De nuevo, otro sábado lluvioso.Bueno, una vez en marcha y en dirección a nuestro destino,(improvisando en el momento Lute y yo)que esta vez sería Cortes de Arenoso,corría por nuestras cabezas imagenes de la semana pasada y por nuestro estomago un crujir que a estas horas no era normal.
Parece como si estas dos sensaciones se hubieran aliado,para volver a repetir la fórmula de la semana pasada .No hubo que dar ninguna explicación por parte de ninguno de los dos,así que sin ninguna prisa pusimos el piloto automático y nos dejamos llevar por esa “sensación” de tranquilidad, donde quizás se escondía la pereza.
Recorrimos la carretera de montaña que va desde Barracas hasta Puebla de Arenoso.Precioso itinerario,sobre todo en un día así.Pasamos pueblos como Villanueva de Viver, Fuente la Reina,los Calpes,sin un alma por las calles,lógico a estas horas y lloviendo.

Gratificante era el ver que el barranco de la Maimona ,llevara esa cantidad de agua en este tramo.
De vuelta pasamos por Navajas,luego por Segorbe,para ir sin darnos cuenta,de fuente en fuente