Paisajes sin salir de Piloña

Camino Natural

El Camino Natural atraviesa bonitos parajes y muestra excelentes paisajes. Foto de Jose Perdido

INTRODUCCIÓN

En esta 6ª jornada, el Camino Natural permanece dentro del concejo de Piloña; partiendo desde Villamayor y acabando en Espinaredo, población interesante y conocida por sus numerosos hórreos.

Obtendremos buenas vistas hacia las colindantes sierras del Aves, Sueve y Sellón.

Al igual que en algunas etapas anteriores del Camino Natural, en esta, también vamos a solaparnos con el GR-105 (Ruta de las Peregrinaciones) en el tramo final hasta Espinaredo.

También una vez más y como en algunas anteriores etapas, caminaremos por un alto porcentaje de asfalto. Como siempre, este aspecto negativo lo compensamos con el disfrute del magnífico entorno y sus pequeñas y tranquilas aldeas, donde siempre es interesante y enriquecedor, hablar con sus hospitalarios habitantes.

Pasamos por varios pequeños núcleos de población, donde podríamos acopiar agua.

  • Importante leer este articulo sobre como hidratarse correctamente y mucho más.
  • El itinerario:

Villamayor – Melarde – El Mecín – Valle – Taradiellu – Porciles – Espinaredo

INTRODUCCIÓN Y DATOS TÉCNICOS DE LA TRAVESÍA COMPLETA

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Fotos de Jose Perdido.

En el inicio y final de cada etapa, siempre encontramos el panel con la anterior y posterior jornada.

Panel del camino Natural en Asturias

Como de costumbre, iniciamos el recorrido con la información del panel

Paisaje de Asturias

El día abrió nublado, pero todavía se podía disfrutar de algunas vistas.

Después de pasar por Melarde y Mecín, llegamos pronto a Valle; donde en un desvío, podemos visitar la iglesia Sta. María Magdalena.

Valle, aldea de Asturias

Llegamos a Valle

Taradiellu, es otro de los pequeños núcleos por donde pasamos.

Porciles será el último antes de descender a la bonita localidad de Espinaredo.

Valle río Espinaredo

Vistas hacia el valle donde se encuentra Espinaredo

Espìnaredo

Descendemos a Espinaredo

Espinaredo

Espinaredo

Espinaredo

Espinaredo es famoso por los numerosos hórreos que tiene.

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 13-9-2016
  • Tipo de ruta: Ruta lineal 
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 13’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 640mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 530mts
  • Tiempo en movimiento: 3h30′ 
  • Tiempo Total: 3h50′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

camino Natural de la cordillera Cantábrica

Clica en el gráfico

 

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO
Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ruta de
senderismo en Asturias, que encontramos en la población de Villamayor.

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Llovía. Hoy uniríamos dos etapas, así que nos esperaba la jornada más dura de toda la travesía. Alex tuvo que dar tregua a su rodilla perjudicada y no pudo caminar con nosotros, lo que sin duda fue un acierto.

Más asfalto, hormigón, tierra compactada, dolor y humedad que se va infiltrando hasta muy adentro. El día gris, plúmbeo, parecía ir contagiando nuestro ánimo y teñirlo de los mismos tonos apagados. Los claros dejarían entrever de forma intermitente a lo largo de toda la jornada un paisaje meritorio, pero las condiciones adversas mermaban nuestra capacidad de disfrute.
La lluvia fuerte nos respetó hasta la entrada de Espinaredo, fin de la Etapa 6. Algunos parroquianos mostraron una discreta sorpresa cuando nos refugiamos en el bar.

El propietario nos dio la bienvenida mientras se servía de un frasco de debajo de la barra. “…¿y para beber?” ·”Yo tomaré lo mismo que Ud, si fuera posible”. Accedió con escaso entusiasmo. Resultó ser un vino generoso, color clarete subido y alta graduación de los que, después de un par de vasos, aligeran el ánimo y calientan los corazones. “Asturias, patria queridaaá…”.

Tras escampar, reconfortados con la comida, el vino, el café y casi secos volvimos al camino para comenzar la siguiente etapa.
No sería la única ocasión en la que coincidiríamos con el GR105, y hoy también, de forma puntual, con el 102. La señalización es adecuada y no cabe equívoco.

En la ultima aldea, La Rodina creo, en las inmediaciones de la Sierra de Sellón, tomamos por fin un sendero empedrado a tramos que nos llevó hasta Fresnedal. Un alivio pese a la pronunciada pendiente y lo resbaladizo del terreno. Por razones logísticas aun anduvimos algunos kilómetros más, correspondientes a la Etapa 8, incluso alargándolo hasta un lugar que nada tiene que ver con el Camino Natural.
Aun lo ignorábamos, pero la jornada de hoy marcaría un cambio de tendencia, con cada vez más sendas y menos asfalto. Ya iba siendo hora.