Rememora la historia de este pequeño valle recorriendo sus estrechas sendas  y ascendiendo a dos de sus cumbres.

 

 

Orella d’Asé desde la Creu del Cardenal

 

 

Otra de las muchas alternativas senderistas que podemos hacer en el valle de la Murta (Alzira-Valencia) y su entorno catalogado de Paraje Natural Municipal.

En esta ocasión vamos a subir a dos de las alturas de la zona, La Cruz del Cardenal de 545mts de altitud y la 1ª Orella d’Asé, ambas de extraordinaria belleza en cuanto a vistas se refiere.

Este itinerario circular queda solucionado aprovechando algunos tramos de senderos homologados como PR, SL y GR, pero también transitamos por sendas sin señalizar, aunque veremos fitas en estos sectores que nos facilitarán su seguimiento.

No es un recorrido con dificultades resaltables, aunque deberemos superar un desnivel nada despreciable nada más iniciar nuestro recorrido. Quizás lo más complicado es caminar por este tipo de sendas de firme rocoso y erosionado, modelándo sobre él tramos irregulares donde deberemos poner atención en el momento de pisar para evitar el desagradable y doloroso esguince de tobillo.

La vegetación que invade estos montes, en gran parte queda dominado por el monte bajo, predominando la coscoja en las zonas más soleadas que forman estrechos pasillos por donde discurre el sendero. Sus pequeñas hojas de márgen espinoso hace que sea recomendable llevar pantalón largo.

En las zonas de umbría aparecen especies vegetales propias de estas áreas como el Durillo (Viburnum Tinus), La Murta (Myrtus Communis) o la joya botánica de este valle, el fresno de flor.

En cuanto a las fuentes, solo encontraremos una a nuestro paso, la fuente de la Murta. Esta la hallaremos en el último sector de la ruta, poco antes de llegar al monasterio una vez descendamos de la Cruz del Cardenal.

  • El itinerario:

Párking –  Información y control de entrada – Senda de la Umbría – Pas del Pobre – 1ª Orella d’Asé – Cruz del Cardenal – Senda Histórica – Fuente de la Murta – Monasterio – Información y control de entrada – Párking.

 

Comenzamos nuestro recorrido de senderismo en el amplio aparcamiento que encontramos muy poco antes de llegar a la entrada controlada del valle de la Murta.

Una vez rebasamos la barrera de entrada debemos facilitar en el punto de información  nuestros datos personales para tener un control del personal que esta dentro del valle, a la salida deberemos avisar de nuevo.

 

 Punto de información y control de entrada.

A los pocos metros de rebasar esta construcción, tomaremos un camino que parte a nuestra derecha y comienza con suave ascenso rodeado de bastante vegetación de umbría, estamos en la llamada Senda de la Umbría de este valle. Señalizada como Sendero Local (marcas blanco-verdes), es también catalogada de senda botánica. Pronto pasamos junto a una antigua calera, pudiendo ver todavía los restos de esta circular construcción en la que producían cal con el calentamiento durante varios días de las piedras calizas.

El camino se transforma después en senda. Durante el transcurso de este tramo podemos encontrarnos con pequeños paneles que nos ilustran sobre las especies botánicas que encontramos en ella.

 

En nuestro ascenso que transcurre a media ladera, nos unimos al GR 236 (Ruta de los Monasterios), conviviendo con ambas señalizaciones hasta llegar al collado del Pas del Pobre, desde el que disfrutaremos de las primeras vistas hacia el contiguo valle de la Casella. Este collado es  el paso natural que une estos dos valles.

Situados en el Pas del Pobre, dejamos todo sendero señalizado y seguimos ahora localizando a nuestra izquierda  un sendero que en sus primeros pasos desciende con moderación por la izquierda del cordal rocoso para ascender después y pasar a la derecha del mismo cordal. En el transcurso de este tramo ignoramos algunos desvíos que decididamente toman sentido de bajada. Una vez situados al otro lado, ganamos altura por esta vertiente con la ayuda de algunas fitas que veremos.

 

Dirección a seguir una vez en el Pas del Pobre. Finalmente ascendemos por la ladera izquierda del barranco.

 Vista del valle de la Murta con el monasterio

Culminamos esta subida con una excepcional panorámica de las cimas más representativas de este Paraje Natural Municipal, la del Cavall Bernat y la de la Cruz del Cardenal, este último uno de los objetivos de la jornada.

Continuamos como hasta ahora, siguiéndo las fitas y pisándo terreno muy irregular pero con apenas desnivel. La erosión de las rocas hacen más dificultoso nuestro avance pero también más divertido.

Pronto vemos la gran formación de la Orella d’Asé ante nosotros, con lo que la dirección a seguir esta clara. Si nos fijamos bien desde este punto, debajo de ella y en dirección a la Cruz del Cardenal se deja ver algún tramo de senda que se dirige hacia esta última, este sendero será el que deberemos seguir cuando descendamos de la Orella para conseguir la cima del la Cruz del Cardenal.

 

Llegando a la cima del la 1ª Orella d’Asé

Vista hacia la cima pocos metros antes de llegar

Desde la cima

 

Ahora descendemos por el mismo trazado hasta conectar con la senda descrita anteriormente para dirigirnos finalmente por el cordal hasta culminar con un corto ascenso en la Cruz del Cardenal.

 

Imponente vista hacia atrás de las Orellas d’Asé y el largo cordal crestado

Clara dirección hacia la Cruz del Cardenal

El grupo en la cima

Descendemos ahora y continuamos la misma dirección que llevábamos. Vemos marcas del PR-CV334 (blanco-amarillas) que nos dirigen en muy poco tiempo al collado de Sant Sofí, encrucijada de senderos.

 

El imponente espolón del Cavall Bernat ante nosotros una vez en el collado de Sant Sofí

Continuamos en decidido descenso y por el mismo PR que nos conduce hacia el fondo del valle.

Nos topamos con una pista que seguimos en bajada por la derecha durante 1km y de nuevo en otro cruce, la derecha es la dirección a seguir pero en esta ocasión en ascenso.

300mts restan para dejar la pista y descender por la senda Histórica que encontramos perfectamente señalizada con paletas a nuestra izquierda. Este precioso sendero pasa por la única fuente del recorrido, la fuente de la Murta que apartír de ella sus aguas se canalizan por un antiguo acueducto hasta desembocar en unas balsas junto al monasterio.

Senda cerrada en vegetación con gran cantidad de Murta

Caminar junto al acueducto es una agradable sensación que despierta la curiosidad de saber más de aquellos moradores.

Balsa y monasterio

Jardín junto al monasterio

Ruinas del monasterio y al fondo la Cruz del Cardenal

Cruzando el puente de Felipe II que nos permite sin ningún problema pasar al otro lado del umbrío barranco de la Murta, continuamos por la pista hacia la derecha para llegar al punto de inicio en unos 1’2km.

 

  • Fecha de la excursión: 8-9-2012
  • Tipo de ruta: Ruta circular con ascensión
  • Nivel de dificultad: Moderado
  • Longitud: 8’1km
  • Desnivel acumulado de subida: 560mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 560mts
  • Tiempo en movimiento: 3h
  • Tiempo Total: 4h30’h
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

 

senderismo en Alcira

Clica en el gráfico

Podéis ver con Google Maps el punto de inicio de nuestra excursión de senderismo que se inicia en el aparcamiento del valle de la Murta.


Ver aparcamiento de la Murtaen un mapa más grande

Comenzamos la temporada, un paréntesis después de una apretada agenda senderista este verano y que mejor hacerlo que en buena compañía.
Me puse en contacto con José Maset del grupo Trotasendes Benicalap y cuadramos finalmente esta ruta que hemos echo en otras ocasiones pero que no nos importó en absoluto volver a repetir, la Murta es una de las zonas que te dejan buen sabor y deseas “relamerte” de vez en cuando y disfrutar de ella.
Comenzamos con un recorrido bastante asequible, aunque al inicio no lo parezca por su prolongada subida hasta la Orella d’Asé.
Disfrutamos de la compañía de  Maite, una nueva amiga  que espero se apunte a otras salidas que hagamos.
Después de facilitar nuestros datos en el punto de control e información, comenzamos subiendo por la senda de la Umbría, relativamente fresca a estas horas, aunque el grado de humedad dejaba empapado a más de uno.
Un pequeño respiro en el histórico collado del Pas del Pobre que además nos ofreció las primeras vistas hacia el valle de la Casella, dio paso después de una corta bajada, al siguiente tramo de subida que con algunos trechos de descanso, acabó en lo más alto de la primera de las Orejas del Asno que orientadas hacia el mar, parecen estar atentas para no perderse ningún sonido que provenga desde incluso más allá del horizonte.
Después de solucionar el “grave” problema del lugar ideal para el ansiado y bien ganado bocatazo, acabamos al refugio de la sombra a pocos metros de la cima.
Ya con nuestros cuerpos recuperados y calmadas las ansias por la incertidumbre, descendimos para volver después a subir sin esfuerzo a La Cruz del Cardenal, ya tantas veces tocada y tantas veces motivo de excursión por la zona.

Ya tocaba descender de las alturas y sumergirnos en uno de los tramos más bonitos del recorrido, la senda Histórica. Cubiertos por la aromática Murta, te das cuenta que el nombre de este valle no podía ser más acertado. La frescura del agua de  su fuente, a pesar de encontrarla mermada en estos tiempos de escasez y la canalización del coqueto acueducto que deja encantado a cualquier senderista que se precie. Como colofón, la visita a las ruinas del monasterio y su ajardinado y bucólico alrededor, todo un abanico de buenas sensaciones.

Como no podía faltar a una cita de senderismo, la culminación de tan magnífica jornada quedó como de costumbre en la búsqueda de la rubia más fresca…..

Fotos

 La jornada resumida en tres minutos