INTRODUCCIÓN

Otro itinerario dentro del Parque Natural de Posets-Maladeta, sector Benasque, Pirineo de Huesca.
Esta ruta, como la del Valle de Remuñe esta considerada por la organización del parque como ruta para excursionistas iniciados. Tiene un trazado lineal y esta marcada con dos rayas verdes de tonalidades diferentes. El puerto es utilizado como paso mas corto entre la población Francesa de Luchon y la Española Benasque. Un bonito recorrido que nos llevará hasta la misma frontera con Francia, con amplias y profundas vistas, pasando por los siempre espectaculares Ibones como aquí denominan a los pequeños lagos de origen glaciar. Una interesante excursión que para los mas preparados dejará con ganas de seguir, así que podemos unir esta ruta con la del Valle de Remuñe, que comienza muy cerca del inicio de esta, obteniendo así una jornada completa además de espectacular. Para acercarnos al punto de inicio debemos seguir la carretera A-139 que sale de Benasque y recorre el valle. Cuando lleguemos al final de la carretera podemos dejar nuestro vehículo estacionado allí, justo en su terminación veremos el panel de inicio.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos junto al panel de inicio de la ruta y por encima del Plan del Hospital.

Entre pinos jóvenes ascendemos cruzando una pasarela pequeña de madera, encontrando también algunas Gencianas que con su amarillo en flor se delatan facilmente.
La panorámica a nuestras espaldas es de lo más gratificante, una bella perspectiva del último tramo del valle de Benasque con el Plan del Hospital a nuestros pies.

Dejamos los pinos para caminar entre praderas alpinas.
A los 800mts aproximadamente cruzamos el cauce del barranco de Gorgutes, para ello utilizamos un puente de madera.

Al cruzar el puente debemos seguir de frente y con menos desnivel cruzar una amplia pradera dejando atrás el barranco.
Nada mas cruzarla el sendero gira a la derecha para ascender con fuerte pendiente y pasar cerca de los Ibones de la Solana de Gorgutes al que podemos bajar por un corto sendero.

Seguimos en ascenso un tramo del orden de 800mts pasando bajo del Turonet de Gorgutes de 2358mts de altitud para llegar al Ibón de Gorgutes. Impresionante se nos ofrece de repente rodeado de majestuosas alturas.

Es un lugar idóneo para tomarnos un respiro y contemplar la paz y belleza del entorno.
Continuamos por la derecha para bordearlo cruzando una pedriza y tomando altura sobre él obtenemos una perspectiva diferente.

Solo nos queda ascender un poco más para llegar al puerto de la Glera, paso natural hacia Luchon en Francia. Estamos a 2364mts sobre el nivel del mar y la sensacion de profundidad desde aquí es grandiosa.

Después de la parada y fotos de rigor damos la vuelta para volver por el mismo trazado.

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 8-7-2008
  • Tipo de ruta: Ruta lineal
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 4km (solo ida)
  • Desnivel acumulado de subida: 691mts (solo ida)
  • Desnivel acumulado de bajada: 126mts (solo ida)
  • Tiempo en movimiento: 1h25′ (solo ida)
  • Tiempo Total: 2h (solo ida)
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO

Con Google Maps podéis ver el punto de inicio situado en el valle de Benasque, muy cerca de los “Llanos del Hospital


Ver INICIO RUTA DEL PUERTO DE LA GLERA en un mapa más grande

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Acabando la ruta del valle de Remuñe nos quedaba todo el día por delante y conforme salió no era para “desperdiciarlo” en paseos por el pueblo ó alrededores. Con la cantidad de excursiones que se pueden hacer por aquí, optamos por no mover el coche y empalmar con esta ya que el punto de inicio lo tenemos muy cerca. Después de 430mts de desnivel positivo y otros tanto de negativo que tiene la del valle de Remuñe, le añadimos a nuestras piernas otros 550mts de subida con sus correspondientes de bajada. Total que con una fácil suma nos plantamos en cerca de los 1000mts de desnivel positivo y otros tantos negativos, quedándonos una jornada completita del todo. Tanto subir y bajar pedrizas me recordó un problemilla en mi rodilla izquierda que arrastro desde mis orígenes en esto del senderismo y que aparece de vez en cuando para dar la nota, pero sin duda alguna valió la pena. Cuanto menos sorprendente fue el comprobar que los Ibones que alcanzaban cerca de 2400mts ó más de altitud estaban semi helados, ¡en Julio!. Un acierto volver a Pirineos este año, nunca por estas fechas lo hemos visto así.