Un caminar diferente, nos acercará a una insólita e inigualable perspectiva del desgarrado paisaje escultural  del río Villahermosa.

Montaña de Ludiente

Progresando por el cresterío de los cortados

INTRODUCCIÓN

Excursión senderista circular, corta pero muy interesante que nos acerca hasta la parte alta de los cortados que ha creado el río Villahermosa a su paso por la población Castellonense de Ludiente, situada en la comarca del Alto Mijares.

El recorrido queda trazado en parte por sendas y caminos sin señalizar, encontrándonos en escasas ocasiones con algunas fitas que nos ayudarán en su seguimiento.

Existe un sector en el que no tendremos camino por donde seguir, este corresponde tanto a la subida hacia el cortado, como el seguimiento por el mismo y la correspondiente bajada hasta buscar con senda poco definida el Mas de la Noguereta.

En este tramo además deberemos sortear y trepar sin gran dificultad algunos resaltes rocosos que forma parte de este espectacular perfil del cortado.

En cuanto a las fuentes, decir que debemos cargar agua desde el principio y para toda la excursión, puesto que no pasamos por ninguna de ellas.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos el la población de Ludiente (ver acercamiento al punto de inicio).

Ludiente, pueblo de Castellón

El Grupo en el inicio de la ruta en Ludiente

Caminamos por la carretera CV-194 en dirección hacia la vecina población de Argelita. A los 200mts, frente a un pequeño parque infantil que vemos a nuestra derecha antes de salir de la población, nos desviamos por la izquierda en subida para ascender, sorteando unos bancales con muros de piedras hasta salir poco más arriba a un camino ancho que seguimos hacia la derecha.
Aquí comenzamos a ver una primera panorámica de Ludiente y su verde entorno.

Vistas de Ludiente

Vamos obteniendo vistas de Ludiente

En 50mts llegamos a una construcción que dejamos a nuestra derecha para que una vez rebasada, ascendamos en diagonal por firme irregular de roca en el que no distinguiremos sendero alguno, aunque poco después y sin darnos cuenta, estaremos siguiendo un estrecho camino empedrado poco definido al principio que se define más poco después. En este tramo pusimos algunas fitas.

Subiendo pro firme rocoso

Detrás nuestra queda la construcción. Subimos por firme rocoso.

Sendero rocoso

Finalmente el camino empedrado se define mejor.

250mts después de la última construcción, seguiremos de frente, continuando por esta vertiente. Posiblemente no nos daremos cuenta en ese punto que existe una senda a nuestra izquierda, pero cuando vengamos de vuelta observaremos que hemos conectado de nuevo en este punto.
Vemos a lo largo, parte del recorrido del río Villahermosa y encabezando la panorámica la casi inexpugnable muela del Buey Negro.

muela del Buey Negro

Muela del Buey Negro

Pasamos junto a algunos bancales con muros de piedra, para llegar a una antigua casa abandonada, rebasándola y dándole la vuelta para dejarla a nuestra izquierda y finalmente ascender entre más bancales con campos de olivos y cerezos.

Por bancales

Pasamos entre bancales

Más adelante nos encontramos con otra casa pintada de blanco, definiéndose más amplio el camino.
En un par de curvas cerradas llegamos a salir a una pista que continuamos por la derecha. En 60mts ignoramos un camino por la izquierda y en 200mts después otro que desciende por la derecha, para seguir ascendiendo por el camino que pronto vemos hormigonado, y encontrarnos una nueva bifurcación a escasos 50mts, optando aquí por el camino de la derecha.

Ludiente

Ludiente rodeada de montañas y bosques

En unos 380mts nos situamos frente a un primer cortado, situado frente a la muela del Buey Negro desde el que disponemos de espléndidas vistas.

 muela del Buey Negro

la muela del Buey Negro, a la derecha en la foto

Ahora y después de disfrutar de las bonitas vistas, tomaremos sentido hacia la línea de cortados que queda a nuestra izquierda, para ello retrocedemos unos metros y ascenderemos por un pequeño remonte rocoso en el que pusimos algunas fitas en su inicio.

Cortados

Avanzamos siguiendo el cortado

Sin camino o senda a seguir en algunos de los tramos, caminaremos cerca del perfíl de los cortados para recorrerlos en toda su longitud. A nivel inferior descubrimos un corral, al que podemos descender para visitarlo.

Corral en la montaña

Bajo nuestros pies, descubrimos un corral

Corral

Llegamos al corral

Bancales en Ludiente

Pasamos junto a algún bancal donde se define algo la senda.

Nos topamos con un pequeño barranco al que en poco descendemos y continuamos de subida unos metros hasta toparnos a la derecha con una pedrera. En este punto debemos subir por ella hasta alcanzar la parte más alta de la ladera, donde de nuevo nos encontramos con un precioso espectáculo visual.

Por barranco

Descendemos al estrecho barranco

subiendo una pedrera

Subimos por la pedrera

Vistas

Bonitas vistas

Alto Mijares

Una parada obligada para el disfrute del entorno que vertebra el río Villahermosa

Montaña de Ludiente

De frente si nos fijamos vemos un agujero en la roca, se trata de “La Ventana de Ludiente”.

En ocasiones saltaremos y esquivaremos las rocas, incluso treparemos en alguna ocasión.

Por terreno agreste

El tramo es agradecido en vistas y entretenido; pero no es cómodo para caminar

El Penyagolosa

Vistas hacia el Penyagolosa con el zoom.

Cortados de la montaña

Más vistas a lo largo del recorrido por su parte alta.

Vistas del Alto Mijares

Vistas que siguen llamándonos la atención

Finalmente nos encontramos con un tajo estrecho que nos impide seguir en esa dirección, así que giraremos hacia el norte (izquierda) para no dejar este sentido y enfilarnos hacia el abandonado Mas de la Noguereta que veremos más abajo. Una vez estamos descendiendo nos encontrarnos con una tímida senda que nos lleva a pasar bajo un pequeño bosque de pinos.

Alto Mijares

Bordeamos el estrecho tajo

mas de la Noguereta

Descendemos hacia el mas de la Noguereta

Bosque de pinos

Cruzamos un pequeño bosque

Mas de la Noguereta

Mas de la Noguereta

Seguimos el mismo sentido que llevábamos, tomando ahora la pista hormigonada para salirnos de ella en muy poco por una senda hacia la izquierda en la que pusimos una fita justo en su inicio.
Un bonito sendero nos lleva en ocasiones al cobijo de los pinos y otras disfrutando de las vistas que nos permite la ausencia de ellos.

Senda

El caminar ahora es muy cómodo

En 1’5km desde el Mas de la Noguereta, conectamos con la pista que lleva en pocas decenas de metros a otra de estas construcciones que siguen teniendo su función en estos tiempos, el Mas de La Puebla.

Mas de La Puebla

Llegamos al gran Mas de La Puebla

Pasamos el Mas y en 150mts debemos dejar esta pista y tomar un sendero que veremos marcado con fita a nuestra izquierda.
La senda nos devuelve en 300mts al punto que describí al principio, para cerrar el recorrido circular. Desde allí nos queda bien poco para llegar a nuestro destino en Ludiente.

Descendiendo a Ludiente

Descendemos por sendero

Ludiente

Falta poco y divisamos Ludiente ya cercano

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 4-2-2012
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 6’9km
  • Desnivel acumulado de subida: 700mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 700mts
  • Tiempo en movimiento: 2h45′
  • Tiempo Total: 4h10′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

senderismo en Ludiente

Clica en el gráfico

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO
El punto de inicio de la ruta lo encontramos en la entrada a la población de Ludiente, junto al bar-restaurante  Solsona.

Podéis ver el punto de inicio con Google Maps

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Personalmente me ilusiona recorrer nuevas zonas, tierras desconocidas para mí, hace trasladarme a un mundo diferente capaz de sorprenderme, motivándome aún más.

Hacía muchos años que no aparecíamos por estas montañas, aunque en aquella ocasión recuerdo con agrado una excursión por otros senderos diferentes.

Invitados por nuestro amigo Pascual de Ribesalbes, acudimos a Ludiente para disfrutar de una corta pero intensa jornada senderista con él y algunos de sus compañeros de caminatas. Tuvimos también la grata presencia de mis amigos del grupo Paseando por las nubes. Como suele ocurrir habitualmente, el estrecho contacto que llevo con mi amigo Jose Luís Asensi, alma mater de este grupo hizo que volviéramos a compartir senda.

Pascual me recomendó días antes esta ruta que diseñó él mismo como una ruta I+D, apelativo que solemos dar nosotros a este tipo de itinerarios.

Saboreamos cada momento de la corta jornada, los senderos aéreos, las trepadas facilonas pero juguetonas, las impresionantes y majestuosas caídas hacia el río Villahermosa y por supuesto también saboreamos desde el dominio de las alturas, el almuerzo con un buen apretón de la bota de vino.