La segunda etapa, más liviana y más rural que montañera…Permitirá integrarte y conocer a sus buenas gentes.

Puente de piedra en Soajo

Antiguo puente para comenzar a subir a Soajo

DATOS GENERALES DE LA TRAVESÍA

Esta magnífica travesía circular corresponde a un GR (Sendero de Gran Recorrido), llamado ” Travessia das Serras da Peneda e Soajo” señalizado con las internacionalmente homologadas marcas blanco-rojo. Su itinerario queda trazado en gran parte dentro del único Parque Nacional que tiene Portugal, el de Peneda – Geres, situado al Noroeste del país vecino, formando frontera con Ourense (Galicia-España), donde la prolongación de estas montañas quedan protegidas también pero como Parque Natural de la Baixa Limia y Serra do Xurés.
El Parque Nacional de Peneda – Geres abarca las sierras de Peneda, Soajo, Amarela y Geres, de composición granítica y en las que las máximas alturas las encontramos en la misma frontera con España, estos son el Nevosa de 1.545 m y el Altar dos Cabrões con 1.538 m. Estas sierras quedan particularmente marcadas por su abundancia en agua, arroyos, ríos y cascadas se suceden constantemente a nuestro paso. Una de las cosas que nos sorprenderán muy gratamente es la amabilidad y hospitalidad de sus gentes. La parte negativa son los innumerables focos de incendios que asolan estas tierras año tras año. El recorrido completo tiene unos 77km aproximadamente y está calculado en tres etapas que en nuestro caso hemos realizado de la siguiente forma:

Sistelo-Peneda
Dificultad:
Difícil
Longitud: 25’5km
Itinerario:
Sistelo-Padrao-Porto Cova-Branda do Furado-Branda do Real-Sao Bento do Cando-Peneda.

2ª Etapa:

Peneda-Soajo
Dificultad: Moderada
Longitud: 25’1km
Itinerario:
Peneda-Beleiral-Tibo-Várcea-Paradela-Campo Grande-Cunhas-Soajo

Soajo-Sistelo
Dificultad: Difícil
Longitud:
26’4km
Itinerario: Soajo-Vilar de Soente-Centro de visitantes del Parque Nacional (Mezio)-Boucas Donas-Bostelinhos-Avelar-Lordelo-Sistelo.

DATOS, MAPAS, GRÁFICOS Y TRACK (Travesía completa)

Nota importante:

Esta travesía, aunque no dispone de ningún tramo o paso complicado que implique un peligro previsible, no es aconsejable para personas que no estén acostumbradas a recorridos largos en montaña, donde el fuerte desnivel acumulado es un factor a tener en cuenta, aún menos si no se conoce el terreno. Otra consideración a tener presente es la precaria señalización de algunos tramos, donde si añadimos las habituales nieblas, puede ser una combinación de elementos negativos para desorientarnos fácilmente y perdernos, por todo esto recomendamos el uso de GPS. Por ello os facilitamos los correspondientes tracks para que os los podáis descargar.

Recomendaciones:
1-Llevar botas con membrana impermeable, tipo Gore Tex.
2-No debe faltar el frontal de luz por si se nos echa la noche encima.
3-Ropa impermeable, sobre todo en estaciones de lluvias.
4-Un paraguas puede ser de mucha ayuda
5-Mapa con la ruta trazada y brújula, ó GPS.
6-Madrugar para comenzar a caminar temprano, principalmente cuando tenemos menos horas de luz.

INTRODUCCIÓN A LA 2ª ETAPA
Esta 2ª etapa de senderismo que comienza en la población de Peneda y termina en la de Soajo, es la jornada más suave y rural de las tres. A pesar de la similitud en kilometraje con respecto a las otras, el desnivel acumulado es bastante más moderado. Pasa por numerosos y pequeños nucleos urbanos, encantadores caminos empedrados y tapizados de musgo, donde el agua una vez más hace presencia y nos acompaña en todo momento. Este 2º sector de la travesía es el único que queda integrado en su totalidad dentro del Parque Nacional de Peneda Geres. El itinerario de senderismo parte del idílico lugar donde se encuentra ubicado el Santuario de Nuestra Señora da Peneda, lugar de peregrinación de muchos fieles. En sus inicios recorre el valle por donde discurre el río Peneda, primero por un magnífico camino empedrado rodeado de abundante vegetación y saturado del encantador musgo que lo cubre todo, después por estrecha carretera que enlaza pequeños núcleos urbanos. Dejamos temporalmente el asfalto para ascender finalmente combinando sendas y pistas hasta la población de Tibo desde la que descendemos de nuevo hacia el valle de Tibo por el que continúa el río Peneda. Un bonito camino a lo largo del valle nos lleva a la “Mistura das Aguas” (unión de aguas) donde los ríos Peneda y Castro Laboreiro se unen para aportar sus cursos fluviales poco más adelante al río Limia (Lima en Portugues) en el embalse de Lindoso, frontera natural con España en su parte Gallega. En Várzea, la próxima población, parte una carretera que recorre un sector de este embalse hasta situarse a la altura de su presa, esta es la parte más monótona del recorrido, aunque queda recompensado por las magníficas vistas hacia el embalse. Volvemos a ascender hasta Paradela para continuar por el margen superior del valle del río Limia, obteniendo grandiosas panorámicas del mismo donde un mirador en su recorrido hacen las delicias visuales de este sinuoso valle. Quizás la parte más bonita en cuanto a bosques es la que tenemos en su último sector antes de ascender finalmente a Soajo. Aunque la señalización de este trazado en algunos puntos es mejorable, en general es suficiente para su seguimiento. Cuidado con los resbalones, la constante humedad sobre los caminos empedrados nos pueden hacer resbalar. En cuanto al abastecimiento de agua, no tendremos problemas, puesto que pasamos por varias poblaciones, incluso encontramos algunas fuentes en el último tercio de la jornada. En la población de Paradela pasamos junto a un bar, donde podemos hacer una parada para tomar un refresco o un reconfortante café.

DONDE DORMIR
En la población de Peneda existe la posibilidad de alojarse en varios lugares, un albergue y en el Hotel da Peneda, que fue este último el lugar donde nos alojamos nosotros. El hotel dispone de dos tipos de alojamientos, uno de más calidad y servicios que corresponde al edificio principal y otro que llaman rustico, algo más económico y austero pero que tiene gran encanto. Estos dos edificios están uno al lado del otro y forman parte de una bonita plaza que junto a la imponente estructura del Santuario y el incomparable marco natural que envuelve al conjunto, será un perfecto lugar para descansar cuerpo y mente y reponer fuerzas para la etapa siguiente. El trato del personal del hotel es encantador y al igual que Alberto Magalhaes, su director, están siempre dispuestos a que nuestra estancia allí sea de lo más placentera.

Podéis ver en Google Maps su ubicación

Ver mapa más grande

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA
El recorrido como he dicho es un GR, con lo que deberemos seguir las marcas blanco-rojo, así que no describiré detalladamente como realizarla. Es una etapa que no tiene gran dificultad en su seguimiento aunque en ocasiones se echa de menos algunas marcas. A pesar de estar marcado, las nieblas pueden jugarnos una mala pasada si no se conoce muy bien el terreno, así que una vez más aconsejo el uso del GPS. En esta ocasión me centraré en describir por donde pasamos y lo que veremos.

Comenzando en la plaza donde se encuentra el Hotel da Peneda y el Santuario un poco más arriba, descendemos valle a bajo primero por la larga escalinata que es todo un placer a estas horas, el contemplar tan semejante obra con un inmejorable decorado natural.

Hotel da Peneda

Plaza con el Hotel Peneda y el Santuario

Santuario de Peneda

Descendemos la gran escalinata, atravesando el complejo del santuario

Pronto nos distanciamos de las últimas construcciones, desviándonos a la derecha antes de cruzar el puente que cruza el río Peneda. El camino empedrado nos adentra en un mágico lugar.

Sendero en Peneda

Precioso camino cubierto de musgo.

Salimos a una estrecha pista asfaltada que recorre el pequeño núcleo urbano de Beleiral.

Beleiral-Portugal

Cruzamos Beleiral, uno de los muchos pequeños núcleos de visitaremos.

Las cristalinas aguas del río Peneda rompen el silencio que se respira por los cuatro costados.

Río Peneda

Junto al río peneda

Perdemos las aguas del Peneda por unos momentos y subimos hasta Tibo para descender después hacia su valle donde nos reencontramos con el mismo río. El delicioso camino nos envuelve los sentidos, es para disfrutarlo plenamente.

sendero de Peneda

Disfrutamos enormemente de los senderos

Llegamos al punto donde se unen los ríos Peneda y Castro Laboreiro (Mistura das Aguas). A partir de aquí quedamos muy cerca de la frontera con España, el mismo cauce del río y más adelante el del embalse, forma la imaginaria línea fronteriza entre los dos países.

Mistura das Aguas

Unión de los dos ríos

Seguimos el magnífico sendero empedrado junto a la larga cola del pantano hasta llegar a la población de Várzea, acostada junto al embalse de Lindoso.

Várzea-Portugal

Várzea junto al embalse de Lindoso

Desde aquí caminaremos casi 5km por asfalto, siempre junto al embalse hasta llegar a la presa, punto donde la carretera gira hacia la derecha. Pronto nos desviaremos por una pista que encontramos a la derecha en ascenso..

Presa de Lindoso

Pasamos junto a la presa

Ascendemos hasta el pueblo de Paradela, pasando junto a algunos antiguos espigueiros (Hórreos) y solitarias cabañas de piedras.

antiguos espigueiros

Antiguos espigueiros

Nos quedan pasar todavía algunos núcleos como Campo Grande primero y Cunhas después, antes de llegar a un privilegiado mirador sobre el río Limia. Pronto vemos a lo lejos nuestro destino de hoy, Soajo, este queda sobre una loma con lo que nos queda claro que el último esfuerzo lo haremos de subida. Pero todavía vamos a sorprendernos de bellos parajes de umbría, donde la naturaleza conjuga a la perfección, el agua, las piedras y la vegetación.

Vistas de Soajo

Vemos Soajo al fondo

Soajo

Seguimos viendo Soajo desde el fondo del precioso valle.

Llegamos a Soajo con la bienvenida del conjunto comunal de espigueiros.

Soajo y sus Espigueiros

Conjunto comunal de Espigueiros en Soajo

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 14-3-2011
  • Tipo de ruta: Etapa lineal
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 25km
  • Desnivel acumulado de subida: 627 metros
  • Desnivel acumulado de bajada: 1027 metros
  • Tiempo en movimiento: 6h42′
  • Tiempo Total: 8h42′

POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

DATOS, MAPAS, GRÁFICOS Y TRACK

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA
El día anterior fue duro y pasó factura a la rodilla de nuestro compañero Lute, así que decidió descansar este día y recuperarse para la etapa siguiente. Alberto, director del Hotel tenía que ir por la tarde a Soajo, final de esta etapa. El se ofreció llevar a Lute hasta allí para encontrarse con nosotros en el siguiente alojamiento, fue todo un detalle por su parte por este ofrecimiento. Salva y yo partimos de buena mañana con la desacostumbrada ausencia de Lute, con cámara en una mano y paraguas en la otra, otro día que al parecer continuaríamos con las lluvias. Bajamos por las larguísimas escaleras que nos alejaban del hotel y del Santuario. Fotos y fotos quedaban guardadas en nuestras cámaras nada más partir de allí, nos hubiéramos quedado un poco más para disfrutar de aquel lugar pero el tiempo apremiaba. Los primeros pasos fuera de la población fueron encantadores, un camino empedrado con abundante vegetación, cubierto de verde musgo alimentaba nuestra imaginación…lugar del lobo, entorno de brujas, es fácil que en estos lugares proliferen las leyendas. Una estrecha carretera que recorre el valle nos llevó al encuentro con algunos pequeños núcleos de población, que a estas horas y lloviendo quedaban desiertas, solo el ruido de algunos ladridos de perros a nuestro paso. Dejamos el asfalto momentáneamente para disfrutar de los magníficos caminos y sendas que nos llevaron primero hasta Tibo y luego a Várzea. Allí comenzamos a caminar un buen rato por la carretera que bordea este lado del embalse de Lindoso, se hacía monótono este tramo…ya sabéis el asfalto no suele gustar al senderista, pero hay que decir que las vistas lo hacían bastante llevadero. Pudimos hablar con un lugareño que cuidaba de cabras y caballos, la cara de circunstancias del buen hombre al vernos en medio del monte, lloviendo y con cámara en mano no tenía precio. En Paradela vimos un bar en nuestro camino ¡¡biennn!!, húmedos y faltos de algo calentito que poder meter en el cuerpo…que bien nos sentó ese café y que poco hace falta para sentirse bien y recordar pequeños momentos que finalmente te llenan y recuerdas con agrado. Teníamos cada vez más cerca Soajo, donde nos esperaba Lute y antes de llegar allí el disfrute fue mayúsculo, los paraje que cruzábamos eran de cuentos. Salimos de Peneda lloviendo y llegamos a Soajo con más de lo mismo. Lute ya había hablado con los dueños de la “Casa do Adro“, Antonio y Mª Joaquina que nos atendieron como si nos conocieran de toda la vida. Se hizo la hora de cenar, pero como allí solo te ofrecen alojamiento y desayuno, pues fuimos en busca de un bar en el pueblo, con la mala suerte que ese día no encontramos ninguno abierto, sin pensarlo dos veces, Antonio se ofreció a llevarnos a un restaurante en el pueblo de Lindoso, donde esperó junto a nosotros hasta que cenáramos y devolvernos después a la casa rural…..¡¡Estos detalles no tienen precio!! ¿Verdad? ¿ Que opináis?.

Fotos
TRAVESIA DE LAS SIERRAS DE PENEDA Y SOAJO (PORTUGAL) 2ª ETAPA: PENEDA-SOAJO

PROGRAMA PARA TV DE LA SEGUNDA ETAPA