Ruta de senderismo en la comarca de la Safor, situada en el sureste de la provincia de Valencia, que partiendo de la población de Tavernes de la Valldigna, situado en un fértil valle rodeado de naranjos y muy cerca del mar, nos acerca a la cumbre de este territorio, el Montdúver con 841mts de altitud.

Esta ruta combina el trazado del PR-V51 con algunas de sus muchas variantes. Como digo, hay multitud de posibles alternativas con lo que debemos estar atentos en los desvíos.

El trazado de esta excursión es circular, pero deberemos desandar un tramo después de subir al Montdúver.

Podemos considerarla de dificultad alta, no por su dificultad técnica, de la que carece, sino por su longitud y desnivel acumulado.

Si tuviera que decir algo negativo de esta ruta, sin duda me inclinaría por el excesivo tramo de asfalto que recorremos una vez bajamos de nuevo al valle para llegar a Tavernes. Resalto “asfalto” porque en sí el recorrido lo hacemos entre interminables campos de naranjos y es una verdadera maravilla recorrer sus laberínticos caminos.

Es aconsejable ir provisto de agua ya que nos podemos encontrar que las fuentes que encontremos (una de tipo aljibe, otra en la que se recoge una filtración que sale de la roca y un nacimiento) puedan estar secas, además de no tener claro si son buenas para el consumo, sobretodo la del aljibe.

También hay que decir que pasamos muy cerca de otra fuente (font Nova) junto a la urbanización les Foies, donde podemos desviarnos por un momento en caso de necesidad.

En cuanto a la mejor época para realizar esta ruta, podría decir que evitáramos los días con más incidencia solar, ya que gran parte del recorrido lo hacemos desprovistos de sombra.

En la población de Tavernes de la Valldigna, nos dirigimos a la calle Matadero desde la que comenzaremos nuestra ruta. Cruzamos el puente sobre el río Vaca y enseguida llegamos a juntarnos con otra calle. Las dos tienen marcas del PR, la de la derecha será por donde volveremos mas tarde, ahora debemos seguir de frente.

Caminamos entre campos de naranjos, los cuales forman un impresionante manto en este valle.

Poco después, giramos a la izquierda, uniéndonos a favor de las canalizadas aguas del barranco del Badell. Seguimos en dirección al barranco que tenemos justo enfrente.

Giramos 180º para desviarnos enseguida a la derecha por una senda que comienza a remontar el barranco.

Esta, en múltiples lazadas nos adentra en ocasiones por zonas de umbría, para situarnos suficientemente elevados, como para divisar de frente y a lo lejos el pico del Montdúver y a nuestras espaldas, el magnífico valle con Tavernes a los pies de la gran mole del alto de las Tres Cruces.

Después de un buen rato, la senda se convierte en un camino mas ancho por el que rodeados de pinos continuamos poco más de 100mts para unirnos a otra pista en muy mal estado. Optamos por la derecha en ligera ascensión.

Nos dirigimos en dirección a una antena de TV, conectando con la pista que llega hasta ella, pero dejando la torre a nuestra derecha. Seguimos de bajada con vistas más amplias y con la silueta del Montduvér que no dejaremos de verla prácticamente a partir de ahora. Pasamos por una zona donde el último incendio ha dejado huella con los muchos pinos calcinados.

 

En una curva a la derecha se une otro PR, hay que estar atentos en este punto. Este PR se une por nuestra izquierda por medio de una senda, nosotros debemos seguir por la pista (aquí echamos en falta un panel de direcciones). Las marcas las veremos bastante mas adelante. Seguimos unos 3km mas por la pista, para llegar a una confluencia del PR y variantes, estamos en el camino de les Foies (hay panel). Este será el segundo punto común hasta el que volveremos después de subir al Montdúver, para tomar después dirección a Simat de la Valldigna.

Ahora debemos seguir de frente por la pista, para que en unos 100mts mas, giremos a la izquierda para tomar una senda que en poco tiempo pasa por la Font del Gos, (hay panel).

 

 

 

Ascendemos para llegar a una zona de rocas erosionadas en forma de losas, desde donde dispondremos de bonitas vistas hacia el Montdúver por un lado y el mar por el otro.

Llegamos a otro cruce de sendas. Este será el primero en volver después de bajar del pico, siguiendo por la derecha, dirección Font Nova. De momento seguimos de frente hacia la cumbre.

Con continuos ascensos y descensos dentro de un paraje de barrancos de rocas erosionadas y escasa vegetación, cruzamos otro PR que se une por la izquierda y siguiendo en ascenso, llegamos a salir a la pista asfaltada (hay panel), que por la izquierda nos llevará al pico plagado de antenas de telecomunicaciones después de varias lazadas.

El inevitable desencanto al culminar un alto y encontrarnos con esta cantidad de antenas, lo paliamos con las magníficas vistas que desde aquí se consiguen.

De bajada por el mismo lugar hasta el primer desvío descrito, tomamos como dije, sentido hacia la Font Nova, girando a la izquierda. Poco después y en un collado encontramos otro cruce en el que seguimos recto (hay paneles).

Llegamos a continuación a un depósito de agua, donde enlazamos con una pista que en poco nos acercará a las inmediaciones de la urbanización de les Foies, encontrándonos con la pista semi asfaltada que accede a ella (hay paneles).

Giramos a la derecha en ascenso para dejar mas tarde a la derecha el desvío por el que anteriormente fuimos a la font del Gos, llegando muy pronto al segundo cruce común, por donde en esta ocasión giramos a la izquierda, para dirigirnos como dije anteriormente, hacia Simat.

Ascendemos suavemente por un camino transformándose pronto en senda, pasando por dos casas en ruinas y unas colmenas. Comenzamos a descender para que posteriormente conectemos con una pista (hay paneles). Seguimos a la derecha cerca de 500mts para encontrarnos con otros paneles. Tomamos una senda que sale frente a nosotros y que nos baja por un bonito barranco, donde encontramos la font de la Escudella, un constante rezumar de la roca es recogida por una pequeña pila excavada en la roca.

Las vistas se abren hacia el valle ofreciendo una bonita panorámica hacia Simat y Benifairó de la Valldigna.

Un último y corto repecho nos lleva a salir junto a unos campos de naranjos (hay paneles). A partir de aquí, primero de bajada y luego llaneando, caminamos un largo tramo sobre el asfalto dentro de un laberíntico mar de naranjos. Seguimos las señales que en ocasiones echamos de menos, pasando también cerca de un humedal. Quizás el punto mas conflictivo puede ser cuando llegamos a la Fontarda (nacimiento de agua).

Nada mas sobrepasarla hay que girar a la izquierda, veremos las marcas un poco mas adelante. Cerca del final nos unimos al cruce por donde pasamos a principio, para que seguidamente terminemos la ruta cruzando el puente sobre el río Vaca.

  • Fecha de la excursión: 27-12-2008
  • Tipo de ruta: Ruta circular con ascensión
  • Nivel de dificultad: Moderado – Alto
  • Longitud: 27,29 Km
  • Desnivel acumulado de subida: 994 mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 994 mts
  • Tiempo en movimiento: 7h15′
  • Tiempo Total: 8h35′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO

Con Google Maps, podéis ver y calcular el acercamiento del punto de inicio de esta ruta de senderismo que se inicia en la población Valenciana de Tavernes de la Valldigna.


Ver Tavernes de la Valldigna en un mapa más grande

 

Esta es una de las rutas que teníamos en el tintero desde hace bastante tiempo y que hemos aplazado en algunas ocasiones. Aparte, es de las que nos deberíamos juntar gran parte del grupo, pero algo tiene esta ruta, por H ó por B, ó simplemente por la ya mas que demostrada y archiconocida ley de Murfi, nos quedamos para realizarla, Lute, José y el que relata.

Amaneciendo y recién llegados a Tavernes, buscamos el reconfortante sabor de un café mientras charlamos con el dueño del bar, entre otras cosas de sus años mozos en el que montado en bicicleta, hacía recorridos por toda la zona. Ya en marcha pronto recorremos los primeros campos de naranjos para subir después por la ladera de un barranco y pronto también nos damos cuenta de que la ruta no iba a ser un “paseo en barca”, cuando después de culminar este barranco, a lo leeejos divisamos la cumbre del Montdúver. Nuestro temor era que rompiera a llover en cualquier momento ya que las previsiones de la meteo y aspecto del cielo nos lo recordaba continuamente. Curiosamente no cayó ni una gota y pudimos disfrutar de un día ideal para realizar esta ruta. Un punto mal señalizado hizo que tomáramos el camino equivocado para subir al Montdúver, poco después y gracias a un excursionista del lugar que acompañado de Batiste, su pequeño y gracioso perro, nos saco de dudas y nos ahorró una posible “casiaventurilla”.

Un constante sube y baja nos llevó a brindar con cava (se nota la navidad) en el vértice del Montdúver, desde donde se obtienen majestuosas panorámicas del golfo de Valencia y sierras colindantes. Pasamos por parajes sorprendentes en los que de repente las erosionadas piedras, daban paso a un frondoso y húmedo sendero que disfrutábamos con paso relajado mientras veíamos las distintas especies de plantas.

Ya de nuevo en el valle, una larga caminata entre interminables campos de naranjos, nos llevó hasta Tavernes con la misma claridad del día como con la que comenzamos, en la penumbra.

 Fotos