Un final de travesía con el GR11 como hilo conductor, con el que descubriremos una pequeña parte de este mágico entorno de altura.

Travesia en Pirineos

Espectacular vista del ibón de Tebarray una vez rebasado el collado.

 

4ª y última etapa de esta espectacular travesía de senderismo en el pirineo central. En esta ocasión nuestra jornada se desarrollará íntegramente en territorio español, concretamente en la comarca oscense del Alto Gállego.

Partiremos desde el refugio de Respomuso y empleando el sendero de gran recorrido GR11, terminaremos en el mismo punto donde hace unos días comenzamos esta gran aventura, los Baños de Panticosa.

Una etapa con cierta exigencia física a la que se le puede añadir alguna ascensión opcional como el pico de Tebarray una vez culminamos su collado o poco después otro de más renombre y dificultad como son los Picos de los Infiernos.

Es un recorrido donde el acceso al cuello de Tebarray, es el único punto a tener en cuenta en cuanto a la moderada dificultad técnica del recorrido.

En el refugio de Bachimaña podremos cargar agua, ya avanzada gran parte de la etapa, aunque como de costumbre deberemos llevar suficiente desde el principio. Las captaciones de arroyos que nos den más confianza con el aporte de las pastillas potabilizadoras puede ser un buen remedio a la puntual necesidad.

  • El itinerario:

Refugio Respomuso (GR11) – Ibón de Llena Cantal – Collado de Tebarray – Cuello del Infierno – Barranco de Piedrafita – Ibones Azules – Embalse de Bachimaña – Refugio de Bachimaña – Barranco del río Caldarés – Cascada del Fraile – Cascada del Pino – Baños de Panticosa.

 

  INTRODUCCIÓN Y DATOS TÉCNICOS DE LA TRAVESÍA COMPLETA

Desde el refugio Respomuso  seguimos el sendero GR11 en dirección a Panticosa y al collado de Tebarray o Piedrafita como también lo llaman. Lo encontramos a la izquierda nada más salir del refugio con una paleta del GR11. Todo el trazado de la ruta transcurre por el GR11 por lo que no precisa de una descripción minuciosa del mismo.

refugios de montaña
Inicio de esta última etapa en el refugio de Respomuso, ubicado en un inmejorable marco natural
travesia en pirineos
El GR11 nos envía en busca de la cola del embalse de Respomuso. De frente nos impresionan los piramidales picos de Campo Plano, Llena Cantal y Tebarray.
GR11
Las crecidas de los arroyos y ríos en este año, obligan a improvisar los lugares por donde cruzarlos.

Después de la primera bajada desde el refugio para cruzar el río que proviene del embalse de Campo Plano para unirse al de Respomuso, comenzamos el ascenso con moderación en dirección al ibón de Llena Cantal con el que nos topamos de repente, sorprendiéndonos con una agradable visión.

ibones del pirineo

Ascendemos para encontrarnos este año con el congelado ibón de Llena Cantal. Más arriba intuimos el collado de Tebarray, punto más alto de la jornada.

Desde abajo no podemos ver el collado de Tebarray que queda oculto por la abrupta caida de la ladera del pico Tebarray, es más no lo veremos claro hasta situarnos bajo de él.

Collado de Tebarray
Continuamos en la misma dirección y ascendiendo hacia el collado de Tebarray
GR11
Una vista hacia atrás para disfrutar de las increíbles vistas hacia el ibón de Llena Cantal y las monumentales figuras del Balaitus y Frondiellas.
Cuello de Tebarray
Hasta que no nos situamos cerca, no tenemos muy claro el lugar donde se ubica el estrecho y escondido collado de Tebarray.

Hemos ascendido continuamente con desnivel bastante acusado pero su tramo final se agudiza bastante más hasta culminar en el escondido collado.

Collado de Tebarray
Pedregoso e inclinado acceso al collado en el que prestaremos más atención para no resbalar
senderismo en Pirineos
Un regalo indescriptible nos espera una vez superado el collado de Tebarray. Desde este punto podemos optar al sencillo pico de Tebarray que tenemos a nuestra derecha. En la foto el ibón de Tebarray y Picos de los Infiernos

Después del acceso al collado de Tebarray, donde hemos extremado algo más las precauciones, haremos lo propio con el próximo tramo inclinado y sumamente pedregoso hasta el siguiente collado, el del Infierno, que vemos claramente y llegamos después de bordear por la izquierda el ibón de Tebarray. Una vez allí, disponemos de la otra ascensión directa a otro de los colosos de la zona, los Picos de los Infierno, más técnico y duro que su vecino.

Descendemos ahora por el barranco de Piedrafita, una larga bajada nos espera con nuevas vistas de impactante belleza.

Cuello del Infierno
Desde el Cuello del Infierno nos toca un larguísimo descenso.
Ibones Azules
Durante el descenso, pasamos junto a los preciosos ibones Azules
Travesia en Pirineos
Algunas interesantes cascadas, reforzarán la belleza de este barranco mientras continuamos el largo descenso.

Aunque la primera intención y lo recomendable es seguir el trazado del GR11, los crecidos arroyos complicaron mucho su seguimiento, optando por descender por otra senda paralela a la derecha del cauce (trazado del track para GPS), senda que desaparece pero queda un rastro de fitas que facilitan su seguimiento hasta encontrarnos de nuevo con el GR11 que vuelve a cruzar el torrente junto al embalse de Bachimaña.

senderismo en Huesca
El GR11 nos ha devuelto al margen derecho del arroyo para perfilar el embalse de Bachimaña
Bachimaña
El sendero pasa muy cerca del refugio de Bachimnaña, que podemos ver al otro lado de la presa.

Continuamos con el descenso pero con más fuerza a partir de ahora, entrando en el estrecho por donde desciende furioso el río Caldarés.

Cascadas del pirineo
El fuerte descenso queda adornado con la espectacular cascada del Fraile
Cascada en el río Caldarés
El sobrecogedor entorno nos sigue ofreciendo un espectáculo inmejorable

Después de un  rato siguiendo el margen del río, disfrutando de rincones de ensueño, el horizonte abre hacia el ibón de Baños y las lujosas construcciones de Baños de Panticosa, lugar al que nos dirigimos para terminar la travesía.

Baños de Panticosa

El cerrado entorno junto al río Caldarés, por fin nos deja divisar nuestro final de ruta y de travesía en Baños de Panticosa.

  • Fecha de la excursión: 13-7-2013
  • Tipo de ruta: Ruta de etapa lineal ( el circuito completo es circular)
  • Nivel de dificultad: Moderado-Alto
  • Longitud: 15km
  • Desnivel acumulado de subida: 780mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1250mts
  • Tiempo en movimiento: 6h
  • Tiempo Total: 9h
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Nota:

Debido a la gran acumulación de nieve y crecidas de los arroyos y ríos, inusual para estas fechas del año, que nos impedía ver los senderos y cruzar los cursos fluviales fácilmente, el trazado del track para GPS puede no coincidir en algunos sectores con los senderos.

senderismo en pirineos

Clica en el gráfico

El inicio de esta etapa de senderismo, lo encontramos en el refugio español de Respomuso, lugar al que no podemos llegar en vehículo.

  • Los accesos principales a pie desde la vertiente española serían:
  1. Desde Sallent de Gállego por el Gr11, pasando por el embalse de la Sarra, lugar más cercano donde podemos dejar también nuestro vehículo.
  2. Desde Baños de Panticosa (balneario), donde se encuentra también el refugio Casa de Piedra. Ascendemos con la ayuda del GR11, pasando por el refugio y embalse de Bachimaña, collado del Infierno, collado de Tebarray para descender hasta el embalse de Respomuso, lugar donde se ubica el refugio. Esta alternativa pero a la inversa es la que se describe en este reportaje.
  • Acceso principal desde la vertiente francesa:
  1. Desde el refugio Wallon, en parte por el HRP, para luego ascender al collado de la Facha y descender por el barranco de Campo Plano, conectando con el GR11 y terminando en el embalse de Respomuso, lugar donde se sitúa el refugio.

Con Google Maps podéis ver la ubicación del refugio Respomuso, lugar desde el que comenzaremos esta nueva y última etapa de la travesía de senderismo.


Ver Refugio de Respomuso en un mapa más grande

Última etapa y quizá la más rocambolesca a la hora del recorrido, no por el trazado del GR11 que no tiene complicaciones significativas, sino por las especiales caracteristicas del julio tan atípico que este año nos a regalado la señora naturaleza y sus elementos. Nieve en cantidad casi invernal en buena parte del recorrido y deshielo en las zonas más bajas con la consiguiente crecida de los ríos, arroyos y torrenteras que hicieron las delicias de nuestros sentidos y dieron un toque matutino a nuestras ilusiones casiaventureras. Cruzar los cauces fluviales enfurecidos se convertía en un juego casi laberíntico que le dió ese puntito de “subidón subidón” que todos escondíamos a buen recaudo después de cada salto.

Última etapa y sin remedio comienzan a pasar fugazmente las imagenes de lo vivido, las sensaciones acumuladas, únicas y personales que cada uno hemos vivido de forma diferente pero que confluyen todas al final con un buen bagaje de ilusiones cumplidas y una buena dosis de motivación para comenzar con fuerza otros proyectos.

           Fotos   Jornada en 3 minutos  Travesía en 4 minutos