarnos un poco y dar un cálido ambiente al refu. Al regreso la lluvia fue un poco mas benévola con nosotros y logramos llegar al coche medio decentes. Una vez en el 4×4 comenzó a caer mas fuerte, pero ya refugiados solo nos quedaba disfrutar del camino hasta el refugio Caro, cruzando charcos y disfrutando como niños. Una tarde de tranquilidad, conversación y un buen papeo nos esperaba en el refugio.

Esta vez tampoco la lluvia, ni si quiera la niebla han hecho quedarnos en casa.

Fotos