Un duro comienzo que obliga estar físicamente preparados…. Su belleza hará olvidar nuestra fatiga.

 

Cara norte del Vignemale

Imponente cara norte del Vignemale, posiblemente una de las montañas más alpinas y bonitas del Pirineo

 

Esta primera etapa de la travesía propuesta, comienza en los Baños de Panticosa (Huesca-España) y termina en el refugio de Oulettes de Gaube, situado en la cabecera del valle de Gaube (Francia), a los piés del la sobrecogedora vertiente norte del macizo del Vignemale.

El itinerario transcurre en buena arte por el GR11 en dirección a Bujaruelo, dejándolo en el valle del Ara para remontarlo por el intuitivo HRP (Alta Ruta Pirenaica) hasta el collado de los Mulos, punto más alto de la jornada con 2594mts de altitud, desde el que descenderemos hasta los piés de la cara norte del Vignemale, donde en sus inmediaciones se encuentra el refugio francés de Oulettes de Gaube.

Es una jornada exigente, que a pesar de no ser excesivamente larga, acumula un fuerte desnivel, poniendo a prueba nuestro estado físico.

No tiene pasos ni tramos complicados técnicamente.

La ausencia de fuentes nos obliga a cargar suficiente agua para toda la jornada, aunque una buena alternativa para aligerar peso, es la de captarla en pequeños arroyos o nacimientos que nos den seguridad y usar las pastillas potabilizadoras.

  • El itinerario:

Baños de Panticosa (GR11) – Embalse de Brazato – ibones superiores de Brazato – Collado de Brazato – Bco. de Batanes – Valle del Ara (HRP) – Collado de los Mulos – Refugio Oulettes de Gaube.

 

INTRODUCCIÓN Y DATOS TÉCNICOS DE LA TRAVESÍA COMPLETA

Iniciamos la travesía desde el lugar donde se ubica el balneario de Panticosa (ver acercamiento al punto de inicio).

Siguiendo calle arriba por la vía principal, encontramos una amplia escalinata a la derecha por donde ascenderemos siguiendo el GR11 durante buena parte de esta jornada.

Pirineos

Inicio junto al ibón de los Baños con nuestros compañeros del Club Desplome Onda.

Después de transcurrir por las zonas más bajas de esta primera etapa, donde la vegetación es la protagonista mientras vemos poco a poco desaparecer los pinos negros y rododendros a medida que ascendemos con decisión, para pasar a un ambiente totalmente de alta montaña, con rocas y escasa vegetación .

Picos cerca de Panticosa

Una vez tomado altura, la panorámica hacia los picos Feniás, Argualas, Garmo Negro y Pondiellos es espectacular.

Hemos ganado altura rápidamente y nos topamos con el precioso circo de Brazato, donde a sus pies se encuentra  el embalse de Brazato que superamos por la izquierda.

Embalse en el GR11
De repente aparece el embalse de Brazato, rodeado del espectacular circo de Brazato
senderismo en Pirineos
El GR11 sigue por el lado izquierdo del embalse para continuar ascendiendo.

Dejando atrás el embalse, con bonitas vistas hacia su entorno y sin darnos cuenta, nos situamos frente al collado de Brazato, con sus ibones superiores.

Ibones de Brazato
Superado el embalse, llegamos al mágico lugar donde se encuentran sus hermanos de más altura, justo antes de concluir la ascensión en el collado de Brazato.
Macizo del Vignemale
Desde el collado de Brazato, aparece la grandiosa figura del Vignemale, al que subiremos en la siguiente jornada de modo opcional.

Con las sobrecogedoras panorámicas desde este collado, el segundo punto más alto de esta primera etapa, descendemos de frente por el barranco de los Batanes.

senderismo en Panticosa

Descendemos decididamente por el barranco de los Batanes pasando junto a sus ibones.

Estaremos atentos para dejar definitivamente el GR11 antes de terminar descendiendo al fondo del valle del Ara y posteriormente tener que remontar valle arriba sin necesidad de ello. Como digo, dejaremos el trazado del GR para tomar un sendero por la izquierda que parte junto al arroyo y  bordea primero la ladera de nuestra izquierda para descender luego hacia el valle con algunos puntos donde parece desaparecer.

Por este valle podemos ascender hasta el collado de los Mulos siguiendo el sendero del HRP (marcas blanco-rojo-blanco) que progresa buscando la parte izquierda del valle, posiblemente la más recomendada. La otra opción es la de seguir el camino de Cauterets, otro sendero con fitas que queda trazado por la derecha del mismo valle (trazado en el track de GPS).

valles Pirenaicos
Progresamos por el valle del Ara en busca del collado de los Mulos, punto más alto de la jornada
rutas por pirineos
En la cabecera del valle del Ara, su parte final toma inclinación hasta situarnos en el collado de los Mulos

Superada la fuerte subida hasta el collado de los Mulos, estamos situados en la misma línea fronteriza entre España y Francia. Vemos bajo de nosotros el valle francés de Gaube hacia donde nos dirigimos y donde una vez allí contemplaremos atónitos la belleza de la cara norte del Vignemale.

Puerto de los Mulos
Una vez en el collado de los Mulos, descendemos vertiginosamente por la ladera francesa hasta el valle de Gaubé, a los pies del Vignemal. En la foto no aparecen pero el refugio queda a la izquierda y el Vingemale a la derecha.
senderismo en pirineos
Llegamos al refugio de Oulettes de Gaube, al que accederemos por la izquierda después de cruzar un puente.

 

  • Fecha de la excursión: 9-7-2013
  • Tipo de ruta: Ruta de etapa lineal ( el circuito completo es circular)
  • Nivel de dificultad: Moderado-Alto
  • Longitud: 16km
  • Desnivel acumulado de subida: 1500mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1000mts
  • Tiempo en movimiento: 7h
  • Tiempo Total: 10h12′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Nota:

Debido a la gran acumulación de nieve y crecidas de los arroyos y ríos, inusual para estas fechas del año, que nos impedía ver los senderos y cruzar los cursos fluviales fácilmente, el trazado del track para GPS puede no coincidir en algunos sectores con los senderos.

Travesía en Pirineo Central

Clica en el gráfico

Con Google Maps podéis visualizar y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta travesía que se inicia en los Baños de Panticosa.


Ver Baños de Panticosa en un mapa más grande


Después de la inolvidable semana anterior en Picos de Europa y Montaña Palentina, un pequeño descanso en casa para retomar una nueva aventura en Pirineos, en esta ocasión tocaba travesía y además con nuestros amigos del Club Desplome Onda, con los que sin duda nos encontramos como en familia.

Esta idea se fraguó de forma un poco rocambolesca. Originalmente pensada por nuestro compañero de grupo Vicente, alias el Chiquitín, que finalmente no pudo asistir, fue retomada por Toni, quién se dedicó a  organizarlo todo y con aportación de ideas por parte de Emi, se compuso esta travesía por una de las zonas más impactantes del Pirineo….¡¡¡Para sentirse vivo!!!.

 

           Fotos   Jornada en 3 minutos   Travesía en 4 minutos