Desconecta rotundamente de la rutina diaria y conéctate a la sugerente aventura  que implica recorrer estos dos solitarios y escondidos barrancos.

 

 

Paredes del barranco del Salt del Cavall

 

En la comarca de l’Alcalaten (Castellón) se desarrolla en esta ocasión nuestra ruta de senderismo. Desde  Araia, pequeña pedanía que pertenece a la población de Alcora partirá el acercamiento en coche hasta el punto de inicio de la excursión situado a unos 2km (ver acercamiento al punto de inicio).

El recorrido no está señalizado con ningún tipo de marcas, solo dispondremos de algunas fitas en puntos y tramos concretos del recorrido. Este une dos de los abruptos y llamativos barrancos de la zona, el del Salto del Caballo y el del Llosar, utilizando antiguos senderos ya en desuso en los que la vegetación apenas deja un estrecho pasillo para circular por el. La vegetación con abundantes aliagas y coscojas hacen recomendable llevar pantalón largo para evitar en lo posible los pinchos.

Complementaremos el itinerario con algunos tramos de trazado intuitivo en los que apenas vemos una línea de continuidad y por el contrario otros con clara definición como pistas y caminos.

El transcurso por los barrancos se hace lento pero muy divertido ya  que en varios sectores de ellos nos encontramos con que debemos trepar y destrepar sin gran dificultad.

Aunque no es un itinerario donde encontramos grandes peligros, si debemos poner más atención al transcurso por los barrancos, además de estar preparados físicamente para el conjunto del recorrido.

Visto todo esto, podemos decir que estamos ante una interesante y divertida ruta pero no aconsejable para senderistas poco habituados a caminar por la montaña y en especial por barrancos.

Es muy recomendable llevar gps para hacer esta ruta, además de leer y copiar en papel la descripción de la ruta.

Evitar hacer esta excursión con lluvia, con probabilidad de ello, o después de días con alto grado de pluviosidad ya que debemos transitar en gran parte por el lecho de los barrancos y puede ser peligroso.

Otra recomendación sería la de evitar también los días de más calor. La escasez de árboles y la inexistencia de fuentes incidirá especialmente en nuestra desidratación.

  • El itinerario:

Camino de Araia – Bco. del Salto del Caballo – Mina de arcilla – Bco. del Llosar – Mas de Gual – Camino de Araia.

 

Comenzamos en un cruce de pistas a 2km de Araia, lugar donde se unen el camino de Araia, por el que hemos venido con nuestro coche y el camino del Roglet, por el que continuamos ahora caminando (ver acercamiento al punto de inicio).

Como digo, comenzamos a caminar en la misma dirección que hemos llevado con el coche (orientación Norte), dejando de lado una estrecha pista a la izquierda que será por la que vendremos para acabar la ruta.

Descendemos suavemente por la pista y a menos de 400mts nos cruzamos con el curso del barranco del Salt del Cavall. En este momento dejamos la pista para seguir por la izquierda y caminar sobre el lecho de cantos rodados del barranco.

 

Este siguiente tramo no tiene dificultad de orientación puesto que solo es seguir por dentro del barranco, aunque nos encontramos con algunos puntos donde deberemos trepar entre grandes rocas.

 

El entorno es grandioso, los colosos cortados nos acogen y protegen del sol durante un buen rato.

Hay momentos en que el barranco se estrecha considerablemente como en este caso.

Llevamos un buen rato caminando por dentro del barranco y llegamos a cruzarnos con un amplio camino que seguimos por la derecha en ligero ascenso. Este  nos guiará de nuevo al lecho del barranco para cruzarlo.

Pronto nos encontramos con una bifurcación que seguimos por la izquierda y dejamos definitivamente el curso de este barranco mientras ascendemos con más decisión hasta cruzar un par de pequeño campos de olivos abancalados.

Al final del último de estos campos debemos estar atentos para tomar una senda a la derecha (pusimos una fita) poco definida que asciende fuertemente en el priemer tramo entre abundante vegetación de monte bajo donde abundan las aliagas, como podéis deducir, es una senda incómoda. Después gira a la izquierda para continuar ascendiendo pero muy suavemente.

Transcurrimos por esta senda que nos ofrece una nueva perspectiva del estrechamiento del barranco del Salt del Cavall. El sendero nos guía hasta conectar con un camino que finalmente acaba saliendo la una carretera CV-193 que une las poblaciones de Lucena del Cid y Argelita.

Vistas de los estrechos aumentando el zoom

Situados junto a la carretera, podemos desviarnos durante cinco minutos para descender hasta una vieja mina de arcilla. Para ello debemos descender hacia la izquierda por el asfalto y salirnos a la izquierda también en la primera pista de tierra que vemos. Transcurrirán unos 200mts para encontrarnos a la derecha del camino y justo antes de una curva, esta mina que hallaremos algo oculta por la vegetación pero que podemos identificar rápidamente por estar junto a una pequeña construcción en ruinas.

Volvemos de nuevo a subir hasta el punto anterior junto a la carretera para seguir ahora por la pista que encontramos a nuestra derecha. A los 100mts dejamos esta pista y seguimos a la izquierda una senda que vemos marcada con una fita.

Nuevas vistas desde el sendero del Barranco del Salt del Cavall

Ahora toca descender algo más de 1’5km por esta senda bien definida, momento en el que nos encontrarnos con una bifurcación que será punto clave para si lo deseamos, acortar el recorrido evitando el segundo de los barrancos, el del Llosar. Si continuamos de frente iremos directamente y sin desvíos al punto de inicio donde tenemos  los coches aparcados.

En nuestro caso y para proseguir con la ruta completa, seguiremos descendiendo por la derecha para dirigirnos y situarnos pronto en las inmediaciones del barranco del Llosar.

Antes de llegar al punto de la alternativa descendemos un corto tramo de otro pequeño y bonito cauce natural.

La senda aérea nos ofrece  preciosas vistas

Entramos en el barranco del Llosar

Paso con pasamanos de cuerdas en punto inestable

No faltarán algunas sencillas trepada

 Constantes pasos entre rocas

Después de salvar la zona de rocas, caminamos entre más vegetación de arbustos. Cuando parece que nos metemos en zona de casi impenetrable vegetación, buscaremos un sendero poco definido que se desvía ligeramente a la derecha (pusimos una fita) y salva una corta curva del barranco. Este se difumina y queda meramente intuitivo, aunque seguiremos junto al cauce del arroyo.

Estaremos atentos a los 100mts aproximadamente para dejar definitivamente el curso del barranco, desviándonos hacia la izquierda intuitivamente y salir poco después a una pista siguiendo unas fitas que pusimos.

Si no encontramos o nos pasamos ese desvío, no pasa nada, saldremos a la misma pista pero un poco más adelante, solo nos llevará un poco más remontar esta pista.

Unos 700mts por ella hacia la izquierda y poco después de una curva pronunciada hacia la derecha, estaremos atentos para desviarnos a la izquierda por una zona claramente transitable pero en la que no tenemos un camino definido (pusimos fitas en el inicio y algunas durante los próximos metros intuitivos).

Como digo, la dirección más bien intuitiva se dirige poco a poco en descenso recorriendo el cordal que define una de las laderas del barranco del Llosar.

Descendiendo suavemente por el cordal

Antes de finalizar el cordal, decidimos descender hacia la derecha con decisión. Un antiguo y zigzagueante sendero empedrado que sumamente deteriorado queda nuevamente a merced de nuestra intuición. Podemos adivinar el trazado de esta antigua senda por el empedrado que soporta y delimita el lateral del sendero.

Lástima de sendero bonito que a consecuencia de su mal estado nuevamente nos encontramos con un tramo algo incómodo para descender.

Descendido ya lo más fuerte, llegamos a un aljibe situado muy cerca del Mas de Gual, por el que pasamos a continuación.

Aljibe

Mas de Gual

 

A partir de aquí seguimos por pista y en unos 300mts seguimos por la izquierda en la primera bifurcación. Sin dejar la vía principal llegaremos al final del recorrido en poco más de 1km.

 

 

  • Fecha de la excursión: 15-9-2012
  • Tipo de ruta: Ruta circilar
  • Nivel de dificultad: Moderado-Alto
  • Longitud: 13’4km
  • Desnivel acumulado de subida: 620mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 620mts
  • Tiempo en movimiento: 4h30′
  • Tiempo Total: 5h30′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Descargate el track de la ruta                  Clica en el gráfico

Podéis ver con Google Maps la ubicación de Araia, pedanía de Alcora (Castellón). Desde allí y junto al bar y la piscina, continuaremos con nuestro vehículo por una pista por la que transcurre el PR-CV120 hasta el punto de inicio de la ruta situada en un pequeño cruce donde podemos dejar aparcado nuestro coche.

  • Notas:
  1. En el momento de hacer la ruta (el estado del firme puede cambiar) no tuvimos problemas para subir por esta pista de tierra con los coches (ver actualización), a pesar de encontrarnos con algún tramo en malas condiciones. Es aconsejable llevar coches que no sean demasiado bajo de chasis.
  2. Evitar pasar con turismo normal en caso de lluvias, es posible que se nos complique bastante.
  3. Actualización del acercamiento (21-9-2013)

En una nueva visita a la zona y en esta ocasión, comenzando a caminar desde Araia. Hicimos caminando el mismo tramo que con coche realizamos en la anterior ocasión y hemos comprobado que hay un tramo de pista en muy mal estado para un vehículo normal, así que de momento y hasta que no lo arreglen, es aconsejable solo para 4×4, con lo que si no es así, lo mejor es comenzar la ruta desde Araia.


Ver Araia en un mapa más grande

  • Si lo deseáis podéis descargaros el track de acercamiento para gps.

 

La comarca de l’Alcalatén la teníamos olvidada, una laguna senderista en medio
de tantas y tantas jornadas por tierras de Castellón. Cuando hace un tiempo vi. que nuestro amigo Pascual Albalat de Ribesalbes había realizado una más que interesante ruta por la zona en la que unió hábilmente dos de los barrancos más sorprendentes de aquellas montañas, le propuse sin pensarlo dos veces, una nueva jornada para volver a encontrarnos y sumar nuevos e inolvidables momentos.

Sin problema alguno se ofreció a mostrarnos de “pe a pa” esta magnífica ruta.

Finalmente logramos reunirnos senderistas de varios grupos, algunos de nosotros además somos bloggers. Emilio Vera del Blog Caminando hacia las alturas y Juan José Carrasco del blog Caminatasalas8, ambos espacios Web que os recomiendo visitéis. Otros amigos de Ribesalbes y del club Desplome Onda con los que hemos compartido ya bastantes jornadas senderistas, cerraron el nutrido grupo en un día en el que el calor hizo más duro de lo esperado nuestra aventura.

Para terminar con un plus de buen ambiente y no dejar olvidadas las buenas costumbres, Pascual reservó la paellita de rigor en el bar de Araia. Por supuesto recibimos con ansias las cervecitas, que frescas como pocas veces disfrutamos con gran ambiente en este día subido de grados.

Cada vez que quedamos con grupos y comprobamos las virtudes que tiene compartir nuestra pasión, estamos más seguros y orgullosos de nuestra filosofía montañera.

 

Fotos

La jornada resumida en tres minutos