Vence a las murallas de esta fortaleza natural y conquista su sorprendente interior.

Castillo de Acher

Castillo de Acher desde la Selva de Oza

 

INTRODUCCIÓN

Ascensión muy recomendable que transcurre dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales.

Como si de una gran fortaleza se tratara, por encima de la Selva de Oza, en el valle de Hecho (Pirineo de Huesca) se alza el imponente perfil de una de las formaciones montañosas más singulares del pirineo, el Castillo de Acher (d’Acher). Con unos 2384 metros en su punto más alto, esta montaña forma una especie de valle inclinado en su interior, flanqueado por una línea aserrada de pequeñas cimas. Visto su geomorfología no podían haber puesto mejor nombre a esta curiosa montaña.

El itinerario de ascensión propuesto es el más clásico y consiste en partir desde el puente de la Selva de Oza que cruza el río Aragón Subordán, siguiendo el trazado del GR65.3.3 hasta la base de la montaña, momento en el que nos desviaremos para dirigirnos a la cima. En las inmediaciones  del inicio también se ubica el camping Selva de Oza y el campamento Juvenil Ramiro el Monje. Desde allí ascenderemos primero por el formidable bosque de hayas de la Selva de Oza y terminar en el interior de esta montaña cruzando una de sus muchas brechas.

Es una ascensión sencilla, a pesar tener que usar las manos en algún momento ya cerca de la brecha de entrada al “Castillo” y sobretodo del generoso esfuerzo que debemos aportar para ganarnos esta montaña.

Agua deberemos llevar desde el principio para toda la jornada.

  • El itinerario:

Puente Selva de Oza – GR65.3.3 – Selva de Oza – Bco. Espata – Castillo d’Acher

 

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Nos ubicamos junto a la estrecha carretera entre el puente de Selva de Oza y la entrada al campamento juvenil Ramiro el Monje, (ver acercamiento al punto de inicio).

Castillo de Acher

Imponente figura del Castillo de Acher desde el inicio

Desde allí localizamos un sendero frente al cartel del Campamento juvenil que se adentra rápidamente en el bosque. Vemos pronto un poste con paletas de dirección.

Selva de Oza

Tomamos el sendero de subida

El sendero comienza a tomar altura poco a poco atravesando el delicioso bosque de hayas que puebla las laderas del barranco de Espata. No tenemos ninguna complicación en seguirlo, en los desvíos existen tablillas de dirección.

Selva de Oza

Primero atravesamos zonas de pinos

Selva de Oza

Un verdadero placer transitar por el bosque de hayas

Selva de Oza

Precioso bosque de hayas en la Selva de Oza

Un buen rato de disfrute ascendiendo bajo este espectacular entorno, nos deja de repente y al acabarse el bosque, fascinados por la cambiante figura del Castillo, ya nada se parece a la silueta que veíamos desde el inicio, una gran muralla nos espera.

Por pradera con fuerte desnivel continuamos subiendo como hasta ahora, divisando cerca y a nuestra derecha un refugio forestal y cruzando cerca de su cabecera el arroyo del barranco de Espata.

Selva de Oza

Dejamos atrás el bosque

Castillo de Acher

Todavía nos queda buen desnivel para llegar hasta el enorme murallón.

subida al Castillo de Acher

Impone el cresterío de la sierra de Secús

Dentro del bosque hemos ido viendo algunas marcas blanco-rojo del GR y las hemos seguido también por la pradera junto con el apoyo de fitas.

Una vez en la base superior de la gran muralla, debemos dejar el GR y seguir en ascenso por sendero con fitas para superar una pedrera en la que es posible que usemos las manos en alguna ocasión.

niebla subiendo al castillo de Acher

Fuerte desnivel

Castillo de Acher

Ya falta poco para llegar a la muralla

Vemos claramente que nos dirigimos a una de las muchas fisuras que tiene la gran pared del “Castillo”. Observamos también que habían varios senderos por los que ascender, comprobando que algunos se unían poco más arriba pero otros intuimos que van a buscar otros posibles pasos para adentrarse en el interior del Castillo de Acher.

Subiendo al Castillo de Acher

Finalmente accedemos a su interior por claros pasos

Una vez arriba, visualizamos el interior de esta particular montaña y tenemos la posibilidad de subir fácilmente a la zona más alta de ella que queda  claramente a nuestra derecha.

 Castillo de Acher

El interior del Castillo de Acher

 Castillo de Acher

Descansado y contemplando el interior de esta fortaleza natural

 

El descenso lo haremos por el mismo lugar de la subida.

DATOS DE LA RUTA

  • Fecha de la excursión: 5-8-2012
  • Tipo de ruta: Ruta lineal
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 5’8km (ida)
  • Desnivel acumulado de subida: 1135mts (ida)
  • Desnivel acumulado de bajada: 53mts (ida)
  • Tiempo en movimiento: 3h (ida)
  • Tiempo Total: 4h (ida)
  • Tiempo en movimiento: 2h (vuelta)
  • Tiempo total: 6h45′ (ida y vuelta)
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

 

ACERCAMIENTO AL PUNTO DE INICIO
Podéis ver con
Google Maps el acercamiento desde la población de Hecho hasta el inicio de la ruta situado a las inmediaciones del puente de la Selva de Oza, camping Selva de Oza y el campamento juvenil Ramiro el Monje.


Ver Puente selva de oza en un mapa más grande

ANÉCDOTAS Y MOMENTOS DEL DÍA

Nuevamente acompañamos a nuestros amigos del Club Desplome Onda a otro de los intensos y en este caso largo fin de semana montañero.

Viernes, sábado, domingo y lunes para disfrutar del la montaña y la buena compañía. Lo previsto sabemos que no siempre es lo realizado y en este caso también se cumplió esta regla universal.

La teoría era que entre el sábado y domingo haríamos una travesía entre Torla – Gavarnie  -Ordesa – Torla, una intensa y exigente aventura comprimida en dos días, pero el amenazante mal tiempo en las mayores altitudes del recorrido, forzó a poner en ambos extremos de la balanza a la ilusión y la prudencia. Aunque con peso similar, finalmente la sensatez se impuso y retornamos a mitad de camino, un palizón de jornada que tenemos ahora bien guardado para cumplir con garantías en otra mejor ocasión.

El lunes, día de regreso a casa lo emplearíamos para hacer la ferrata del Sorrosal, ideal para cumplir y rellenar nuestro hueco antes de regresar cada uno a su nido.

Todo esto finalmente se cambió puesto que consultando la meteorología de otros puntos de pirineos de Huesca, quedaba como “pasable” la zona de Hecho.

Para allá que nos fuimos el domingo y para allá que fuimos el “comando” para conquistar este precioso castillo que la naturaleza inventó.

No nos libramos del todo del mal tiempo, no nos llovió en la excursión pero las vistas quedaban bastante limitadas, así que una vez llegamos arriba y pudimos ver claramente el interior de esta fortaleza, desistimos de seguir subiendo en busca del punto más alto que quedó a ratos visible y localizado pero que carecía de interés en ese momento.

 Fotos
ASCENSIÓN AL CASTILLO D'ACHER

La jornada resumida en dos minutos