• RSS
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter

Imprescindible adaptarnos a lo que se nos avecina…..Con los deberes bien hechos tenemos más posibilidades de éxito.


  Namche Bazar

 

 

 

INTRODUCCIÓN

1ª Aclimatación, trascendental hacer este paso si queremos seguir con las máximas garantías hasta nuestro objetivo de más altura, el Kala Pattar.

En Namche Bazar haremos esta primera aclimatación y en nuestro caso consiste en hacer una ruta circular que nos llevará hasta una población cercana llamada Khumjung, a 3780mts de altura, aunque de camino sobrepasaremos los 3800mts de altura. Una vez allí, podremos visitar el monasterio budista, en el que tienen guardado (según ellos) parte de la cabeza del mítico yeti. Nos lo mostrarán bajo aportación de un simbólico precio. De regreso de nuevo a Namche Bazar lo haremos por otra alternativa, pasando muy cerca del Khunde Hillary Hospital, completando así como digo, una ruta circular.

En esta jornada ya sentiremos con más fuerza el esfuerzo requerido para ascender, obviamente estamos adquiriendo más altura y notamos que cuesta más respirar al pedirle un extra a nuestro cuerpo.

Si la visibilidad nos lo permite, desde el centro de visitantes, situado en la parte alta de Namche, tendremos la posibilidad de admirar grandiosas panorámicas hacia el Lhotse (8516mts), Lhotse Shar (8382mts), Shar Tse “Peak 38” (7591mts), Ama Dablam (6814mts), Nuptse (7864mts), Everest (8848mts) y alguno más.

 

 TODOS LOS CAPÍTULOS

 

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA

La travesía en general no necesita de una descripción detallada para realizarla. El camino es bastante evidente, ya que es la vía principal de comunicación entre poblaciones y aldeas del valle, además si hemos contratado una empresa o nos hemos hecho con los servicios de un guía, es lógico pensar que esta descripción a la que hago referencia quede fuera de lugar.

Solo describiré por donde pasamos y lo que veremos en cada una de las etapas.

Comenzando en la pequeña ciudad de Namche Bazar, capital de la región del Khumbu, ascendemos hasta su parte más alta.

Desde allí seguiremos ascendiendo un poco más para visitar el centro de visitantes del Parque Nacional de Sagarmatha.

Dentro del centro de visitantes del Parque Nacional

Desde allí mismo y si las nubes nos lo permiten, vamos a disponer de fantásticas panorámicas hacia los picos más altos de la tierra.

El Ama Dablam a la derecha y a continuación, en medio el Lhotse. Inmediatamente a su izquierda despunta el Everest, casi tapado por las nubes.

Ama Dablam

Thamserku, a su izquierda asoma el Ama Dablam

El Lhotse y Lhotse Shar, los dos picos juntos a la izquierda.

Después de disfrutar de estas vistas tan espectaculares e ilustrarnos sobre varios aspectos de este Parque Nacional, descendemos nuevamente hasta la parte alta de Namche Bazar. Desde allí comienza una senda de fuerte ascenso que pasa primero por el lodge Everest Sherpa Resort, con imponentes vistas también hacia estos picos. Hay un panel donde han dibujado los picos, indicando su altitud, está dibujado de forma esquemática y a mano alzada pero suficientemente claro para identificarlos.

Desde allí seguiremos ascendiendo hasta el punto más alto de nuestra jornada, lugar donde se encuentra un restaurante japonés. Desde allí también tendremos la oportunidad de maravillarnos con las vistas.

De camino hacia allí tendremos una buena perspectiva del valle por donde accedimos la jornada anterior hasta Namche.

Descenderemos ahora hacia Khunjung, pasando por un bonito bosque, en el que abundan los  rododendros.

Llegamos a la población y nos sorprende la uniformidad de sus construcciones, todas con el techo pintado de verde.

En la misma población podemos visitar el monasterio budista, donde aseguran que la parte de cabeza que tienen guardada es del yeti.

 Parte de la cabeza del yeti

Dejamos el monasterio y nos dirigimos hasta la escuela de Hillary, cerrada en esta época.

Por una larga escalinata nos alejamos de Khumjung, pasando junto a multitud de rododendros y culminar después en un collado.

El descenso se hace largo, primero por caminos descarnados y algo resbaladizos, para proseguir por escaleras hasta Namche Bazar.

DATOS DE LA ETAPA

Dificultad: Media

Longitud: 9’8km

Desnivel acumulado de subida: 671mts

Desnivel acumulado de bajada: 671mts

Tiempo en movimiento: 4h30′

Tiempo total: 6h50′ (sin contar comida)

 

MAPAS, GRÁFICOS Y TRACK

 

 

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Hemos dormido a 3440mts y de momento todos nos encontramos perfectamente, sin acusar  en demasía los efectos de la altura. El paso es lento y nos estamos inflando a beber agua, dos requisitos esenciales para combatir el mal de altura, así que no nos salimos del guión y de momento estamos aclimatando bien.

Amanece un día bastante bueno, aunque las altas cumbres siguen cubiertas de esa espesa masa algodonosa que nos impide maravillarnos plenamente. Comenzamos a subir hacia la parte alta de Namche Bazar, desde la que disponemos de una mágnífica vista hacia la población en forma de semicírculo.

Un poco más arriba nos encontramos con el centro de visitantes del Parque Nacional de Sagarmatha y desde allí mismo pudimos obsequiarnos con fugaces imágenes de los picos más altos de la tierra.

Con cámara en mano y a la espera de obtener la panorámica más “desnubelizada” posible, estábamos todos allí esperando ensimismados, como si de una orquesta de músicos se tratara, esperando del director, la señal para inmortalizar el momento.

Después de este tiempo de relax y fantasía, volvimos hacia la parte alta de Namche, para comenzar una más que dura subida hacia los 3800mts, donde se encuentra un restaurante Japonés. Nuevas panorámicas desde allí para quitarse el sombrero.

De camino nos encontramos con varios grupos de españoles, entablando gratificantes conversaciones….. y es que la tierra tira mucho. Llegamos a Khumjung y sorprende su fisonomía urbana, una población muy uniforme en cuanto a contrucción, todas muy parecidas y de techos verdes, solo resaltando el rojo del monasterio budista.

Comida en uno de los lodges del pueblo y visita al monasterio, para sumergirnos en un mundo de colores y misticismo, donde además pudimos verle los pelos de la cabeza al escurridizo yeti. Nos contaron que por aquellas montañas habían varios de ellos y muchos de los habitantes de estas poblaciones afírman haberlos visto, así que nosotros no vamos a ser quienes decidan si es cierta o no esta leyenda…Preferimos soñar y entusiasmarnos con la idea de estar envueltos en este misterio.

 

 TODOS LOS CAPÍTULOS

 

 

 Fotos

 

 

Videos

 
 


  • Vents de muntanya i natura
  • Senderistas Valencianos
  • Acude al gran Encuentro
  • Casiaventurilla en Facebook