INTRODUCCIÓN
Corta pero interesante excursión de senderismo por los alrededores de Pedralba (Valencia).
Nos dará a conocer el entorno del río Túria y su Parque Natural a su paso por estas tierras, con buena representación del sotobosque Mediterráneo.
Nos acercaremos a la Peña Atron, o La Trón, como los de la zona la denominan para contemplarla desde la ribera del río, subiendo después al llamado localmente «Cerritíco Redondo» de 232mts situado en uno de los meandros del río, desde el que obtendremos buenas vistas de la zona.
En definitiva una excursión nada exigente, apta para todos y que nos dará a conocer el entorno natural de Pedralba.
No encontraremos fuentes en el camino así que es conveniente cargar antes de comenzar, aunque por el corto recorrido no es necesario cargar con mucha agua.
A tener en cuenta que en el periodo de Enero a Mayo, esta prohibido el paso al tramo de la Peña La Trón, ya que en esa época nidifica una pareja de águilas perdiceras.
IMPORTANTE
Actualmente y como hemos mencionado anteriormente, existe una pareja de águilas perdiceras que eligieron la ladera abrupta de la peña Atron (La Tron), para nidificar en el periodo descrito, por lo que es importante no pasar por el sendero durante la prohibición; No obstante, lo ideal es abstenerse por completo de pasar en cualquier época del año con el fin de no molestar a las aves.
Para ello, en la descripción del track original que ofrecemos en Wikiloc, hemos compartido un itinerario diferente, que podéis combinarlo con este y que si lo comparáis, podéis ver claramente una opción diferente para evitar el tramo restringido al que hemos hecho mención.
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA
Comenzamos en la explanada, junto a una construcción (ver acercamiento al punto de inicio). Por una pista de tierra entre un muro de piedras y algunas vallas de propiedades particulares nos dirigimos con sentido evidente hacia un pequeño barranco que vierte ocasionalmente sus aguas al Túria, dejando algún desvío de lado y cruzándolo para seguir por su margen izquierdo.

Dentro de este llegamos a unas galerías excavadas el la pared del barranco.

A los 200mts nos encontramos con el río Túria, momento en que giramos para seguir por su lado izquierdo. Subimos un tramo rocoso en el que puede ser que en algún punto debamos ayudarnos con las manos.

1’2km por su ribera llegamos a un desvío, seguido en pocas decenas de mts por otro, siguiendo ambos por la derecha y en 500 mts más podemos bajar hasta el mismo cauce del río, donde nos situaremos bajo la roja pared de la peña Atrón, en la que antiguamente albergaba una pareja de águilas, quedando indicios de aquello con el abandonado nido que veremos en una de las pequeñas repisas.

140mts después volvemos a encontrarnos con un cruce, seguimos de frente siempre buscando el margen del río, y a escasamente 40mts más encontramos otro que tomamos por la derecha. Encontramos restos de los últimos incendios que hace años se cebaron con esta zona.
Cerca de 900mts desde el último desvío llegamos al que será el cruce común de la ruta. Mas tarde vendremos por la izquierda, pero de momento seguiremos de frente. Poco después llegamos a la zona de baño.

A los 200mts aprox. Comenzamos a remontar un pequeño barranco, separándonos perpendicularmente del curso del Túria. Como mera información diré que justo antes de tomar este barranco existe un paso un tanto precario para cruzar el río Túria en sentido a Villamarchante.

Tomamos altura y por un momento podemos divisar el Cerritíco, alto al que subiremos más tarde.
La senda lleva a cruzarnos con una pista de tierra que seguimos por la izquierda para llegar en segundos a una curva de la misma donde encontramos un majano y un nuevo desvío a la izquierda dejando la pista.

Subimos por la senda para ir adquiriendo más altura y divisar las panorámicas mas amplias hasta el momento.

Poco después bajamos y nos dirigimos hacia el Cerritíco Redondo, pasando muy cerca de su vértice al cual podemos subir en muy poco tiempo por los pasillos naturales que hay entre la vegetación.

En tramos de fuerte bajada seguimos para unirnos al punto de cruce común antes mencionado. A partir de aquí debemos seguir por el mismo lugar por el que vinimos hasta llegar al punto de inicio.

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO
Tomando la gasolinera como punto de partida, seguimos por la cv-370 en dirección a Villamarchante. A los poco mas de 400mts y antes de cruzar el puente sobre el río Túria, a la izquierda tomamos una pista asfaltada que sin dejarla en casi 1km volvemos a desviarnos, esta vez a la derecha, y junto a una construcción tenemos una amplia explanada para aparcar.
DATOS DE LA RUTA
  • Fecha de la excursión: 21-03-2009

  • Tipo de ruta: Ruta circular

  • Nivel de dificultad: Bajo

  • Longitud: 11km

  • Desnivel acumulado de subida: 385 mts

  • Desnivel acumulado de bajada: 385 mts

  • Tiempo en movimiento: 2h40′

  • Tiempo Total: 4h11′

POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA
Una vez más se cumple a rajatabla la famosa ley de afinidades. Un casual encuentro con Vicente y su fiel amiga Salvia en un lluvioso sábado en la sierra de Espadan, hizo poner en marcha esta buscada ley. Después de charlar un momento nos despedimos estando en contacto a través del blog. Como digo, disfrutar de la misma afición dio pié también a compartirla. Para ello Vicente propuso una salida sabatina por los alrededores de su pueblo, Pedralba. Nos pareció interesante que a demás de hacer nuevos amigos, nos enseñara la zona una persona que se la conoce bien, además de ser de allí con lo que se gana en un aspecto importante, la sabiduría popular. Con puntualidad inglesa acudimos todos al punto de reunión y después de los obligados saludos nos dirigimos al inicio de la ruta.
El espléndido día relajó nuestro paso disfrutando del agradable entorno del río Túria. La cantidad de especies vegetales que encontrábamos a nuestro paso hizo compartir otra de las complementarias aficiones a la montaña, la botánica y la sorprendente riqueza en las denominaciones autóctonas tanto de las plantas como de utensilios varios y hasta de los altos colindantes, hicieron desbordar mi curiosidad y mi memoria. Según nos contaba Vicente la denominación de la Peña La Tron viene del sonido que se produce al chocar las sonoras ondas de las tormentas en su murallón.
Llegó la hora del almuerzo y en uno de los “altos autóctonos” que no logro recordar, dimos cuenta del esperado momento gastronómico. Con mejor perspectiva si cabe, bajamos para volver a subir al llamado Cerritíco Redondo. Ya faltando poco para finalizar la excursión nos cruzamos con los habituales compañeros de excursiones dominicales de Vicente, con quienes charlamos unos momentos.
Terminada la excursión nos acercamos a reponer líquidos. Una de las muchas cosas buenas que tiene la montaña es que cuando bajas de ella, la cerveza sabe mejor ¿verdad?.Vicente como fue de esperar estuvo a la altura de las circunstancias, siendo un perfecto anfitrión, debiéndole a él y a sus compis una salida.
Remitiéndome de nuevo a la “ley”, Dios nos cría y nosotros nos juntamos.

.