INTRODUCCIÓN
Corta excursión circular en la Sierra de Espuña (Murcia). Por su escasísima longitud y desnivel es ideal para un paseo en familia. Está señalizado como SL, (sendero local), con las habituales marcas blancas y verdes. Un sendero que toma nombre del ingeniero de montes Ricardo Codorníu, apodado el Apostol del Árbol, que junto a dos colegas fueron los encargados de los trabajos de restauración hidrológico-forestal de la Sierra de Espuña allá por los últimos años del siglo XIX.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA
Comenzamos en el centro de visitantes del parque Natural, tomando éste el nombre también de Ricardo Codorníu. Nos dirigimos siguiendo las marcas en sentido a la entrada para tomar enseguida una senda que recorre en paralelo a la carretera.

Esta, a la sombra de los pinos nos acerca hasta el monumento en honor a Ricardo Codorníu, punto donde confluyen las sendas de ida y vuelta.

Continuamos y cruzamos la carretera para ver la antigua casa forestal de Huerta Espuña y tomando la llamada senda del Agua, que junto a una canalización estrecha, a modo de acequia, nos lleva hasta el entorno de la Fuente del Hilo.

Es fácil toparnos con alguna ardilla.

Dejamos la conducción de agua y nos dirigimos hacia el bar, por el que junto a él subiremos una larga escalera de piedra, máximo esfuerzo que realizaremos en esta corta excursión.

Una vez hemos ascendido, seguimos por senda para llegar a la zona de acampada llamada Campamento de Exploradores, donde encontramos también una casa y zona recreativa.

Pasamos el campamento caminando por pista que dejamos poco después para bajar por senda hasta el monumento que anteriormente visitamos. Desde aquí resta seguir el mismo camino hasta el centro de visitantes.

DATOS DE LA RUTA
Ruta circular
Longitud: 2km260mts
Tiempo en movimiento: 45′
Desnivel de subida:80mts, de bajada:80mts
Dificultad: muy fácil

Datos adquiridos de: Red de Senderos Naturales de la Región de Murcia

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA
Estos días de fiestas lo hemos empleado para el reláx en familia, para ello nos hemos acercado hasta la provincia de Murcia y de paso hacer un acercamiento a la sierra de Espuña. Un acercamiento que habíamos pensado desde hace bastante tiempo y que nos vino al pelo aprovechando estos días en familia. No pretendíamos hacer nada del otro mundo, solo echar un ojo a este entorno para unas posteriores escapadas. Este paseo que vino a medida para nuestras respectivas…. junto al recorrido en coche por la carretera que cruza la sierra, nos dio una buena visión de las posibilidades de este bonito entorno. De nuevo, como en cada escapada de estos días, regresamos al Hotel en los Alcázares para terminar el día con la gastronomía de la región.
Como dice mi amigo Lute, ” Que bonito es no hacer nada y luego descansar”.