Ruta imprescindible a la hora de conocer el macizo occidental de Picos de Europa. Compartida entre León y Asturias, esta ruta deja aparcadas las “obligadas” ascensiones a las formidables cimas a la hora de acercarnos a Picos de Europa. Esta larga pero preciosa ruta de senderismo, complementa dos senderos homologados, para que de esta forma se logre un recorrido circular. Partiendo desde el refugio de Vegabaño, situado en una magnífica majada, enlazaremos con uno de los senderos de pequeño recorrido señalizados del Parque Nacional de Picos de Europa (PR – PNPE.7 La Jocica-Carombo) en dirección al río Dobra, para recorrerlo un buen rato y ascender por el valle de Angón hasta el collado del mismo nombre. Desde allí accedemos al otro de los senderos marcados y homologados, en esta ocasión se trata de un sendero de largo recorrido, el GR201 (La Senda del Arcediano) que se unirá de nuevo con el anterior PR en la Portilla de Beza, límite fronterizo entre Asturias y León, para que finalmente nos acerque hasta el refugio. La senda del “Arcediano” fue construida por los romanos, esta senda se conocía como “del Almagre” por ser usada para el transporte de este óxido. El nombre actual se debe a D. Pedro Díaz de Oseja, Arcediano de Villaviciosa, que la mandó reparar; Este camino era la principal vía de comunicación entre León y Asturias, antes de la construcción de la carretera de los Beyos.
Es una ruta fácil de seguir y no tiene ningún paso complicado, pero hay que tener en cuenta su larga longitud y desnivel acumulado, que pondrá a prueba nuestra forma física.
En cuanto a las fuentes, encontramos varias y bien repartidas en el recorrido, pero siempre hay que tener en cuenta la posibilidad de que alguna de ellas la encontremos sin agua en épocas de sequía.

Es una ruta señalizada sin mayor dificultad en su seguimiento, por lo que prescindiré de una descripción detallada, explicando algún punto donde podemos tener alguna duda y centrándome principalmente en las zonas por donde pasaremos.

Comenzamos en el refugio Vegabaño, situado en la preciosa majada del mismo nombre (ver acercamiento al punto de inicio).
La cruzamos en diagonal hacia el lado opuesto al refugio, para encontrarnos con un poste con información del PR9 del Parque Nacional. En este poste también vemos una placa que nos indica la dirección Carombo-Jocica. Seguimos esta dirección que nos dirige hacia la derecha por una pista que pasa junto a un vallado de madera. Podemos, desde los paneles, atajar un tramo de la pista por una senda que encontramos frente a nosotros, siguiendo la misma dirección que hasta este punto llevamos.

La Peña Beza emerge fabulosamente frente a nosotros.

La pista gira hacia la izquierda y va tomando suave ascenso entre el bosque de hayas.
Llegamos a la Barcinera, un claro donde encontramos otro poste indicador de PR, en esta ocasión del PR7 del Parque Nacional. Este punto será común en la excursión, de vuelta vendremos por la izquierda, desde la dirección Beza-Soto, ahora vamos a desviarnos por la derecha(dirección Carombo – La Jocica) en suave bajada primero, para descender más fuerte después hasta el lecho del río Dobra.

Cruzamos el río por un puente para acercarnos a la majada de Carombo, donde encontramos alguna pequeña casa de pastores y una fuente. En la zona abierta de la majada debemos estar atentos a las señales que quedan más desapercibidas, guiándonos estas hacia la derecha, donde veremos la casa de pastores.

Desde aquí se nos ofrece una buena perspectiva de la Peña Beza (izquierda) y el Canto Cabronero (derecha). Más a la izquierda, separado por la Barcinera, collado desde el que hemos descendido hasta el río Dobra, vemos el monte de la Cotorra y en segundo término, más alejado y por detrás de ésta, localizamos el pico Jario.
Ahora por el lado opuesto del Dobra, ascendemos paulatinamente primero para recorrer este a una buena altura en sentido de las aguas.

El entorno es espectacular, con caídas vertiginosas del macizo del Cornión a nuestra derecha y las laderas del Beza y Cabronero a la izquierda, aunque la preciosa senda tampoco se queda atrás.

Llegamos a un sector en el que la senda viene protegida por una valla de madera.

Llegamos a la presa de la Jocica, construida aprovechando la estrechura que aquí tienen las laderas de las montañas.

Pasamos por la majada de Bellanzo, donde podemos ver también una casa de pastores y una fuente. Desde aquí comienza una pista que nos deslizará hasta nivel del río, donde si procede, podemos darnos un baño en alguna de las pozas que hay allí.

La pista de tierra nos lleva hasta la central eléctrica del Restaño. A partir de aquí ascendemos por pista hormigonada atravesando el valle de Angón hasta el collado del mismo nombre.

Valle de Angón

Llegados al collado, encontramos los paneles de información del PR y del GR. En este punto termina el PR7 y conectamos con el GR201.

A la izquierda enlazamos con el sendero marcado con pintura roja y blanca del GR.
La histórica senda nos lleva por un precioso camino empedrado, a la vez que cruzamos sombríos bosque de hayas y en ocasiones de avellanos.

De nuevo hemos adquirido altura y las vistas vuelven a ser amplias y espectaculares.

Pasamos por varias fuentes donde poder abastecernos de agua y refrescarnos.

Vemos el espectacular entorno por donde hemos venido.

La senda deja definitivamente la influencia del río Dobra y se encamina al del río Toneyo, para pasar por la majada de Sobugo primero y la de Toneyo después, situada a los pies del coloso pico Valdepino. En esta última majada disponemos de otra fuente.

Majada de Sabugo

Majada de Toneyo, con el pico Valdepino.

Desde aquí nos queda una buena subida hasta la portilla de Beza. Esta parte del sendero está bastante deteriorada por las vacas, debiendo estar atento también a las señales del GR que quedan un poco camufladas.

Pasamos de Asturias a León por la portilla y bajamos hasta la fuente que vemos muy cerca.

Aquí la senda del GR gira hacia la derecha, nosotros la abandonamos y subimos por la pradera hasta el collado de Beza. Estamos de nuevo sobre el PR7 que de bajada con marcas blanco-amarillas desde el collado, nos lleva por una bonita senda hasta unirnos al punto común en la Barcinera. Desde allí solo queda volver por el mismo lugar hasta el refugio.

Llegamos al refugio, estamos en la majada de Vegabaño

 

  • Fecha de la excursión: 1-7-2010
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Alto
  • Longitud: 26km
  • Desnivel acumulado de subida: 1200mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1200mts
  • Tiempo en movimiento: 6h45′
  • Tiempo Total: 8h
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

 

El refugio de Vegabaño, queda relativamente cerca de la población de Soto de Sajambre. Podemos acceder hasta él, caminando por un sendero señalizado de pequeño recorrido (pr), que nos llevará hasta él en 1,5h aproximadamente. La otra forma es con nuestro vehículo, aunque nos veremos obligados a aparcar antes de llegar hasta él, junto a un paso canadiense, esos tubos metálicos colocados a nivel del suelo que sirven para cortar el paso al ganado. Para ello debemos tomar una pista forestal de tierra que parte desde la zona alta de la misma población. En unos 6km, llegaremos hasta el mencionado paso, donde dejaremos aparcado nuestro vehículo. A partir de aquí, deberemos seguir a pié unos 15-20minutos más.

Nota: En el inicio de la pista forestal, veremos una placa que prohíbe el paso a vehículos no autorizados. Hasta ahora no han puesto problemas para pasar, pero aunque nosotros tampoco tuvimos ningún contratiempo con esto, nos dijeron allí, que se estaba oyendo últimamente que querían multar. Para evitar problemas, os aconsejo que os informéis antes de acceder con vuestro vehículo.


Esta sería la última casiaventurilla de este año en Picos y no queríamos irnos de allí sin hacer esta ruta. El año pasado lo intentamos tres veces pero las persistentes nieblas lograron desanimarnos, en cambio este año ha sido para disfrutarlo.
Todos estos días han sido una buena preparación para lo que nos venía a continuación, una travesía de seis días en el Pirineo. Seis días recorriendo el Parque Natural de los Valles Occidentales en Huesca y el Parque Nacional de los Pirineos en Francia, una travesía circular llamada la Senda de Camille.
Acabando la jornada, recibimos una buena noticia, una llamada de Ximo nos alegra al saber que es muy probable que se apunte a la travesía de la senda Camille los próximos días, siempre y cuando queden plazas en los refugios. Después de los problemas que tuvo aquí estando con nosotros, motivo por el que tuvo que volver a casa, logró tomar las riendas y finalmente volveríamos a ser cuatro.

Fotos

Vídeo