Uno de los tresmiles pirenaicos técnicamente más asequibles… Pero, ¿Te animas a subir desde este precioso valle Oscense?

El Casco

Desde la Brecha de Rolando cambiamos radicalmente de vistas, el Casco aparece desafiante

INTRODUCCIÓN

Técnicamente sencilla pero dura ascensión al Taillón, con 3144mts de altitud.

Partiendo desde tierras Españolas en el refugio de Bujaruelo, situado en el bonito valle de Bujaruelo, ascenderemos primero hasta el collado del Puerto de Bujaruelo, que hace de frontera con Francia.

Desde allí y con menos desnivel que hasta ahora, llegamos al refugio francés de Serradets, situado en un espectacular entorno por debajo de la descomunal Brecha de Rolando y cerca del grandioso circo de Gavarnie.

Desde este lugar, ascendemos nuevamente con mucha pendiente por el sendero sobre la morrena del glaciar hasta el tajo imponente de la Brecha de Rolando. (Depende de la época, lo haremos por nieve, por lo que es conveniente estar informado de su estado por si hay que llevar material adecuado).

Una vez cruzada la Brecha, nos dirigimos por el cordal en larga ascensión hasta el Taillón, pasando por la singular formación del “Dedo” y la Falsa Brecha.

La vuelta será por el mismo lugar por el que hemos subido.

Hay que estar bien preparado físicamente para abordar esta ascensión, pero por su dificultad técnica no es de los picos que requieran tener destreza en escalada.

Podemos coger agua en el refugio de Serradets.

  • Importante leer este articulo sobre como hidratarse correctamente y mucho más.
  • El itinerario:

Refugio de Bujaruelo – Puerto de Bujaruelo – Refugio Serradets – Brecha de Rolando – El Dedo – Taillón.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos a caminar desde el refugio de Bujaruelo por el GR11, que cruza el bonito puente románico sobre el río Ara.

Nada más cruzarlo, nos encontramos con una bifurcación de senderos señalizados con poste y paletas de dirección.

Dejamos el GR11 y seguimos las indicaciones hacia el Puerto de Bujaruelo.

Puente de San Nicolás de Bujaruelo.

Desde el refugio de Bujaruelo, cruzamos el puente románico sobre el río Ara

Una constante y larga subida, atraviesa esta zona de bosque; obteniendo muy buenas vistas hacia el valle de Bujaruelo primero y luego también hacia el de Otal en la misma dirección.

Valle de Bujaruelo

Ascendemos con fuerza y adquirimos vistas hacia el valle de Bujaruelo, adivinando ya el de Otal

Otal y Tendeñera

Soberbios aparece el valle de Otal y la sierra de Tendeñera con sus insignes picos

Hacia el Puerto de Bujaruelo

Después del bosque, ascendemos con tramos pedregosos más suaves

Aprovechamos un tramo de descanso para afrontar la última subida hasta el Puerto de Bujaruelo.

En dirección al Puerto de Bujaruelo

Un larga camino recorrido ya y vemos el Puerto a lo lejos, todavía queda una buena ascensión hasta el.

Subimos con fuerza el último tramo hasta el Puerto de Bujaruelo.

El Puerto de Bujaruelo

Puerto de Bujaruelo, frontera con Francia.

Vistas desde Puerto de Bujaruelo

Atravesamos el Puerto y contemplamos el valle Francés des Pouey

Desde el Puerto y a medida que avanzamos, vemos unirse más senderistas-montañeros franceses que vienen por la pista desde un aparcamiento cercano en el Col de Tentes.

El camino claro y primero sin fuerte desnivel, se sitúa bajo del glaciar del Taillón para subir junto al torrente de su deshielo, cruzandolo en un punto.

 

Hacia Gavarnie

Un tramo de descanso con buenas vistas

Serradets

Subimos hacia el collado de Serradets frente al espolón del Pequeño Serradets

Cascada del Taillón

El sendero atraviesa este abrupto torrente que desciende del glaciar del Taillón.

Superado este torrente, aparece lo que queda del glaciar del Taillón.

Glaciar del Taillón

A nuestra derecha, contemplamos el mermado glaciar del Taillón y el Dedo.

El Vignemale

Fantásticas vistas hacia el Vignemale

Cruzamos el collado de Serradets y llegamos al refugio de mismo nombre.

Cerca del refugio de Serradets

Llegamos al refugio de Serradets

Desde el refugio, afrontamos otro de los sectores con más desnivel, en nuestra ocasión evitando la escasa nieve que queda del glaciar, pero dependiendo de la época, es muy posible encontrarnos con la necesidad de utilizar los crampones y piolet (informarse previamente).

Brecha de Rolando

Brecha de Rolando subiendo desde el refugio de Serradets

Brecha de Rolando

Brecha de Rolando desde el refugio Serradets

Pico Serradets

Subiendo por el glaciar, echamos la vista atrás para sorprendernos con la majestuosa cumbre de Serradets

Otro objetivo cumplido, La Bracha de Rolando. Las vistas cautivan al momento.

El Casco

En la Brecha de Rolando, quedamos absortos por las nuevas vistas, esta hacia El Casco

quilla de barco

En la Brecha de Rolando, sorprende esta perspectiva de uno de sus lados en forma de quilla de barco

Atravesamos la Brecha y continuamos por el sendero que por la derecha, continua el ascenso pegado a las paredes, en busca de la Falsa Brecha y el Dedo para subir posteriormente al cordal que nos enfilará directamente al último tramo de ascensión del Taillón.

El Dedo y la Falsa Brecha

Continuamos la ascensión hacia El Dedo y la Falsa Brecha

Cordal hacia el Taillón

Un sube y baja moderado por el cordal, nos conduce hasta el cono del Taillón

Subiendo al Taillón

Vista hacia atrás durante el transcurso por el cordal.

Antes de llegar a la cima, tenemos la alternativa de lograr la cumbre subiendo por la sencilla cresta o por el sendero clásico.

Cresta en el Taillón

Elegimos subir a la cumbre por la sencilla cresta y luego descender por el sendero más oficial.

Finalmente logramos llegar a la cumbre, lugar concurrido en épocas estivales, pero las vistas son de infarto.

Panorámica desde el Taillón.

Desde la cumbre, obtenemos 360º de disfrute visual hacia el Circo de Gavarnie, el Casco, Pico de la Espada, Cilindro y Monte Perdido entre otros.

Gabietos en primer plano y al fondo, El Otal y Tendeñera

Esta de los Pico de los Gabietos en primer plano y al fondo, El Otal y Tendeñera

Pico Vignemale

Y esta hacia el Vignemale

Descenderemos por el mismo lugar por el que ascendimos.

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 27-8-2016
  • Tipo de ruta: Ruta lineal con ascensión 
  • Nivel de dificultad: Alto
  • Longitud: 22km
  • Desnivel acumulado de subida: 1900mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1900mts
  • Tiempo en movimiento: 8h
  • Tiempo Total: 10h45′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

 

subida al Taillón
Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ascensión el el pirineo de Huesca, que encontramos en el aparcamiento del refugio de Bujaruelo.

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Hay procesiones que van por dentro. Muchas recorren en Semana Santa las calles profundas de algunas Españas. En agosto  otras suben a la Brecha de Rolando desde  el Puerto de Bujaruelo, por la accesibilidad que a él tienen los franceses.

Evitan 900m de ascenso, pero pierden el hermoso trayecto desde el Refugio de Bujaruelo, por el gran valle aparentemente cerrado al este por el Otal y la Sierra Tendeñera, que con sus colores de óleo hipnotizan magnéticamente siempre mi mirada y que no cesan de llamarme.

El peregrinar es particularmente intenso desde el caótico Refugio de Serradets en obras, pero no resta grandiosidad al espectáculo que brinda el Circo de Gavarnie y tresmiles por doquier.

Durante el tramo que asciende desde Serradets María José nos contagia su querencia al Vingemale que emerge, paso a paso, imponente a nuestras espaldas. ¿Cómo resistirse a su ascensión atravesando su menguado, según comentan quienes lo conocen de tiempo,  glaciar y un emocionante descenso encordados?. Esbozamos, claro, una próxima expedición. Cosas del “ansia”, ya se sabe.

No es menos impactante la panorámica al atravesar el enorme marco rocoso de la Brecha, que asemeja una colosal proa afilada según de qué ángulo se mire.

Con el Circo de Cotatuero a nuestros pies, Monte Perdido, el Añisclo y el Cilindro a Levante, y admirando con sobrada envidia a quienes ascienden al Casco por el Paso de los Sarrios, nos dirigimos a poniente para bordear el Dedo y ascender, finalmente, al abarrotado Taillón. Tal concurrencia no invita  a demorarse mucho, pero sucumbimos encantados a unos 360º de éxtasis. Un carrusel de tresmiles y valles hasta donde alcanza la vista.

Con algún percance sin consecuencias deshicimos el camino andado cargados de emociones. Algo más de 22km y casi 4000m de desnivel total plenos que es preciso vivir al menos en una ocasión para quienes aman la montaña. Una ruta soberbia, y es que Pirineos nunca defraudan. Nunca dejan indiferente.