El juego del agua y la roca para nuestro deleite visual

Chorreras de Enguídanos

En las Chorreras de Enguídanos, la naturaleza esculpió con gran gusto

Enguídanos es una bonita población rodeada de montaña en la en la Serranía Baja de la provincia de Cuenca.

Desde allí, partiremos para subir primero a una atalaya (Peña Horadada) que nos proporcionará inmejorables vistas hacia la población y su entorno.

Descenderemos nuevamente hasta Enguídanos para visitar el castillo y bajar definitivamente hasta el curso del río Cabriel, recorriendolo primero por un lado, para luego cruzarlo sin problemas por un puente cerca del embalse de Villora y descender por el otro; disfrutando de un entorno encajonado y bellísimo con multitud de saltos de agua hasta unirnos a un punto, después de volver a cruzar el río (esta vez sin puente) desde el cual, volveremos por el mismo camino hasta Enguídanos.

Utilizaremos en parte el PR53 y los GR64 y GR66, con otros sectores sin señalización y algún tramo sin senda.

Para el segundo cruce del río, es recomendable llevar un calzado adecuado y obviamente, evitar hacer la ruta, durante o después de fuertes lluvias, puesto que puede haber aumentado considerablemente el caudal.

Por otro lado, es una ruta moderada en cuanto a exigencia física si se esta acostumbrado a caminar en la montaña y solo encontramos un punto con cierta complicación, donde descenderemos por una ladera degradada hasta el río (puede complicarse bastante en mojado).

No hay fuentes en el camino, exceptuando las que podamos encontrar en la población de Enguídanos.

  • Importante leer este articulo sobre como hidratarse correctamente y mucho más.
  • El itinerario:

Enguídanos – Peña Horadada – Enguídanos (Castillo y mirador) – Cola Embalse de Contreras – Río Cabriel – Las Chorreras – Gran Olmo – Cruce río Cabriel – Enguídanos.

Comenzamos subiendo a la carretera que rodea la parte alta del pueblo. Situados en esta carretera más o menos en el centro de la población, se encuentra el mirador de la Cueva. Allí estaremos atentos para localizar y subir por un sendero con bastante desnivel que se dirige hacia la atalaya que vemos enfrente.

Enguídanos

Subiendo hacia la Peña Horadada desde Enguídanos

Después del primer tramo con fuerte desnivel, el sendero suaviza su inclinación y rebasa la peña por la derecha.

Alrededores de Enguídanos

Subimos a la Peña Horadada para disfrutar de una buena panorámica

Para subir a lo más alto, donde iremos en busca del mirador natural; deberemos dejar el sendero y sin grandes complicaciones, poco a poco ascender por la izquierda sin senda hasta llegar al saliente de la Peña Horadada, desde la que vamos a quedar encantados con las vistas que nos ofrece.

Vistas de Enguídanos

Enguídanos desde la Peña Horadada

Retrocedemos un poco y cruzamos este altiplano; primero sin sendero pero sin dificultades. Conectamos con un camino que seguimos por la izquierda y un poco más adelante descendemos por sendero hasta una pista que nos devolverá a Enguídanos.

Enguídanos

Tramo sin senda pero sencillo por la Peña Horadada

Cruzamos la población subiendo hasta el castillo y un mirador que hay muy cerca.

Castillo de Enguídanos

Pasamos junto al castillo de Enguídanos

Desde el mirador (cerca del castillo), descendemos para dejar atrás la población y dirigirnos por el GR66 hacia el río Cabriel, en su último tramo antes de formar parte del Embalse de Contreras.

Seguimos ahora por camino amplio y cómodo con señales del GR64, GR66, PR53 y un SL.

Cruzamos al otro lado del río por la pasarela de la estación de aforo de La Lastra con solo las señales del SL, al llegar a la pista nos volvemos a unir a los otros itinerarios senderistas.

Azud de Enguidanos

Pasamos al otro lado del río Cabriel atravesando la estación de aforo de La Lastra

Vistas del azud de Enguídanos

Cruzamos la estación de aforo y echamos un vistazo hacia atrás

El siguiente tramo lo hacemos junto al río Cabriel por un camino cómodo, pasando por el punto donde se unen el Cabriel con el Guadazaón. Poco después de esta unión de ríos, llegamos al punto al que volveremos después de visitar las Chorreras, haciéndolo desde el otro lado del río Cabriel, cruzandolo por dentro del río, por lo que ya se ha hecho hincapié anteriormente en cuestión de calzado adecuado para la ocasión y momento que hay que evitar para cruzarlo y en general para hacer la ruta.

camino hacia las Chorreras

El camino se hace agradable

Hacia las Chorreras de Enguídanos

Pasamos entre construcciones en ruinas con el PR53

Después de rebasar estas construcciones en estado ruinoso, comenzamos a ascender para llegar a un mirador desde donde podremos contemplar el espectáculo del agua y la roca.

Chorreras de Enguídanos

Llegamos al primer mirador de las Chorreras de Enguídanos

Chorreras de Enguídanos

Vistas a otro lado

Descendemos por un sendero que encontramos a la izquierda; este conecta con una pista que seguimos por la izquierda en una curva.

A los 500mts aproximadamente, tomamos una pista que aparece a nuestra izquierda con un ángulo bastante cerrado.

Más adelante, llegamos a una explanada desde la que podemos descender por un sendero hasta el río para ver este tramo de su curso fluvial; luego volveremos a subir para continuar.

El sendero perfila ahora toda esta parte del río Cabriel, con espectaculares vistas de su curso.

Chorreras de Enguídanos

Vistas desde la vertiente opuesta

Senda en las Chorreras de Enguídanos

El sendero pasa pegado a la pared y a la vez con caída

Chorreras de Enguídanos

El entorno es para disfrutarlo

Río Cabriel

Descendemos hacia la orilla del río

zona de baño en el río Cabriel

Una zona preciosa ideal para el baño

saltos de agua en Enguídanos

Los saltos de agua se suceden a menudo

Las Chorreras de Enguídanos

Hemos subido un poco pero volveremos a bajar.

Descendemos para volver al río y disfrutar de pequeños pero numerosos saltos que hace el agua. Lo haremos con cuidado junto a un par de pinos.

Bajar a las Chorreras de Enguidanos

En este punto bajamos con cuidado.

Río Cabriel

Hemos descendido y seguimos un corto tramo junto al río Cabriel

Pronto dejamos el curso del río y ascendemos por el sendero que pasa junto a un gran olmo seco y una zona recreativa.

sendero en Enguídanos

Dejamos el río y nos dirigimos hacia el poblado de Iberdrola, pasando primero por un gran olmo muerto

Por pista y entre los ríos Guadazaón y Cabriel, llegamos al punto donde tenemos que cruzar el Cabriel por dentro del agua para unirnos al punto común antes descrito. Por el mismo camino de vuelta, llegamos a Enguídanos utilizando el GR66 para subir hasta la población.

Cruzando el río Cabriel

Volvemos al mismo punto por el que pasamos hace unas horas, una vez cruzado el río

  • Fecha de la excursión: 7-5-2016
  • Tipo de ruta: Ruta circular 
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 19km
  • Desnivel acumulado de subida: 480mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 480mts
  • Tiempo en movimiento: 4h30′
  • Tiempo Total: 5h15′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEÁIS ESTO

senderismo en Cuenca

Clica en el gráfico

Con Google Maps, podéis ver la ubicación y calcular el acercamiento al punto de inicio de esta ruta de senderismo en Enguídanos, que encontramos en la misma población.

Desde la formidable atalaya a la que ascendimos para abrir boca y tener una panorámica de Enguídanos y alrededores, nos dirigimos de nuevo al pueblo y, tras pasar por el castillo, tomamos el PR53 para remontar el Cabriel y alcanzar las Chorreras por la Junta. Santiago, Pedro y Paco del Club Navalón de Montaña de Sagunto y Lute nos tenían preparada una soberbia versión seca, digamos, de este singular paraje desde lo alto, casi a vista de pájaro en ocasiones.
Ambos márgenes están jalonados de frecuentes miradores que permiten asomarse al río encañonado. A lo largo de kilómetro y medio aproximadamente, el Cabriel desciende sin contemplaciones unos 120m generando saltos y pozas entre vericuetos de gargantas de roca torturada por la tenacidad del agua a lo largo de milenios y propiciando una multiplicidad cromática repleta de matices.
Boquiabiertos por el espectáculo, e infinitamente agradecidos, regresábamos para completar esta plácida y embriagadora ruta de unos 19km y cerca de 500m de desnivel positivo acumulado, acariciando ya la idea, demasiadas veces postergada, de hacer el divertido descenso por las entrañas del cañón.

                Fotos                 La jornada resumida