• RSS
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter

Acaricia lo más alto de la travesía en una jornada de grandes contrastes.

Subiendo a la Tosa Pelada

Esta 3ªetapa también recorre territorio de Lleida y su comarca del Solsonès. En esta ocasión nos centraremos en la sierra del Port del Comte, ascendiendo a  las  dos máximas alturas, tanto de esta sierra como de la Ruta Caracremada, la Tosa Pelada de 2379mts y el Pedró dels Quatre Batlles de 2388mts.

Esta jornada se caracterizará, además de por la subida a la máxima altura de la travesía, a la prolongada bajada hasta el final de etapa en el cámping de Morunys, situado cerca de la población de Sant Lloreç de Morunys. Los datos del descenso acumulado dejan claro este punto, aunque al ser en un largo periodo de longitud, el descenso se hace muy llevadero.

Hay que llevar agua para toda la jornada, ya que no pasaremos por ninguna fuente, aunque si lo haremos por un bar situado en la estación de esquís del Port del Comte. Este matiz hay que tenerlo muy en cuenta, sobre todo en épocas de calor, periodo en el que nos obligará llevar un peso extra de agua.

  • El itinerario:

Refugio de l’Arp – Estación de esquí Tuixén la Vansa – Clots de Rebost – Tosa Pelada – Pedró dels Quatre Batlles – Portell del Llop – la Bòfia – Estación esquí Port del Comte – Santa Magdalena – Sant Llorenç de Morunys.

 

Puesto que al hacer la reserva para realizar esta travesía, te proporcionan un mapa topográfico con la ruta trazada y un dossier describiendo su recorrido, voy a prescindir de una descripción detallada como de costumbre. Me centraré en mostraros los lugares por donde pasaremos durante la etapa.

Partimos desde donde lo dejamos el día anterior, en el refugio de l’Arp, situado en la montaña de l’Arp y a su vez parte de la sierra del Port del Comte.

Después de ascender suavemente entre bosque de pinos y siguiendo las marcas amarillas y azules, nos topamos con una amplia pista de esquí que parece más bien un  cortafuegos.

La ascensión se hace larga y con cierta dureza llegamos al Clot de Rebost, una zona más llana y amplia.

Desde allí nos adentramos de frente por el bosque para culminar en un pequeño cerro, desde el que contemplamos la Tosa Pelada.

Desde este punto descenderemos hacia un pequeño refugio situado en el coll de la font d’Arderic.

Continuaremos de frente para comenzar la subida a la Tosa Pelada.

Una vez arriba descenderemos al collado que separa nuestro próximo objetivo, el Pedró dels Quatre Batlles, punto más alto de la travesía del Caracremada y de esta sierra.

Después de culminar en la cima del Pedró, descendemos primero hasta el Portell del Llop.

A continuación lo hacemos hasta las pistas de esquí de Port del Comte, pasando por el Forat de la Bófia, una sima que aprovechaban en otros tiempos como nevera, donde acumulaban la nieve para su posterior aprovechamiento.

Después de rebasar la estación de esquí y su urbanización, continuamos siempre descendiendo hacia Sant Llorenç de Morunys. Senderos frondosos nos acerca hasta la ermita de Santa Magdalena de les Tragines.

Sant Llorenç de Morunys y el pantano de la Llosa de Cavall.

Nos queda poco menos de 2km para llegar al final de nuestra 3ªetapa en el camping Morunys, muy cerca de Sant Llorenç de Morunys.

 

 

  • Fecha de la excursión: 5-12-2011
  • Tipo de ruta: Etapa lineal
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 19’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 680mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1700mts
  • Tiempo en movimiento: 5h30′
  • Tiempo Total: 8h
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO
Descargate el track de la ruta                  Clica en el gráfico

 

 

Si lo que pretendéis es hacer simplemente esta etapa de la travesía de senderismo, a continuación podéis ver con Google Maps el punto de inicio situado en el refugio de l’Arp.


Ver Refugio de l’Arp en un mapa más grande

 

¡¡De buena mañana y a subir sin calentar!!. La larga y empinada pista de esquí a la que nos enfrentamos nos sacó los colores nada más comenzar esta jornada.

Todas las mañanas nos costaba más de la cuenta el arrancar a caminar, las distintas tomas de vídeo que había que hacer para que quedara todo al gusto de nuestro amigo Salva, el cámara, hacía que termináramos siempre con los frontales puestos al terminar la jornada. Esta época es lo que tiene, los días son muy cortos y estas rutas no son precisamente de paseo.

Nada más culminar esa larga pista de esquí, ya veíamos el siguiente reto, de blanco virgen y ondulado, estábamos frente a la Tosa Pelada. Las nieves este año se hacen esperar pero no nos íbamos a ir de esta ruta sin pisarla. La sierra del Port del Comte era de las pocas de la zona que pintaba blanco en sus zonas altas y allí nos dirigíamos.

Sin crampones porque los dejamos en los coches al comenzar, puesto que en teoría no deberíamos utilizarlos, tiramos para arriba con decisión y algún que otro retroceso forzado de pies. La nieve estaba bastante bien para pisar aunque en ocasiones resbalaba algo, pero nada importante.

Aire frío nos esperaba arriba, pero las magníficas vistas calentaron nuestro ego, que teníamos bien subido al llegar a tocar cumbre. Otra nos esperaba, con un corto plus de metros más alta e igualmente vestida de frío blanco. El Pedró dels Quatre Batlles, no podíamos estar más altos en estos días, estábamos tocando el techo de esta sierra y de la propia travesía del Caracremada.

A partir de allí casi todo era descenso, había que preparar las rodillas para este largo periplo martilleante hasta el camping Morunys.

Suerte que encontramos un “forzado” alto en el camino. En las pistas de esquí del Port del Comte, que es lo que veían nuestros ojos…¡¡un bar!!, ¿o era un espejismo?. No, por supuesto no estábamos tan mal para poder ver la realidad.

Al descubrir este oasis en el desierto del peregrino, decidimos como dice nuestro amigo Pako…irnos de “Rositas” y no es que pasáramos de largo ó nos tomáramos unas rubias y nos fuéramos sin pagar. Nada parecido a todo ello, se trataba de saborear unas rarísimas cervezas llamadas Rositas, elaboradas con miel y que se fabrican en un pueblo de Tarragona. En todo el recorrido no pudimos toparnos de nuevo con la tal Rosita, así que la recordaremos con añoranza entre nuestros labios.

Fotos

Vídeos


  • Vents de muntanya i natura
  • Senderistas Valencianos
  • Acude al gran Encuentro
  • Casiaventurilla en Facebook