Ruta de senderismo circular en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas con ascensión al pico Gilillo de 1848mts de altura. Nos centramos concretamente en la sierra de Cazorla y partiendo desde la población que da nombre a esta sierra, tomamos sentido a la pedanía del Vadillo por el GR7, pasando por la Ermita de la Virgen de la Cabeza. En Prado Redondo, aunque todavía muy lejos, tomamos sentido hacia el Gilillo, pasando por los puertos del Tejo y del mismo Gilillo hasta culminar en su vértice. Bajamos cambiando totalmente de vertiente tomando un tramo de la cañada de Gilillo a la Tejadilla, pasando por Riogazas y obteniendo también unas bonitas vistas de la población de Cazorla y su formidable barrera montañosa que la arropa. La ruta recorre practicamente el PR-A 313 mostrándonos el fuerte contraste entre el escarpado interior de la sierra y las alomadas montañas plagadas de olivos que se pierden en el horizonte. Las fuentes las encontramos en los sectores principio y final de la ruta.

 

Comenzamos en la población de Cazorla y situandonos el la parte alta del pueblo subimos finalmente por la calle del Herrón para dirigirnos hacia el Vadillo tomando una senda por la que corre el GR7. Aquí, en el comienzo de la senda encontramos unos paneles del GR.

La senda toma altura, encontrando pintadas de PR y SL además del GR alternando entre sol y la sombra de los pinos.

Salimos a una pista y al mirador Merenderos de Cazorla, un bonito balcón hacia la blanca población.

Tomamos ahora a la izquierda en ascenso una pista que pasando junto a una fuente culmina en la Ermita de la Virgen de la Cabeza, donde veremos también un par de fuentes.

Seguimos una senda que se inicia a la derecha del parking, pasando entre las dos fuentes. Hay marcas y paneles.
La senda, a veces pedregosa pero bien marcada y sin ninguna dificultad se abre camino entre algunos bloques de rocas.

Hemos tomado mas altura y las vistas hacia el castillo de la Iruela y su entorno nos fuerza a pararnos unos instantes.

Damos la espalda al valle, para adentrarnos definitivamente en el interior de la sierra.

El cómodo caminar rodeado de bosque y agrestes laderas nos acerca a Prado Redondo, donde existe una vieja casa de pastores, punto donde cambiamos el sentido radicalmente, girando a la derecha en unos paneles de dirección para orientarnos en sentido al pico Gilillo que todavía no vemos y tenemos muy lejos.

Seguimos a refugio del bosque de pinos, con buena población de boj para continuar ascendiendo y obtener muy buenas vistas de la zona por donde mas tarde bajaremos después de subir al pico. Estamos avanzando por el camino de la Virgen de la Cabeza.

Bordeamos el Cerro de la Laguna por un bonito camino que asciende suavemente colgado junto a un barranco para cruzarlo después a la altura de su cabecera.

Subimos hasta el puerto del Tejo, cambiando de vertiente y de panorámica, con amplias vistas al interior de la sierra.

Aquí tomamos una senda que por la derecha nos lleva a pasar entre una valla de madera y alambre para salir mas tarde a una zona abierta rodeada de pinos donde la senda se convierte en camino mas ancho. En este lugar suelen acudir los venados y cabras montesas.

En este pequeño valle y antes de sobrepasarlo, hay que estar atentos al desvío que debemos tomar hacia la derecha, junto a un par de buenas fitas, dejando la pista que poco a poco desciende. Vemos también marcas del PR unas decenas de metros después.

 

Vemos aparecer el Gilillo tras el pico que aparenta ser el mas alto.

Hemos ganado altura y ahora caminamos por zona muy aérea, con poca vegetación y con vistas a las dos vertientes.

 

La espectacular meseta de Los Poyos de la Mesa tirando de zoom.

Ya sin perder de vista la cumbre del Gilillo llegamos a su collado, donde encontramos una vieja construcción con techo piramidal y unos metros mas adelante un cruce de sendas con unos paneles de dirección. A la izquierda nos llevaría en dirección al nacimiento del Guadalquivir, a la derecha, la senda que tomaremos para bajar de regreso a Cazorla, y de frente subiremos al pico en unos 40minutos aprox.

Subimos hacia el pico, en principio por una senda poco marcada que poco después desaparece. No hay pérdida y la subida hasta su base adquiere bastante inclinación.

Una vez allí, el último tramo de ascensión es un poco mas complicado ya que caminaremos sobre terreno escarpado y lleno de rocas que deberemos saltar en ocasiones, incluso ayudandonos alguna vez con las manos, pero sin mayor dificultad.

Al parecer hay varias vías para subir, nosotros tomamos la que asciende por la derecha.

Las vistas desde arriba bien merecen un descanso para contemplarlas como se merecen.

Bajamos hasta el collado para tomar la senda hacia la izquierda y bajar por un sendero colgado a media ladera, estamos en la Cañada de Gilillo a la Tejadilla que seguiremos durante un rato.

Bajamos durante unos 1,8km para llegar a una bifurcación de sendas, donde un panel de dirección nos indica hacia la derecha para ir hacia Cazorla. La senda pasa primero entre grandes majuelos para adentrarse después en el bosque de pinos. Los claros del bosque nos permiten observar magníficas vistas sobre Cazorla que veremos durante bastante tiempo, y poco después pasamos junto a una fuente con abrevadero.

Seguimos bajando para salir a una pista asfaltada que cruzamos por la derecha para seguir por senda. En este cruce veremos un panel de rutas excursionistas y otro de direcciones del SL-A7. En este panel nos indica Cazorla hacia la izquierda, pero este es el sentido que toma el SL, no el nuestro.
Cruzamos el asfalto un par de veces más para pasar junto al tranquilo hotel rural Riogazas y su mirador.

Entramos después en zona de recreo, con sillas, mesas y varias fuentes.
Después de cruzar el río Cazorla y seguir bajando por una bonita senda con el pueblo ya muy cerca, salimos a un camino que de bajada nos lleva rápidamente al pueblo.

 

 

  • Fecha de la excursión:3-10-2009
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 21,41 km
  • Desnivel acumulado de subida: 1218 metros
  • Desnivel acumulado de bajada: 1218 metros
  • Tiempo en movimiento:5 horas
  • Tiempo Total: 6h30′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

Podéis ver con Google Maps, el punto de inicio de la ruta situado en la población de Cazorla.


Ver Cazorla en un mapa más grande

Ya teníamos ganas de volver a la sierra de Cazorla y a pesar de que la mayoría de compis habituales se quedaron en casa, echandoles en falta, pudimos disfrutar de nueva compañia. Vicente, alias el Chiquitín, que hacía mucho tiempo que no venía a patear con nosotros y Sonsoles, que conocimos en la última excursión por la zona, fueron un buen complemento para que el grupo lo pasara en grande.
Las tan temidas lluvias de los últimos días dejaron paso a una jornada soleada y muy oportuna para ser aprovechada en la montaña. Partimos con la fresca hacia Cazorla desde nuestro campamento base en Arroyo del Ojanco. La ruta, un verdadero disfrute para los sentidos, parajes agrestes y solitarios, unos cerrados dentro de los bosques, otros abiertos al infinito, venados, cabras y otros animalillos guardaban las distancias cuando nos veían pasar.
Y como es costumbre, terminamos el día con una magnífica cena a base de cordero y embutidos a la brasa, buen vino y mejor compañia. Es de ley resaltar el tesón puesto por Vicente para terminar la ruta despues de un largo periodo de inactividad, parece que la lesión de rodilla ha mejorado. También es justo reconocer la superación de Sonsoles para hacer la ruta y ascender hasta el pico, salvando en su interior su particular batalla contra el vértigo. Por último un diez para Jose, manteniendo el listón bien alto en cuanto a la logística y preparación de la ruta.
Una vez más se demuestra que la “Montaña” une a la buena gente.

Fotos