Nuestra 5ª y última etapa de senderismo por els Ports.
Una de las más cortas de la travesía, donde podemos diferenciar claramente dos partes en cuanto a esfuerzo se refiere. La primera parte es de suaves ascensos y llaneamos bastante, haciéndose el camino muy fácil y agradable.

La segunda se complica más, a partir de la cova del Vidre, nos adentraremos en la zona llamada el Marturi y pasando bajo su cresta tendremos que subir y bajar en multitud de ocasiones con desniveles más acusados, dándonos la impresión de que no llegamos nunca a sobrepasar esta muralla.

Caminaremos bajo frondosos bosques de pino e interminables pasadizos de boj, que aquí encuentran su hábitat ideal, junto a multitud de acebos, algunos tejos, arces y plantas como las primaveras (primula veris) y la hepática (anemone hepática), dando estas últimas color al camino.

Una vez ascendido a la pista de acceso a Casetes Velles, iremos obteniendo, si tenemos buen día, unas panorámicas imponentes de esta parte de la sierra, con profundos barrancos y la planicie de la costa, con el Delta del Ebro al fondo.

El trazado de esta etapa utiliza de inicio a fin el GR7, unas veces por senda y otras por pista. Encontraremos una fuente (font Ferrera) al inicio de esta etapa, muy cerca del refugio y en el trazado de un PR.

Junto al camino, nos toparemos con dos más, la primera la del Bassiol, a 30min aproximadamente y habitualmente con poca agua (al menos las veces que he pasado por allí) y la segunda, la de la Llagosta, a poco mas de medio recorrido, en la pista de acceso a Casetes Velles (pasando estas). Esta si que suele llevar buen caudal.

 

Comenzamos en el refugio de Font Ferrera, rodeado de un magnífico bosque de pinos.

 

Caminamos por pista y seguimos las marcas del Gr7 y Estels (hay paneles de dirección). A unos 1500 mts aproximadamente, salimos de la pista por una senda a la derecha que nos adentra entre un espeso manto de boj, para llevarnos por debajo del pico Negrell, a la fuente del Bassiol.

Pasamos junto a la cabecera del barranco dels Cirers que dejamos a la derecha. 2’3km aproxim. de senda (desde que comenzó ésta), nos llevará de nuevo a la pista que seguiremos unos 1600mtrs aprox. para salirnos por otra senda a la izquierda llamada camí del Coll de l’Assuca, justo antes de empezar a bajar hacia el Mas de les Vallcaneres. En ligera subida volvemos a penetrar en un denso boixar. Si vamos en silencio, en los claros y con un poco de suerte, podemos ver algunas cabras.
La senda toma altura, para tener amplias vistas hacia el Matarraña con sus impresionantes formaciones de agujas.

Un buen rato por la senda, nos llevará hasta la cabecera del bonito barranco de Capatx donde encontramos una pequeña construcción en buen estado. Muy cerca, a unos 50mtrs hay un aljibe, pero de aguas dudosas, así que mejor no coger.

Posteriormente llegamos al refugio Mas del Frare, que suele estar cerrado (hay que pedir las llaves) pero existe una parte abierta, que en un momento dado puede ser de mucha ayuda.

Enseguida llegamos a Casetes Velles, con algunos caballos y donde es posible ver también a las cabras salvajes pastando en los pequeños llanos.

Aquí conectamos con una pista que no dejaremos en un buen rato, poco más de 3km. A partir de aquí obtendremos las vistas hacia el mar, con profundos barrancos y panorámicas completas del Delta del Ebro.

A unos 2’5km desde el comienzo de ésta llegaremos a la fuente de la Llagosta, junto a una pequeña balsa de agua. Es aconsejable coger agua aquí si nos queda poca, para poder afrontar la parte mas dura del recorrido, sobre todo en épocas de calor.

Una vez dejamos la pista, llegamos enseguida a la Cova del Vidre, con una gran cavidad de entrada.

 

 

A partir de aquí volvemos a entrar en zona de mucha vegetación, acompañados al principio por un gran murallón a nuestra izquierda. Al poco comienza a subir y bajar con fuertes desniveles, una y otra vez, estamos bajo la cresta del Marturi que debemos sobrepasar por el Coll de Pallers con dos formaciones de roca muy singulares, recordándonos el típico gorro de éstos.

Bajamos ahora en fuerte pendiente hasta la pista del Coll de la Carrasqueta y que seguimos hasta llegar al refugio Caro.

 

  •  En azul datos oficiales facilitados por la organización
  • Fecha de la excursión: 19-3-2008
  • Tipo de ruta: Ruta lineal ( La travesía completa es circular)
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 18’5km
  • Desnivel acumulado de subida: 700mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 700mts
  • Tiempo Total: 6 a 8h

   Nuestros tiempos

  • Tiempo en movimiento: 4h50′
  • Tiempo total: 6h15′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Puede ser que nos interese comenzar en el refugio de Font Ferrera, bueno en este caso nos podemos acercar bastante a él. Se trata de acceder por la población castellonense de Fredes.

Opciones:

1º- Comenzar caminando desde Fredes, siguiendo el GR7 que nos guiará directamente hasta el refugio Font Ferrera, en casi 5km y en poco más de 1h, donde pernoctaremos la primera noche.
2º- Acercarnos con nuestro vehículo por pista forestal hasta la zona llamada Pinar Plá, donde podemos dejarlo aparcado en una pequeña explanada, junto al trazado del GR. De esta forma recortamos el recorrido, dejándolo en unos 2km y aproximadamente 30′. Para acceder hasta allí, debemos tomar la pista forestal que sale a la izquierda de la población (según accedemos a Fredes), sin dejar el trazado principal, desecharemos varias pistas que se desvían a la izquierda. Finalmente y a los 5km, llegamos a una explanada rodeada de pinos, donde el GR se asoma a la pista, aquí podemos dejar aparcado nuestro vehículo y comenzar a caminar, siguiendo las marcas del GR7.
 
  • Podéis a continuación descargaros el track para gps del acercamiento en coche.

La travesía la hicimos por nuestra cuenta, contratando nosotros los alojamientos,(de la logística se encargó José) ya que por medio de la organización de Estels no hubo posibilidad según nos dijeron.

Dormimos en la parte libre del refugio Font Ferrera, porque ese día no lo abrían. Estuvimos cómodos allí, de agradecer la luz eléctrica (baterías de paneles solares), aunque tuvimos que portar los viveres que necesitabamos hasta llegar al ref. Caro, y que compramos en Beceite. De la anterior ruta (Beceite-ref. Font Ferrera) llegamos temprano, aproximadamente a las 16:00h, con lo que teníamos toda la tarde para descansar e intentar distraernos ya que estábamos mas solos que la una.

Después de una pequeña siesta, yo me dediqué a escribir un poco sobre la etapa del día y José se dio una vuelta, encontrándose una rama de boj cortada a modo de bastón. Es un manitas, así que dedicó su tiempo a tallar sobre la vara de boj, lo que iba a ser un regalo y recuerdo de nuestro paso por Estels. El regalo sería para María y Mario, los guardas del ref. Caro, con los que tantos buenos momentos hemos pasado.

Después de la solitaria noche, llegó la mañana, cubierta y airosa hizo abrigarnos. Cogimos agua de la fuente y emprendimos el camino. Chano chano llegamos a coger el camino del coll de l’Assuca, donde nos topamos con un par de cabras. Callados nos miramos hasta que lentamente fueron alejándose.

Otro encuentro con estos animales fue en Casetes Velles, pero esta vez era un nutrido grupo de machos. Nos dejaron acercarnos hasta unos 25-30m, desde donde pude hacerles algunas fotos y un corto vídeo, la guinda a una extraordinaria travesía. La llegada al ref. Caro nos hizo sentir alegría y satisfacción. La tarde fue amena, conversando y cambiando impresiones con una pareja, con la que nos habíamos cruzado anteriormente en el camino y a la que mas tarde se unió otra de amigas. Desde aquí les mando un saludo y ánimo para que realicen esta travesía.

Un brindis con cava junto a María y Mario (los guardas) hizo concluir unas jornadas fabulosas y nuestras andanzas por unos días en esta sierra.

Al día siguiente ya descansados y con un merecido desayuno, las típicas y “obligadas” fotos antes de marchar, dejaron paso a las despedidas siempre difíciles.

 

 Josico y yo con los guardas del refugio Mario y María

 

Fotos