Al gigante de piedra dormido, lo has visto en innumerables ocasiones…..Pero te has atrevido alguna vez a  recorrer su escabroso cuerpo tendido?.

 

     Al fondo el Montgó desde la cresta Sierra Segaria

Excelente jornada de senderismo por una de las muchas  sierras crestadas de la provincia de Alicante, en esta ocasión hablamos de la sierra Segaria. Desconocida para muchos excursionistas, aunque en innumerables ocasiones pasemos junto a ella cuando transitamos en nuestro coche por la nacional 332 ó la autopista AP7 a la altura de El Verger.

Esa primera imagen de la sierra que ya desde lejos y  haciendo uso de nuestra imaginación, vislumbramos el perfil de una cara de persona….El gigante de piedra dormido.

Esta pequeña sierra queda situada muy cerca de la costa y  a su vez orientada perpendicularmente a ella, motivo que propicia grandes contrastes en cuanto a vegetación entre una vertiente y otra, o lo que es lo mismo, su cara norte y la sur. Además, al no disponer de ninguna formación montañosa que nos impida ver íntegramente la línea de costa, las inmejorables panorámicas que nos ofrecerá del amplio entorno costero y sierras limítrofes, serán sencillamente increíbles.

Queda dividida en varios términos municipales de la comarca de la Marina Alta, estos son Sanet y Negrals, Beniarbeig, Ondara, El Verger, El Ráfol d’Almúnia y Benimeli, esta última población será nuestro punto de partida y final de la ruta de senderismo que os proponemos (ver acercamiento al punto de inicio).

En este itinerario circular, ascenderemos a la cima más alta de la sierra, la del Segaría, con 508mts de altitud. También haremos lo propio con otra de 483mts. Visitaremos cuevas y simas, como la del Morro de les Coves y la Cova del Bolumini. Tanto la Cova Bolumini como la subida a los picos quedan totalmente a nuestra elección a la hora de incluirlas en nuestro itinerario.

El recorrido circular aprovecha en gran parte el sendero de pequeño recorrido PR-CV 415 con las homologadas marcas blanco-amarillo que circunda esta sierra y ofrece varias alternativas de recorrido, además de acercamientos a distintos puntos de interés.

Otro de los trazados de senderismo señalizados que aprovecharemos, es un corto sector del SL-CV 109 (marcas blanco-verde). Aprovechamos también un sendero con marcas de flechas amarillas. El único sector que no dispone de señalización corresponde a la última parte de la subida a la cima de menos altura.

Aunque no tiene problemas en su seguimiento, si es un recorrido que puede ser duro para senderistas poco preparados físicamente o que no dominen el caminar saltando piedras y rocas.

No es aconsejable elegir las épocas de más calor para hacer esta excursión, puesto que carecemos de sombra en casi todo el recorrido. Tampoco es recomendable hacerlo con lluvia o inmediatamente después de ella, puede ser motivo de numerosos resbalones.

Por último, encontramos fuentes en dos puntos del recorrido, primero una en la vertiente norte (fuente de Catalá) y otras en su lado sur, dentro del área recreativa (Parque Segaría), aunque en esta segunda ocasión es muy posible que las fuentes carezcan de agua, así que hay que tenerlo en cuenta y prever suficiente agua al partir de la primera fuente, ya que nos queda todavía mucho por recorrer.

 

Vamos a iniciar nuestra jornada de senderismo en la plaza Mayor de la pequeña población de Benimeli, donde se ubica el ayuntamiento.

Nos dirigimos en sentido noreste, para cruzar el pueblo y situarnos en su parte alta, donde encontramos la vía crucis.
Ascendemos por él ayudados por tramos de escalinata que nos dirige al recinto de aguas potables. Nada más pasar esta construcción, giramos a la izquierda para tomar un sendero marcado como SL (Blanco-verde).

Una antigua prensa para elaborar el aceite de oliva queda situada en el inicio del vía crucis.

Al fondo la doble cumbre del Cavall Verd, visto desde el vía crucis.

Este sendero marcado corresponde al SL-CV109 y asciende por el lado derecho de un barranco según la marcha, barranco que hemos visto claramente antes incluso de llegar a Benimeli.

Vemos aparecer un conjunto de antenas de comunicaciones en lo más alto, hasta allí nos dirigimos pero antes culminamos en el collado del Pas de Benimeli, donde existen un par de pequeños pozos de agua. Allí también nos encontramos con el trazado del PR-CV415.
Este será el punto común en nuestra ruta, de vuelta vendremos por la otra vertiente del collado.

Solapados ambos senderos señalizados, los continuamos tomamos la dirección evidente para ascender hacia las antenas.

Llegamos al collado del Barranc de Ramón y con él obtenemos nuevas y magníficas vistas hacia la costa y el Parque Natural de la marjal de Pego y Oliva.

Continuamos el ascenso con marcas del PR en dirección a las antenas para rebasarlas y tomar un sendero aéreo que nos permite disfrutar de inmensas panorámicas hacia el valle del río Girona. En las inmediaciones existen restos de un poblado Íbero.

Delante de un afilado pico, descendemos hacia la vertiente norte.

Aparece mayor vegetación, pudiendo encontrar, gran cantidad de plantas y arbustos, entre ellos un gran número de Palmitos (Chamaerops Humilis), muchos de ellos de gran porte.

La frondosidad nos cubre en ocasiones

Llegamos a un cruce señalizado, descendiendo primero a la fuente de Catalá.

Retornamos y llegamos enseguida de nuevo al cruce que seguimos a la izquierda en dirección al Morro de les Coves.
Nuevas y constantes vistas hacia el mar y la marjal, deleitan nuestra vista mientras ascendemos con moderación por un vergel a la sombra de la gran cresta de rocas.

Vemos aparecer otro afilado espolón que nos invita a conquistarlo. Este será nuestro próximo objetivo, para ello nos desviaremos más adelante hacia la derecha en otro cruce señalizado que asciende hasta el collado que vemos delante.

Una vez alcanzado el collado, nos cruzamos con una senda. El PR gira a la derecha pasando primero por el Portet d’Ondara (paneles) para ascender al vértice geodésico del Segaria, punto más alto de nuestra ruta y de la sierra. En nuestro caso hemos elegido subir primero el de menor altura que nos queda a nuestra izquierda y más tarde y después de lograr nuestro primer destino, descenderemos de nuevo por el mismo lugar para ascender a lo más alto de la sierra.

El primero de los objetivos

Subimos sin sendero y saltando entre las rocas.

En la primera cumbre con el Montgó al fondo.

Descendemos de nuevo para ascender al pico Segaria.

Pasamos primero por el Portet d’Ondara

Seguimos las marcas del PR en las rocas y sin sendero.

La acostumbrada caja donde poder dejar huella de nuestro paso por allí.

En lo más alto

Bonita cresta

Después de disfrutar inmensamente de estas vistas, descendemos de nuevo pasando por el mismo collado y continuando en descenso hacia la izquierda también por el mismo trazado hasta el cruce señalizado que dejamos anteriormente. Aquí giramos a la derecha y continuamos el sendero que se dirige en dirección al mar.
Más adelante nos volvemos a topar con otro cruce señalizado, en este caso se trata de una alternativa para llegar a la Penya Roja. Lo dejamos para otra ocasión y continuamos por la derecha.

Estamos recorriendo la última parte de la sierra y progresivamente de bajada vamos dándole la vuelta para adentrarnos en su vertiente sur, más seca y soleada, con lo que la vegetación cambia significativamente a menos.

Llegamos al conjunto cárstico del Morro de les Coves, donde podemos ver varias cuevas y abrigos.

Llegando

Continuamos y ya hemos cambiado totalmente de vertiente, observando claramente la dirección a seguir, el collado del fondo será el lugar a donde nos dirigimos.

En nuestro descenso nos cruzamos con una antigua canalización de aguas, para toparnos finalmente en una pista que continuamos por la derecha. Sin dejar la pista que toma algo de altura, pasamos por una cantera abandonada.

Y más tarde por el área recreativa (Parque Segaria). Pronto y siguiendo las señales del PR, nos vemos caminando por dentro de una antigua canalización ya en desuso.

Pepe recuperando fuerzas en el área recreativa.

El cómodo caminar por esta vieja construcción, pronto nos lleva a otro cruce, donde podemos optar por acercarnos a un conjunto hidrológico (izquierda) y posteriormente subir hasta el collado siguiendo el ramal de PR que accede hasta allí arriba. Nosotros optamos por seguir de frente continuando por la canalización, también con señalización de PR, encontrándonos pronto con otro desvío. Se trata de la alternativa opcional para subir a ver la Cova Bolumini y una sima que se encuentra muy cerca de ella.
La visita requiere un esfuerzo más. Desde la cueva no existe conexión hasta el collado que nos interesa llegar, solo veremos un enlace hasta el Portet de Beniarbeig, así que deberemos descender de nuevo hasta el cruce con la canalización.

Cova Bolumini

Seguimos ahora por la canalización sin señalización de PR pero en la que hay escrito con pintura amarilla “racons“. Durante todo este trayecto, primero por la canalización y luego por senda hasta el collado, seguiremos unas flechas amarillas pintadas.

La senda cruza el barranco y a continuación pasa bajo una higuera.

El collado al que finalmente llegamos

Una vez en el collado, descendemos por el mismo sendero que ya conocemos hasta Benimeli.

  • Fecha de la excursión: 30-4-2012
  • Tipo de ruta: Ruta circular
  • Nivel de dificultad: Moderado-Alto
  • Longitud: 14’8km
  • Desnivel acumulado de subida: 1200mts
  • Desnivel acumulado de bajada: 1200mts
  • Tiempo en movimiento: 5h30′
  • Tiempo Total: 7h30′
  • POR VUESTRA SEGURIDAD ES MUY IMPORTANTE QUE LEAIS ESTO
senderismo en Alicante

Clica en el gráfico



Podéis ver con Google Maps, el acercamiento en coche desde la N-332 hasta el punto de inicio situado en la plaza Mayor de la población de Benimeli.



Ver Benimeli en un mapa más grande


Hace mucho tiempo que he oído hablar muy bien de esta sierra y no se porque la he dejado de lado tanto tiempo. La última vez, no hace mucho me lo recordó mi amigo Juanjo del grupo Singuías, con el que Pepe Ruiz y yo acudimos junto a otros nuevos amigos a realizar y la ruta del Cavall Verd. A partir de ahí se afianzó más la idea de escudriñarla, solo bastó el pequeño empujón de mi compañero Pepe Ruiz para dejar atrás otra de las “pendientes”. Este sábado pasado y por fuerza mayor, no pudimos acudir a la cita con los compañeros de Trotasendes Benicalap, así que mis compis de grupo hicieron marcha por otro lado mientras yo curraba como un poseso. Me iba a desquitar este lunes que aprovechando el puente, tiraría de Wikiloc para ver que se cocía por aquella, hasta entonces desconocida sierra. Entre todos los tracks vistos, me decidí finalmente por un combinado entre el de Santiago López y jvramos.

Finalmente y como suele pasar, añadimos nuestra particular aportación para quedar un recorrido un tanto modificado respecto al que llevaba grabado en el gps.

Si tuviera que valorar esta excursión….Bueno, ya conocemos algunas cosas de Alicante y todas ellas de indudable belleza y aún más, de fuertes emociones, lo que viene siendo el concepto de Casiaventurilla. Esta ruta en cuestión no se va un ápice de esta línea marcada, Crestas y cimas en toda regla, cuevas y simas, barranco frondoso, gran contraste entre la solana de la cara sur y la umbría de la norte, sin olvidarnos de una variada flora que en primavera rompe en colores, teniendo además un endemismo de esta sierra, la Bracera major o de Segária (Centaurea Segariensis). Con todo este escaparate, no se vosotros pero a nosotros nos ha parecido una jornada de cinco estrellas….ó más acorde al senderismo,  “cinco botas”.

Fotos

La jornada resumida en un minuto