Un precioso y tranquilo recorrido para empezar a disfrutar del entorno del valle de Benasque.

Valle de Remuñe

El agua, uno de los protagonistas de este recorrido por el valle

INTRODUCCIÓN
Es uno de los itinerarios del Parque Natural Posets – Maladeta (sector Benasque) Huesca.
Recorrido por este impresionante valle hasta llegar a los Ibones. Es una ruta lineal aunque el último tramo antes de llegar a los Ibones lo solucionamos haciendo un tramo circular. Esta catalogado por los organizadores como ruta para excursionistas iniciados, aunque si nos quedamos con ganas de más, siempre podemos, sin mover nuestro vehículo del lugar donde hemos aparcado, seguir y enlazar con otra de las rutas señalizadas que comienza muy cerca de esta. Esta ruta es la de los Ibones de Gorgutes y Puerto de la Glera, de similares características, aunque con un poco mas de desnivel. Uniendo ambas obtendremos una ruta muy completa y que nos ocupará toda la jornada. Ciñéndonos a la ruta de Remuñe, debemos cargar agua antes de salir ya que no veremos fuentes a nuestro paso, además caminaremos siempre por sendas de montaña. Para llegar al punto de inicio debemos seguir desde Benasque, la carretera A-139 que recorre todo el valle hasta el final, donde poco antes de terminar esta, veremos el panel de la ruta.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comenzamos junto al panel de inicio y con unas amplias vistas sobre el Plan del Hospital a nuestra espalda, comenzamos a subir por una senda entre pequeños bloques de piedras.

Una buena representación de Rododendros que en esta época nos regala su colorido nos acompaña en el camino.

Pasando por el Pllan de Sarra y entre numerosos arroyos, llegamos a situarnos en paralelo al cauce principal que recorre el valle.

Seguimos subiendo y el valle se cierra haciéndose mas abrupto a la vez que nos regala la belleza de algunos saltos de agua.

Llegamos a un pequeño puente de dudoso estado puesto que en el momento de pasar nosotros estaba sujeto por las mismas piedras del río. Es muy probable que en otra ocasión debamos buscar algún otro paso para cruzar ya que puede que no quede nada de él.

Una vez cruzado el río seguimos cerca de su margen para subir por una pedriza que hay a la izquierda de la montaña con silueta puntiaguda que tenemos delante.

Cruzamos algún arroyo que proviene del Ibón de Remuñe, el mas grande al que pronto llegamos . Una buena excusa para recuperar fuerzas y contemplar la belleza del lugar.

Seguimos por su margen derecha (según lo vemos) para salvar un pequeño remonte y luego bajar hasta el siguiente Ibón, un poco mas pequeño y desde el que volvemos a sorprendernos de las vistas, con una barrera de altas montañas que forman la frontera con Francia.

Bajamos por la derecha hasta el fondo del valle donde cruzaremos de nuevo el cauce principal por medio de algunas piedras. Giramos a la derecha para seguir por la senda de bajada junto al río y llegar al punto donde anteriormente cruzamos el cauce por medio del “puente”, no sin antes cruzar algunas torrenteras que nos salen al paso desde las vertiginosas laderas.

Desde aquí nos queda nada mas que seguir por el mismo trazado por el que hemos subido, hasta llegar a la carretera donde dejamos nuestro vehículo.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 8-7-2008
  • Tipo de ruta: Ruta lineal, con tramo circular
  • Nivel de dificultad: Bajo
  • Longitud: 7km (ida y vuelta)
  • Desnivel acumulado de subida: 558mts (ida y vuelta)
  • Desnivel acumulado de bajada: 558mts (ida y vuelta)
  • Tiempo en movimiento: 2h
  • Tiempo Total: 2h45′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO

Con Google Maps podéis ver el punto de inicio situado en el valle de Benasque, muy cerca de los “Llanos del Hospital


Ver mapa más grande

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Después de toda la semana anterior en tierras Asturianas-Leonesas, Lute y yo después de un par de días en casa decidimos cambiar de bártulos y dirigirnos al Pirineo que últimamente lo teníamos olvidado.
Un día inmejorable para caminar por estas montañas, claridad absoluta y sin amenazas de tormentas, que más se puede pedir.
Nos dirigimos al comienzo de la ruta y ya en la misma carretera nos impresionamos de la abundancia de agua que este año se ha dejado caer por aquí, además de las nieves que todavía perduran a partir de los 2500mts aprox. Sin duda alguna es el mejor año que hemos coincidido en el Pirineo por estas fechas, torrentes y cascadas por doquier hacen arrancarte constantes exclamaciones. Con paso lento pero seguro llegamos hasta el Ibón de Remuñe, cruzando multitud de arroyos que estaban a rebosar y con las nieves en las partes altas el paisaje nos cautivaba. La ruta se nos hizo corta así que con todo el tiempo por delante, empalmamos con la ruta que sale muy cerca de esta, la del Ibón de Gorgutes y el Puerto de la Glera. Un día completo en el que hicimos dos preciosas rutas en una y en el que un mal movimiento de mi rodilla me dio la nota negativa del día. Durante el recorrido nos cruzamos con bastantes excursionistas, es lo que tiene el Pirineo. La semana anterior no coincidimos con ninguno, en todo caso con algún pastor. Cambio radical en todos los aspectos sin desmerecer ninguno, solo son diferentes.